“Es indispensable la privatización de las telecomunicaciones en Colombia”, Alberto Samuel Yohai

El presidente de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones explicó las problemáticas que existen en el tema de la privatización de las telecomunicaciones. También considera de vital importancia la creación del regulador convergente, para lo cual ya hay un ponente único establecido en el Senado de la República.


Revista 360: La Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones está cumpliendo 25 años, ¿cómo repasa usted todo este tiempo y qué visión tienen a corto y largo plazo?

Alberto Samuel Yohai: Diría que no estamos cumpliendo 25 años sino nuestros primeros 25 años, porque claramente esperamos que esta agremiación siga creciendo y trabajando por el bien del país y del sector de las tic, específicamente por mucho más tiempo.

Tengo el orgullo y privilegio de presidir la Cámara desde hace más de seis años, soy el tercer presidente que ha tenido la agremiación en 25 años de existencia, cosa que ha mostrado una cierta continuidad, la cual creo que ha sido muy sana. En estos últimos seis años ha habido un crecimiento muy grande en cuanto al número de afiliados.

Se trata de seguir trabajando por el bien del sector. Por supuesto, como toda agremiación, nos corresponde mucho trabajarle a temas de políticas públicas, no solamente sugerirlas, sino asegurar que se vuelvan una realidad. Trabajamos muy de cerca con el Gobierno Nacional y con los honorables miembros del Legislativo, y por su puesto estamos aquí para asegurar que el sector pueda generarle valor a todos los sectores de la economía.

360: Una de las recomendaciones de la OCDE es la creación de un regulador convergente. ¿Qué va a perder el país si no aprueba dicha creación?

S.A.Y.: Perderíamos la oportunidad de ser un foco para recibir inversión muy importante de alrededor del mundo. Recibir inversión es importante porque la calidad del servicio en nuestras comunicaciones incrementaría. La cobertura también va a estar en riesgo porque es muy diferente la red que yo voy a extender a lo largo y ancho del país cuando tengo 30 años para amortizarla, que cuando me mantengo solamente en los diez años que todavía tenemos.

Definitivamente estarían perjudicando a todos los colombianos no aprobando esta ley porque se demorarán mucho más en llegar nuevas generaciones de tecnología o de telecomunicaciones, como 5G y todo lo que se viene después.

Le diría a los legisladores que no pongan en riesgo la televisión pública y sus canales regionales que puede llegar a quedar desfinanciada, donde no hayan unos pisos garantizados como sí los garantiza la ley y hoy por hoy está descubierta la televisión pública.

Cada semana que va pasando siento que estamos más cerca de volver esto (creación de regulador convergente) una realidad. El Gobierno lo presentó sin mensaje de urgencia, pero ya llegó ese mensaje; ya hay un ponente único establecido en el Senado de la República y ese mensaje de urgencia pasó de estar en la presidencia de la Cámara de Representantes y ha bajado a la comisión del Senado para nombrar dicho ponente. Claramente hay avances y esto está caminando.

360: ¿Qué opina de la privatización de las telecomunicaciones?

S.A.Y.: Colombia es un país bien extraño en ese sentido. Es cierto que el jugador más grande del mercado está en manos de privados. Eso da para dos problemáticas: que el ADN del sector público no es invertir en empresas que pueden y deben ser exitosas en mercados que son viables sin la participación del sector privado, tal y como pasa con las telecomunicaciones en toda la región y en el mundo entero.

En segundo lugar, se presta para un arbitraje regulatorio muy importante, algo que está pasando. El año pasado fueron miembros del Concejo de Medellín a la honorable Comisión Sexta de la Cámara de Representantes para abogar el por qué no hace falta adjudicar la banda de 700 megahercios en Colombia, cuando lo único que lleva el sector de las TIC clamando, gritando, es la necesidad de adjudicar el espectro de la banda de 700.

No sé cuáles son los conocimientos técnicos en los que se está basando la presidente del Concejo de Medellín para abogar por qué no se requiere de eso. Le creo a los miembros del sector y a las empresas que llevan centenas de años inventándose la tecnología alrededor del mundo cuando se trata de entender cuáles son las necesidades de este sector.

Desde la CCIT, insistimos que se requiere una inversión de capital público de este sector de la economía. Capitales tanto del Gobierno Nacional como de gobiernos regionales y municipales, y eso lo sostendremos hasta el final de nuestros días porque esta sobreinversión de capital público en las telecomunicaciones está perjudicando la cantidad de inversión de capital que está llegando.

Es interesante llegar a un país donde un competidor tuyo tiene inversión del Estado del cual dependen las reglas de juego. Eso da para distorsión, y si a eso le sumamos las capitalizaciones que han tenido que hacerse en repetidas ocasiones de dineros públicos…

360: Los colombianos con la última reforma tributaria capitalizaron Telefónica…

S.A.Y.: Yo diría que no con la reforma tributaria pero la capitalizamos, y de ahí también el Gobierno necesitaba obtener recursos de dicha reforma. Sería una imprecisión decir que la reforma tributaria fue para eso…

360: Lo decimos porque el exministro de Hacienda Mauricio Cárdenas en su momento dijo que había una parte de la reforma tributaria para eso…

S.A.Y.: Pero claramente los contribuyentes colombianos nos metimos la mano al dril para poder salvar a Coltel Movistar que ya estaba en causal de disolución. Es una inversión que hizo el Estado hace más de diez años y que en ese periodo el mismo Estado no ha recibido un centavo de dividendos por esa inversión. Es un capital atado que no está siendo productivo.

El ministro Cárdenas al final de la administración Santos contrató tres bancas de inversión para realizar la valoración y hacer el proceso de venta, lo cual celebramos en su momento y que le corresponderá el Gobierno del presidente Duque y al ministro Carrasquilla determinar si efectivamente eso se va a llevar a cabo o no.

Sería beneficioso para el sector eliminar esa distorsión del mercado. Que haya un Estado que sea juez y parte, siendo inversionista y regulador, y esta es otra de las recomendaciones que en el año 2014 hizo la OCDE pero que todavía no se ha cumplido.

Esta publicación hace parte de la tercera edición de la Revista 360, la cual puede encontrar en el siguiente enlace: https://issuu.com/revista_360/docs/revista_360_edicion_3-2