Germán Vargas Lleras, “la piedra en el zapato” del Gobierno Duque

Este miércoles se hundió en el Congreso la reforma política, una de las “banderas de campaña” de Iván Duque. Allí, una vez más Germán Vargas Lleras y Cambio Radical le volvieron a asentar un duro golpe al Gobierno.


Por: Redacción 360 Radio

La reforma política que impulsaba el gobierno Duque se hundió en el Congreso al no lograr un acuerdo entre los partidos para que se incluyeran aspectos como las listas cerradas y la alternancia de género en las listas.

Esta derrota se convierte en el segundo gran fracaso legislativo que ha tenido el gobierno del presidente Iván Duque en los casi nueve meses que este lleva tratando con el Congreso de la República, teniendo en cuenta que esta reforma ya había sido aprobada en cuatro de ocho debates.

Uno de los puntos importantes de la reforma política era el de la obligatoriedad para que los partidos adoptaran las listas cerradas, sin embargo, esta ya había sido eliminada de la Cámara de Representantes, significando el comienzo de un dolor de cabeza para Iván Duque, pues hasta el mismo Gobierno ya no sabía si sí valía la pena seguir adelante con una iniciativa que como lo denominó la propia ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, “ya había perdido el corazón”.

Cambio Radical dejó sin apoyo a Iván Duque

Cabe recordar que en la segunda vuelta de las pasadas elecciones presidenciales, uno de los partidos que se había inclinado a favor de Iván Duque fue Cambio Radical, la segunda bancada más numerosa del Congreso.

El problema es que ese guiño no lo hizo Vargas Lleras sino Jorge Enrique Vélez, quien de hecho le entregó en su momento a Duque el programa de gobierno de Germán Vargas, algo que no cayó nada bien en el exvicepresidente y desatando una disputa al interior de este partido, ya que su máximo representante, Germán Vargas Lleras, no iba a apoyar la campaña de Iván Duque.

La fractura que estaba iniciando al interior del partido del exvicepresidente y excandidato presidencial lo obligó a que apareciera para recuperar el control de su bancada, y al parecer lo ha ido logrando, pues ha sido evidente que cada vez que el Congreso debe debatir iniciativas importantes del gobierno Duque, Cambio Radical le ha dado la espalda a los del Centro Democrático, conservadores y a los de MIRA, quienes hasta el momento son las bancadas que van a capa y espada con Iván Duque.

Lucha de poderes

Germán Vargas Lleras no ha parado de cargar en contra de Iván Duque, a tal punto que desde el mismo gobierno consideran a Cambio Radical como un partido de oposición.

“Entendemos que hay sectores que aparentemente son independientes, pero llevan una oposición mucho más fuerte que los partidos que se han declarado en ella”, fueron las palabras de Nancy Patricia Gutiérrez, luego de que Germán Vargas se despachara en contra de Iván Duque el pasado domingo en una columna de opinión.

Aunque no ha salido de una voz oficial de Cambio Radical que confirme esto, el mensaje del partido y de Germán Vargas Lleras es más que claro: Si nos los tienen en cuenta en el Gobierno, estos estarán en contra de cualquier iniciativa que Iván Duque proponga y no precisamente porque sea buena o mala para el país, sino para demostrarle al uribismo y a Iván Duque que desde Cambio Radical también tienen hay poder.

Cuando las objeciones a la ley estatutaria de la JEP pasaron por la Cámara de Representantes, el gobierno cometió el gran error al irse solo con estas objeciones y se llevó una derrota abultada en las votaciones.

Cuando pasaron al Senado, todos esperaban otra gran derrota para Duque, pero lo cierto es que el gobierno se reunió con distintas bancadas, entre esas las de Cambio Radical, logrando un resultado muy diferente, en donde si bien no ganaron, tampoco perdieron, dejando la decisión final en manos de la Corte Constitucional.

Lo cierto es que sin estar presente en el Congreso, Germán Vargas Lleras se ha convertido en el verdugo de Iván Duque y sus iniciativas.

Relaciones entre el Congreso y el Gobierno están rotas: ¿Debe renunciar Nancy Patricia Gutiérrez?

El gran problema del gobierno Duque es que no tiene mayorías en el Congreso y esto obviamente genera que no haya un consenso que permita sacar adelante sus iniciativas.

Cuando nombraron a Gutiérrez ministra del Interior, uno de sus grandes retos era el de ser la voz líder del gobierno en el Congreso y así buscar algo de armonía con otras bancadas para que cada proyecto que tuviera el Gobierno saliera adelante sin tantas complicaciones.

Claramente esto no ha sido así y muchos cuestionan el papel de la ministra Gutiérrez al frente de esta cartera, criticando especialmente su falta de liderazgo y diálogos efectivos con los otros partidos. En otras palabras, el relacionamiento entre el Congreso y el Gobierno no está funcionando.

No se entiende como el Gobierno dejó de perder así porque sí el apoyo de bancadas como las de Cambio Radical y el Partido Liberal, y quienes respaldan a Iván Duque han mostrado su preocupación por la falta de mayorías en el Congreso de la República.

Se está perdiendo el foco de las grandes reformas que el país necesita y esto quedó demostrado en la reforma política que se hundió ayer en el congreso.

Es claro que a Iván Duque y su gobierno no le queda otra alternativa más que hacer un cambio en las relaciones con el Congreso, pero ¿Es Nancy Patricia Gutiérrez la persona idónea para desempeñar este papel protagónico? en especial si trata de buscar un acercamiento con Vargas Lleras y la bancada de Cambio Radical.