Envían a la cárcel a exoficial del Ejército por presunta responsabilidad en masacre de Pueblo Bello

Foto: Colombiaplural.com.

La investigación está relacionada con la masacre de 43 personas en el corregimiento Pueblo Bello del municipio de Turbo (Antioquia), perpetrada por integrantes de la denominada Casa Castaño.


Por: Redacción 360 Radio

La Fiscalía General de la Nación impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en contra del exteniente del Ejército Nacional Fabio Enrique Rincón Pulido, de 54 años de edad, como presunto responsable de homicidio múltiple agravado, desaparición forzada agravada, terrorismo y tortura.

Los hechos investigados por un fiscal de la Dirección Nacional Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos ocurrieron la noche del 14 de enero de 1990, cuando un grupo denominado Los Tangueros, al mando de Fidel Castaño Gil, irrumpió en el caserío y se llevó por la fuerza a las víctimas, quienes fueron señaladas como colaboradoras de la guerrilla.  Esa misma noche, los victimarios se dirigieron en tres camiones a la finca Las Tangas ubicada en el municipio de Valencia (Córdoba), de propiedad de los hermanos Castaño Gil, donde torturaron y asesinaron a todos los retenidos.

Los investigadores establecieron que el entonces teniente Rincón Pulido no solo habría levantado un retén militar para facilitar la acción criminal, sino aparentemente escoltó los vehículos utilizados para transportar a las víctimas. El puesto de control que estaba ubicado a la salida del municipio de San Pedro de Urabá fue desmontado de manera inexplicable la noche de la incursión paramilitar.

El oficial retirado fue capturado por servidores del Cuerpo Técnico de Investigación el pasado 20 de junio en el municipio de Chiquinquirá (Boyacá) y permanece recluido en una cárcel para miembros de la Fuerza Pública en la capital de la república. La investigación penal se adelanta bajo los parámetros de la Ley 600 del año 2000.

Por la masacre de Pueblo Bello la Fiscalía General de la Nación ha obtenido 28 sentencias condenatorias, cuyas penas oscilan entre los 25 y los 60 años de prisión.  Al proceso están vinculados siete militares.