Es Miguel Uribe el alcalde que necesita Bogotá

Los ciudadanos tienen que entender y aprender que no se pueden volver a equivocar con decisiones que atentan contra la misma vida de quienes habitan en la capital. Tener un mal gobernante – que hay de todas las clases – no solamente originará que la ciudad no avance, sino que la calidad de vida siempre vaya a menos.


Por: Andrés Felipe Gaviria

Mi esperanza y confianza en la sociedad colombiana, tengo que ser sincero, desfallece continuamente el mayor número de veces, para mí desconsuelo, porque no entiendo el comportamiento de quienes tienen en su poder la toma de decisiones más importantes, saber quién los va a gobernar, quién va tomar las riendas de ese territorio en el que vive.

En ocasiones en la empresa privada, desde la más pequeñas, hasta la más gigantesca, se ponen miles de filtros para escoger un empleado e incluso, si se me permite, hasta para escoger una empleada del servicio doméstico. Todos queremos a la mejor persona Queremos que sea honesta, sincera, responsable, que sepa lo que está haciendo y que nos de buenos resultados. No entiendo por qué ese mismo esquema de selección no se traslada cuando van a escoger gobernantes.

No, parece que se ponen menos filtros, parece que es más importante una persona que se ría mucho, que cuente chistes, que sea muy amable, que haga otro tipo de actividades, excepto la de tener la capacidad para gobernar.

Bogotá es una ciudad que venía en un letargo de más de doce años. Enrique Peñalosa, si bien no fue un gobernante perfecto, porque nunca lo habrá, logró devolverle la esperanza a la capital. Llevó más de 2.500 obras a todas las localidades y los barrios de la ciudad. Dejó obras de infraestructura marchando que los bogotanos no veían hace más de 14 años, además, regresó una confianza que se había perdido entre ciudadanos e institucionalidad, donde realmente había una alcaldía no demagógica pero si preocupada y cercana al ciudadano, lo que garantiza modelos de gobernanza exitosos.

Estoy seguro cien por ciento que Miguel Uribe Turbay será un alcalde mucho mejor que Enrique Peñalosa. Porque tiene la capacidad probada de gerencia, ejecución, de ser una persona transparente que no tiene una sola investigación, que ha manejado grandes presupuestos durante su trayectoria, como lo fue haber sido Secretario de Gobierno de la administración que va terminando.

Los bogotanos no se pueden poner a improvisar y seguir yendo por las aguas tibias, por las opciones timoratas, por opciones demagógicas que no saben de dónde vienen ni hacia dónde van, o eso dicen, porque esconden su pasado y sus aliados, piden apoyos políticos por debajo de la mesa pero luego dicen que no tienen algún político que los acompañe. Son personas que cuando han tenido la oportunidad de ejecutar algo, han sido sancionados. Las otras opciones son realmente cartas que a los bogotanos nos les conviene.

Si ponemos en una mesa la hoja de vida de los tres candidatos, personalmente me genera más confianza, tranquilidad y seguridad la hoja de vida de Miguel Uribe Turbay. Él no es el candidato de Álvaro Uribe, tampoco de la derecha, el centro, la izquierda o las maquinarias políticas.

Miguel Uribe es el candidato de los ciudadanos que están en la legalidad, que son empleados, que tienen que luchar por su sustento día a día. Personas dedicadas e incansablemente trabajadoras. Son los que tienen desde su pequeña empresa, hasta los que tienen las más grandes compañías de la capital y del país, todos con un común denominador, quieren siempre que a la ciudad le vaya bien, que al país le vaya bien, que como todos están en la legalidad, quieren una ciudad que crezca en obras de inversión para la educación, salud, infraestructura, movilidad, un mejor aire, son personas que tienen familias que quieren que crezcan en un ambiente sano, en espacios libres de drogas, que puedan hacer ejercicio sin temor a que los vayan a asaltar en alguno de los parques o ciclorrutas.

Miguel Uribe es el candidato de las personas que quieren una mejor Bogotá con legalidad, seguridad, emprendimiento, transparencia, con un gobernante real, efectivo y que de resultados.

Por eso mi invitación, es a que los ciudadanos de la capital lean las hojas de vida, escuchen la trayectoria de cada uno de los candidatos, revisen la coherencia que han tenido a través de sus acciones y sus palabras, para que elijan la mejor opción, que en mi concepto, es Miguel Uribe Turbay.

Si tuviese que escoger a un presidente para una de mis empresas, sería Uribe Turbay, simplemente porque quiero el mejor y Bogotá también lo merece.