Juez declara inocentes a Francisco y Catalina Uribe Noguera

Hermanos Uribe Noguera
Foto: Las 2 Orillas

Catalina y Francisco Uribe Noguera fueron acusados por la Fiscalía de haber encubierto el asesinato de la pequeña Yuliana Samboní, crimen perpetuado por su hermano, Rafael Uribe Noguera. Según el Juez, las pruebas en contra de estos no fueron lo suficiente contundentes.


Por: Redacción 360 Radio

Este viernes un juez absolvió a Catalina y Francisco Uribe Noguera por el caso de presunto encubrimiento del asesinato de Yuliana Samboní, crimen cometido por el hermano de los acusados, Rafael Uribe Noguera, el pasado 4 de diciembre de 2016.

De acuerdo con el fallo emitido por funcionario judicial aseguró que contrario a lo manifestado por la Fiscalía General, los hermanos Uribe Noguera no le ocultaron información a los agentes del Gaula de la Policía que el día del trágico hecho buscaban con desespero a la menor.

De hecho, concluyó que en todo momento estuvieron dispuestos a entregar toda la información sobre lo que hicieron ese día, además de los intentos fallidos que hicieron para contactar a su hermano Rafael.

Asimismo, el juez determinó que Francisco y Catalina Uribe Noguera nunca intentaron eliminar las pruebas y criticó a la Fiscalía por dudoso procedimiento con el que se extrajo información de los acusados, pues asegura que los permisos de ley no fueron claros.

“Se debe señalar que el sentido del fallo para los dos delitos es absolutorio”, dijo el togado.

Con esta decisión, el juez acogió la solicitud de la Procuraduría, organismo que había señalado en días anteriores que “las pruebas presentadas contra los hermanos Uribe Noguera no eran suficientes ni contundentes porque no demostraban la configuración de los delitos”.

Cabe recordar que actualmente el responsable del atroz crimen en contra de Yuliana Samboní, Rafael Uribe Noguera, se encuentra recluido en la cárcel de La Tramacúa de Valledupar, sitio en el que cumple una condena de 58 años de prisión por su responsabilidad en los delitos de feminicidio agravado, secuestro y acceso carnal abusivo.