Blindar las fronteras de Antioquia

Las autoridades saben lo que está sucediendo, pero hoy las fronteras siguen estando porosas y lastimosamente, ni unidades del Ejército, ni de Policía, mucho menos de Migración, están actuando como se debería.


Confidenciales 360 Radio

En la mañana de este jueves, hacia las 10:30 a.m., el mismo alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, confirmó que se estaban registrando aumentos de casos de coronavirus en la ciudad por cuenta de personas provenientes de otras regiones del país.

En tal sentido, el mandatario indicó que todas las personas que ingresen a la ciudad deberán registrarse en la aplicación Medellín Me Cuida y tendrán que auto aislarse durante los siguientes 15 días.

De acuerdo con Quintero, las secretarías de Salud y Seguridad se iban a encargar por velar el cumplimiento de esa medida.

Lo cierto es que todos sabemos que el Estado tiene una deficiencia para hacer cumplir las medidas y no se puede poner un policía por cada ciudadano.

Esto que menciona el alcalde Quintero se venía advirtiendo desde hace varios días y no era un secreto que las personas que estaban ingresando desde ciudades como Bogotá, Cali, y hasta desde Costa Caribe, estaban ingresando con permisos y excusas alteradas, no creíbles.

Han estado haciendo uso de métodos nada legales para ingresar al departamento con el pretexto de visitar a sus parejas, familiares o asuntos de trabajo.

Las autoridades saben que esto sucediendo, pero hoy las fronteras siguen estando porosas y lastimosamente, ni unidades del Ejército, ni de Policía, mucho menos de Migración, están actuando como se debería.

Pero lo problemas no se detienen allí, porque caso aparte merece la situación de los venezolanos, porque estos aparecen en cada esquina de Medellín pidiendo dinero o cualquier tipo de ayuda sin ninguna condición de higiene.

Al parecer el único que se ha dado cuenta de esto es el alcalde de Bello, quien está haciendo todo tipo de esfuerzos para enviar a estos extranjeros que incumplen con el aislamiento en ese municipio de regreso a Venezuela.

Asimismo, se ha pedido desde distintos grupos ciudadanos a otros alcaldes del área metropolitana, incluido al de Medellín, tomar esta misma medida porque si estas personas no están cumpliendo por lo ordenado por la ley y están en situación de irregularidad en Colombia, pues tienen que abandonar el territorio nacional.

Por último, siguen las quejas por domiciliarios de Rappi y las denuncias dicen que no están guardando distancia entre ellos, que se están aglomerando y que tienen pocas condiciones de higiene para entregar sus pedidos, convirtiéndose en otro foco de contagio.

De manera que, si Antioquia quiere evitar un nuevo apagón en la economía, que sería mortal, además de otro confinamiento total, se deben extremar las medidas con los puntos anteriormente mencionados.