Gobierno envió un buque con 140.000 barriles de gasolina a Norte de Santander

Fotografía: Rcn Radio

Hasta los contrabandistas de combustible se han visto afectados por la escasez de gasolina en las zonas de frontera. De acuerdo con las autoridades, el precio de la gasolina de contrabando se disparó a $10.000, mientras que en una bomba el galón se vende aproximadamente en $7.257.


Por: Redacción 360 Radio

El Ministerio de Minas y Energía autorizó a Ecopetrol para que un buque con 140.000 barriles de gasolina descargue en algunos puertos de Barranquilla con destino principal hacia Norte de Santander, buscando revertir la actual crisis por falta de combustibles en las zonas de frontera con Venezuela.

Y es que la situación en estas partes del país es muy complicada. Desde hace varias semanas se observan largas filas en las distintas estaciones de servicio del departamento de Norte de Santander.

Algunos establecimientos ya agotaron el cupo disponible ante la gran demanda que se registra actualmente, teniendo en cuenta que las estaciones de Cúcuta y del resto de Norte de Santander tienen un cupo mensual de 10 millones de galones entre gasolina y diésel o ACPM.

La escasez ha hecho que los conductores tengan que esperar hasta 5 horas para poder tanquear sus vehículos.

Cabe mencionar que el Gobierno ha adoptado medidas para dar continuidad al abastecimiento de combustible en zonas de frontera con Venezuela.

Por ejemplo, desde el pasado 17 de mayo y hasta finalizar el presente mes, se autorizó también en Norte de Santander la movilización 420.000 galones diarios (1.000 barriles por día).

Asimismo, desde el 21 de mayo se dio luz verde para la movilización de 1.1 millones de galones de gasolina y 966 mil galones de diésel provenientes de Bucaramanga (Santander) y Galapa (Atlántico), además de la autorización en el incremento del cupo de combustible con beneficios para el departamento de La Guajira con 426 mil galones adicionales.

El desabastecimiento ha golpeado a los contrabandistas y los conocidos ‘pimpineros’ se han quedado sin combustible para vender en las calles.

De hecho, autoridades aseguran que el precio de la gasolina de contrabando se disparó a $10.000, mientras que en una bomba el galón se vende aproximadamente en $7.257.