“Exigimos respuestas eficaces del Gobierno en cuanto al asesinato de líderes sociales”, María José Pizarro

Foto: Cortesía

La representante a la Cámara, María José Pizarro, se refirió a la implementación del acuerdo de paz con las Farc y a los asesinatos de líderes sociales en el país. También explicó qué deben hacer como coalición para ser opción de gobierno en el futuro. Así mismo, habló sobre el proyecto hidroeléctrico de Ituango, en Antioquia.


Revista 360: ¿Cómo ha sido su primera experiencia como representante a la Cámara?

María José Pizarro: Ha sido una experiencia fascinante desde la campaña misma, estuve conversando mucho con la gente en sus territorios, acercándome a sus problemas más cotidianos, a sus premuras del día a día de los cuales no soy ajena, y pienso que ahora desde esta distinción y desde esta voz que me otorgó la gente debo responder a ese gran compromiso de trabajar por el mandato que me dieron. Saben que la misión del Congreso es legislar y que ello no resuelve de manera inmediata las demandas ciudadanas, pero sí es importante tener allí alguna incidencia y ser la voz de la gente. He dicho que mi trabajo será con un pie en el Congreso y otro en la calle porque reconozco que la política tiene sentido en la medida que su centro sea la gente y su razón de ser sea mejorar la vida de todas y todos.

360: Usted ha señalado que es necesario dejar la etapa de la polarización, pero ¿cómo ha sido convivir y debatir ideas en un Congreso con diferencias tan marcadas?

M.J.P.: Todo el mundo reconoce que este es un Congreso que en alguna medida se ha renovado, incluyendo a minorías y nuevos partidos. Tenemos hoy a líderes desmovilizados de la antigua guerrilla de las Farc haciendo política. Ellos cambiaron las armas por las palabras y eso es un ‘hit’ y un ejemplo para el mundo, y eso, precisamente, nos tiene que convocar a trabajar y tramitar las diferencias mediante el debate y los argumentos. Desde esas diferencias argumentativas tenemos que tramitar lo que mejor le convenga al país. Es urgente y necesario que la ciudadanía siga empoderándose, se interese por el debate político, se informe y participe a través de su voto en lo que mejor le conviene al país.

360: ¿Cuál es el balance que hace después de este tiempo de la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno Nacional y las Farc?¿Volvería a decirle sí a la paz?, si es así, ¿por qué?

M.J.P.: Es bien sabido que la guerra es el fracaso de la política. En la guerra somos más los que perdemos y casi siempre son los más pobres y
vulnerables. Las mujeres hemos estado a la vanguardia frente a priorizar la salida política al conflicto que por casi un siglo nos ha sumido en el atraso, la pobreza, la inequidad y la corrupción. Hemos perdido demasiado con esta guerra. Creo sinceramente que la firma del Acuerdo de Paz ha sido uno de los logros más importantes de estos últimos 50 años y no sólo para el país, sino que ha sido un ejemplo para el mundo entero. Por el contrario, la implementación que considero un cambio significativo en la presencia y acción del Estado en los territorios históricamente abandonados, no se ha dado. El país sigue teniendo una deuda gravísima en el tema de la redistribución de la tierra; es urgente una mayor y más amplia participación en la política y frente al tema de garantías de seguridad, estamos viendo un nuevo y sistemático genocidio de líderes sociales, sin descontar que la desmovilización y reinserción de los excombatientes está resultando ser un fracaso.
El presidente Iván Duque tiene la obligación no sólo política, sino ética e histórica de cumplir con lo pactado y sacar adelante esta implementación y nosotras y nosotros, desde el Congreso, específicamente, desde la Comisión de Paz, estaremos atentos y vigilantes para que lo pactado
se cumpla.
Sabemos que la paz va más allá del Acuerdo, se necesita que el Estado llegue de manera contundente a las regiones y que los derechos fundamentales se cumplan para el grueso de la población.

360: Representantes de la oposición han liderado el debate sobre el asesinato de líderes sociales en Colombia con el fin de establecer acciones concretas contra la problemática. ¿Cuál es el panorama de la problemática y qué medidas han logrado impulsar?

M.J.P.: Hemos venido denunciando con la representante Ángela María Robledo, los senadores Aida Avella y Gustavo Bolívar y con otros congresistas de nuestra bancada Decentes, del Polo Democrático y del Partido Verde, tanto en Cámara como Senado, el nuevo genocidio que
significa el asesinato de más de 343 líderes sociales y defensores de derechos humanos en los últimos dos años (Defensoría del Pueblo, enero 1 de 2016 y agosto de 2018), o sea, después de la firma del Acuerdo de Paz. Exigimos respuestas eficaces del Gobierno y la puesta en marcha de un registro único que dé cuenta de las agresiones a líderes y defensores de derechos humanos tal como lo solicitó la Procuraduría el año pasado (Directiva 002 de 2017).
La respuesta del Gobierno Duque ha sido estigmatizar la protesta social diciendo que está infiltrada por el narcotráfico. Aquí tenemos entre todos que denunciar lo que está pasando porque es muy grave, se trata de la vida de la gente.

360: Hace poco tiempo usted denunció graves violaciones a los derechos humanos alrededor del proyecto Hidroituango. ¿Por qué hace esa aseveración?

M.J.P.: El proyecto de Hidroituango tiene a su alrededor unas 10.074 víctimas, entre las que se incluyen 115 masacres ocurridas entre 1969 y 2018, que de acuerdo con cifras del Centro Nacional de Memoria significó 701 víctimas. Tenemos estimaciones que unas 400 mil personas pertenecientes a los 19 municipios del área de influencia del proyecto se han visto afectadas en su integridad, sus condiciones socioeconómicas y de subsistencia; sin contar las 221.492 personas en situación de desplazamiento y las 2.221 desapariciones.
Hidroituango fue un proyecto que no se consultó con la comunidad que iba a ser afectada integralmente por el proyecto. Como lo he dicho, es un proyecto de espaldas a la gente.

360: ¿En qué consiste la idea de la convergencia de diferentes sectores políticos, incluido Sergio Fajardo?

M.J.P.: Desde la pasada campaña electoral, hemos propuesto que podamos acercarnos distintos sectores alternativos para construir una propuesta de país que sea más allá de lo electoral y poder concertar unos mínimos como país en temas transcendentales, entre ellos, la consolidación y el desarrollo de una paz real, salud y educación de calidad y que garantice derechos, disminuir la brecha de inequidad y pobreza, desarrollo rural integral y una vida digna para todos.
En esa oportunidad no logramos consensos con Fajardo, pero si pretendemos ser opción de gobierno tendremos que construir esa convergencia en el futuro.