Esta es la razón por la que enero parece un mes ‘eterno’

Compartir

Muchos se preguntan por qué enero parece un mes ‘eterno’, algo común después de las festividades decembrinas pero que no tendría mucho sentido si se tiene en cuenta que algunos otros meses también tienen 31 días, entonces, ¿cuál es la diferencia?


Por: Redacción 360 Radio

Enero del 2020 no es el único que aparentemente se percibe muy largo; enero del 2018 también se sintió igual, es más, una portada de The New York Times en ese año tuvo una popular caricatura de Roz Chast que ilustraba lo largo que podría ser el mes.

Esta particular sensación tiene una explicación científica. Cuando las personas están en diferentes actividades que los hace feliz como pasar las festividades con la familia o amigos, el tiempo parece que corriera más rápido, mientras que, la inactividad y la soledad, genera la impresión de que el tiempo corre más lento.

Diversos experimentos científicos han demostrado que la sensación de bienestar tiene efectos en la forma en como las personas sienten el tiempo, pasar de la felicidad en diciembre, a retomar las actividades, sea estudio o trabajo en el mes de enero, es regresar a la ‘realidad’.

Zhenguang Cai, quien tiene un doctorado en Psicología Experimental de University College London y está especializado en la percepción del tiempo, declaró a un portal que “es posible que el reiniciar el trabajo luego de las vacaciones de Navidad lleve mucho aburrimiento, comparado con la diversión que se siente durante Navidad, lo que puede llevar a tener la impresión de que el tiempo pasa más lento en enero”.

Le puede interesar:  Pequeños accionistas de Ecopetrol se pronuncian por informe de Control Risks y envian fuerte mensaje a Roa

La dopamina, neurotransmisor que afecta la percepción del paso del tiempo, es la que influye en la visión subjetiva que se tiene sobre cómo enero pasa más lento que otros meses, esto fue comprobado por un grupo de científicos del Centro Champalimaud de Portugal, quienes demostraron la relación entre la actividad de la dopamina y la sensación del paso del tiempo.

Si usted también es de los que siente que enero va muy despacio y el mes es ‘eterno’, es porque su cerebro apenas se está acostumbrando a que finalizó la temporada de vacaciones y es necesario regresar a la realidad.

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]