Federico Hoyos será alto consejero presidencial para asuntos políticos

Fotografía: Twitter - @FedericoHoyos

El nuevo consejero presidencial tendrá que enfrentarse a una serie de inconformidades, en un momento en el que una de las mayores quejas al presidente Duque es la poca representación política que tienen los diferentes partidos.


Confidenciales 360 Radio

Quien funge actualmente como embajador de Canadá ha estado en las últimas semanas finalizando todos los trámites, requisitos y documentos para ocupar el nuevo cargo de alto consejero político en el Palacio de Nariño, por cierto, en una oficina muy cercana al presidente de la República.

Hoyos Salazar llega para tomar el puesto que ocupó Jaime Amín, quien dejó este cargo para convertirse en embajador de Colombia en los Emiratos Árabes Unidos.

El exrepresentante a la Cámara por Antioquia se encuentra en estos momentos ultimando los detalles de la entrega de su cargo la embajada de Colombia en Canadá y próximamente tendrá que empezar a lidiar con el Congreso de la República, en especial con los políticos del partido de gobierno, el Centro Democrático, quienes fueron sus compañeros en buena parte durante su estancia en el Congreso de la República.

Sin duda alguna este será un retó gigantesco para Hoyos, en especial, si se tiene en cuenta que su nombre no gustaba mucho en los tiempos en los que formó parte del Congreso, pues son muchos los que aseguran que no gozaba de buen relacionamiento político.

Para su nuevo cargo se debe tener en cuenta que será muy importante llevar buenas relaciones, tener reuniones, detener ataques, ser tramitador de peticiones, solicitudes, quejas, reclamos y todo tipo generalidades. En pocas palabras tendrá que ser un ‘pararrayos’ del presidente Iván Duque.

Este medellinense es un apasionado por la tecnología, por la innovación y aunque tenga unas relaciones significativas en algunos sectores gremiales y empresariales, sus nuevas funciones estarán más relacionadas con todas las corrientes políticas del país.

Lo cierto es que Federico Hoyos tendrá que enfrentarse a una serie de inconformidades, en un momento en el que una de las mayores quejas al presidente Duque es la poca representación política que tienen los diferentes partidos.