EPM beneficia a 40.000 personas con sus nuevas medidas frente a la contingencia del Covid-19

FOTO POR: PORTAFOLIO

Teniendo en cuenta la emergencia sanitaria presentada por la propagación del Coronavirus y las medidas establecidas por el Gobierno Nacional, EPM  adoptó este lunes 23 de marzo a través de un decreto expedido por Álvaro Guillermo Rendón López, Gerente General De la compañía, en el que toman medidas extraordinarias con respecto a los servicios públicos domiciliarios.

Desde la fecha y durante la duración de la cuarentena por la vida obligatoria por parte del Gobierno Nacional, EPM suspenderá el cobro de los intereses de mora originados por el no pago de los servicios de energía, gas y alcantarillado generados o que se generen durante la emergencia y hasta por un mes después de que se levante la medida de alisamiento preventivo. Esto rige solo a clientes residentes.

Adicionalmente suspenderá el abono automático del 10% a la deuda pendiente, que normalmente se hace en las recargas de Energía Prepago y Agua Prepago, para así poder brindar este valor al consumo de las personas, y se congelará las cuotas de financiación de todos los créditos, incluido el de la tarjeta SOMOS durante el período que se extienda la medida gubernamental.

La recensión de los servicios de energía y gas a los clientes residenciales, será de manera inmediata y automática, además la reinstalación de los servicios con más de siete meses de retraso en el pago se adelantará previamente con la solicitud de los usuarios. Adicionalmente la empresa no realizará suspensión de sus servicios a los clientes residenciales ni a los comerciales. La medida se hará extensiva al servicio de energía que garantiza el bombeo del agua en los acueductos veredales.

La entrega de la factura seguirá siendo una forma de control para ayudar a la racionalización del uso de los servicios, estos seguirán siendo contabilizados y podrán ser financiados bajo condiciones específicas, una vez superada la emergencia.

También trabajó para habilitar el servicio de acueducto a 9.500 familias que lo tenían suspendido por falta de pago y en las siguientes semanas revisará cerca de 16.400 predios que lo tienen cortado por una mora superior a siete meses. Esta decisión beneficia cerca de 40.000 personas en el área metropolitana del Valle de Aburrá y las subregiones del Oriente, Urabá y Occidente antioqueño, donde el Grupo EPM presta sus servicios de acueducto.

La Empresa continúa en el análisis de diferentes alternativas que buscan beneficiar a la comunidad y siguen trabajando en mejorar sus servicios de acuerdo a la contingencia generada por el Coronavirus y hacen un llamado a todos aquellos que puedan continuar pagando su factura cumplidamente, para que lo hagan de manera responsable y poder cubrir a quienes realmente lo necesitan.