Entre impedimentos y recusaciones se dilató el debate de las objeciones de la JEP en el Senado

Foto: Twitter/SenadoGovCo

El debate que buscaba tramitar las objeciones presidenciales a la ley estatutaria de la JEP se quedó estancado debido a la cantidad de impedimentos, recusaciones y altercados que se presentaron durante la sesión.


Por: Redacción 360 Radio

Los congresistas estuvieron en plenaria por más de ocho horas y no se logró avanzar en el debate.

Ernesto Macías, presidente del Senado, recusó al senador del Polo Democrático Iván Cepeda, por no haberse declarado impedido cuando inició el debate, debido a que su esposa trabaja en la Unidad de Investigación de la JEP.

“Usted sabe bien que el cargo que ocupa mi señora esposa en la justicia especial no tiene absolutamente nada que ver con lo que estamos discutiendo y por eso no me he declarado impedido. Usted prefiere el método arbitrario”, respondió el senador del Polo ante la acción emprendida por Macías.

Esa no fue la única recusación. Por eso, la plenaria decidió que la Comisión de Ética revisaría estas acciones jurídicas para luego reabrir el debate.

Los senadores recusados fueron: Álvaro Uribe Vélez, Iván Cepeda, Roy Barreras, Ernesto Macías, Laureano Acuña, Fernando Araújo y Ciro Ramírez, quienes tendrán que esperar la decisión de la Comisión de Ética del Congreso para ver si pueden participar de la nueva sesión pactada para el martes 30 de abril a partir de las 2:00 p.m.

Varios congresistas solicitaron que se retiraran las objeciones para poder avanzar en el debate, pero los promotores de estas no aceptaron la petición y por eso pasaron a estudio de la Comisión de Ética.

Otros congresistas catalogaron esta sesión como “la más viciada de la historia”, rechazando la cantidad de inconsistencias que se presentaron durante el desarrollo de la plenaria.

“Aquí hay una confusión entre lo que es un impedimento y lo que es una recusación. Personas que estaban impedidas hablaron y actuaron y después les revocaron el impedimento y a otros que no lo tenían los recusaron y en esas acciones por lo menos se violó el reglamento unas 100 veces. Creo que la sesión está viciada y da para que al menos ocho o diez personas pierdan la investidura”, avisó el senador del Partido de La U Armando Benedetti.

Desde el Centro Democrático siguen sosteniendo que por lo menos dos objeciones deben ser aprobadas en el Congreso, pues consideran que la extradición y los colados son temas vitales que requieren modificaciones en la JEP.

Además de las objeciones, la plenaria tuvo que resolver antes 15 impedimentos, entre los que estaban los requerimientos del partido Farc y algunos senadores que tienen vínculos con personas investigadas por narcotráfico.