“Tengo experiencia en resolver grandes problemas”, Humberto de la Calle

Foto: 360 Radio

El candidato a la Presidencia de la República Humberto de la Calle y su fórmula vicepresidencial Clara López, hablaron en exclusiva para 360 Radio sobre su campaña para llegar a la primera magistratura.


360 Radio: Cuéntenos cómo va su campaña, candidato Humberto de la Calle

Humberto de la Calle: Hemos visto una gran receptividad y cariño por parte de la gente, realmente Clara y yo estamos muy satisfechos. Esta noche iremos a Rionegro para reunirnos para mirar el futuro de Colombia y mañana sábado vamos a hacer una presentación de nuestra propuesta sobre juventud en Sopetrán, Antioquia, y un recorrido por universidades, algo que venimos haciendo con tanta seriedad y madurez.

360: ¿Cómo hacer para que en este país quepamos todos?

H.D.: Lo primero es dejar la insultadera, estoy muy preocupado. Colombia se había distinguido por ser un país de reflexión política, ahora no estamos reflexionando insultándonos. En las redes sociales lo que aparece, con excepciones, porque hay gente que utiliza bien las redes, son insultos y descalificaciones personales. Con Clara lo que estamos diciendo es que no nos devolvamos en la búsqueda de la no violencia. Dejar de darnos bala con el grupo más fuerte militarmente es lo que abre posibilidades de una política de transformación real, este es un país extraordinariamente injusto. Es el más injusto e inequitativo de Latinoamérica al lado de Haití, es una vergüenza.

360: Clara López, ¿cómo entiende usted la figura de la vicepresidencia  y qué haría para sacarla adelante?

Clara López: Sin lugar a dudas es una figura muy importante en la democracia porque se está a un pálpito de corazón de la Presidencia de la República, por lo tanto es de una altísima responsabilidad y debe tener legitimidad democrática, desde luego, sometida a la Constitución, a la ley y a la voluntad del presidente de la República. El vicepresidente hace aquellas funciones y delegaciones del jefe de Estado en distintas áreas, en el caso particular mío el doctor Humberto de la Calle ha planteado en el acto de inscripción de la candidatura la posibilidad de coordinar la política social del Estado, ese país en el que quepamos todos necesita que haya quién esté velando para que se pase de la teoría a la práctica en toda la política pública y llegar hasta el último municipio del país en las oportunidades para los jóvenes de trabajo y educación, la igualdad de derechos de las mujeres, la protección de los adultos mayores, entre otros. Estas son las funciones de una vicepresidencia, que en el caso de ser ocupada por una mujer le da un plus, el plus del corazón de las necesidades de la gente.

360: Candidato De la Calle, ¿en qué momento usted decide lanzarse a la Presidencia de la República?

H.D.: Siempre que dije que no era candidato lo decía con absoluta sinceridad. Termina mi tarea en los acuerdos de paz y el presidente en diciembre del año antepasado agradece a la delegación del Gobierno por las conversaciones. Terminada esa tarea, empiezan a fluir, legítimamente, sin ser retórico, una serie de opiniones dentro del partido Liberal, fuera de él, de columnistas, entre otros, que van generando la idea de que yo tengo experiencia para ofrecerle a los colombianos. Yo tengo experiencia en resolver grandes problemas: fui el delegado del Gobierno en la Constituyente. En ciertos momentos se llegó a decir que el país se iba a derrumbar y logramos una Constitución regida por el Estado social de derecho; y luego las conversaciones de paz con las Farc.

Llegué a la conclusión de que podía preguntarle a mis ciudadanos si consideraban que mi experiencia y las circunstancias de ser una persona totalmente ajena a la politiquería, son útiles para Colombia.

360: ¿Cómo tratar de devolverle la confianza a los colombianos para que crean más en su país?

C.L.: La confianza es algo fundamental en una democracia. Cuando se pierde la fe en las ideas políticas y en la capacidad de actuación del Estado o por la corrupción de las instituciones, el ciudadano se siente a la deriva. La confianza se recupera actuando para merecerla, y eso es algo que caracteriza tanto a Humberto de la Calle como a mí. Sobre el doctor De la Calle no hay una sola tacha, y eso es la demostración de que es una persona que dice lo que piensa, hace lo que dice y tiene el liderazgo ético para sacar al país de esta desconfianza que nos tiene abrumados y que no le permite al pueblo colombiano visionar con optimismo esperanzador, ese futuro que nos ha dado la oportunidad de construir paz y reconciliación en el acuerdo de La Habana dirigido por Humberto de la Calle.

H.D.: Hay un problema de cultura, ¿quién elige a los corruptos? la gente, es triste; y después nos quejamos. Pero hay un epicentro para generar turbulencia, puede llegar a ser crítica pero va a ocurrir. En mi caso personal he dicho que si me piden mermelada para aprobar una ley no solo me niego, sino que hago de esto una discusión pública. Yo voy a respetar al Congreso.

360: Candidato De la Calle, ¿qué va a hacer para que Colombia sea realmente un país de regiones?

H.D.: En el año 1991, cuando yo era el vocero del Gobierno en la Constituyente, creamos un Estado más descentralizado y una dinámica hacia la descentralización. El volumen de recursos que manejaba la Nación en ese momento era mucho mejor que el que maneja hoy. Nos hemos devuelto en el proceso de descentralización, lo que estamos haciendo es recentralizando a Colombia, y es un error porque es una fórmula que impide una gobernabilidad más cercana al ciudadano, con más capacidad, autonomía y toma de decisiones en las regiones, eso hay que revertirlo. Hay que retomar el camino de brindar más competencias a las regiones y más recursos. El exceso de centralismo termina alejando al ciudadano de las instituciones.

360: ¿Le gustaría contar con Juan Manuel Santos en su Gobierno?

H.D.: Aquí cada quien debe gobernar y no interferir, como lo dijo el presidente Santos eso es correcto. Debe haber un Gobierno neutral que de garantías. Nosotros tenemos suficiente independencia para postular nuestras posiciones políticas, la doctora Clara y yo tenemos experiencia.