Hassan Nassar le gana la partida a Vicky Dávila

Capturas de pantalla del canal de Semana en YouTube

En una entrevista realizada por la periodista Vicky Dávila en Semana sobre el supuesto escándalo por el viaje de la familia presidencial a Panaca, Nassar se impuso ante los insultos y vituperios de la periodista.


Confidenciales 360

Las redes sociales han estado sacudidas en las últimas horas por cuenta del cruento enfrentamiento que propició la periodista Victoria Eugenia Dávila al intentar realizar una entrevista al alto consejero de comunicaciones, Hassan Nassar, por cuenta del viaje que la primera dama de la Nación hizo junto a sus hijos a Panaca para encontrarse con el presidente Duque, quien estaba en esta zona del país para celebrar el cumpleaños de una de sus hijas.

Ciñéndose a lo estrictamente legal y establecido, el alto consejero procedió a dar las explicaciones del caso y a dar a conocer las comunicaciones, decretos y normas vigentes que vienen de hace muchos años sobre la protección de la casa militar a la familia presidencial así como el uso de vehículos y aeronaves oficiales.

La entrevista se estropeó en el momento en que Nassar intentó hacerle una analogía a la periodista sobre el uso de terceros de bienes públicos, pues Dávila recriminó al Gobierno al indicar que ese avión y los impuestos de los colombianos no estaban para pagar el transporte de terceros que no fuera la familia presidencial, ante lo cual Hassan Nassar respondió: “Vicky, usted tiene carro oficial”. Ella asintió y luego dijo que sí. Luego, tomo un ejemplo: “Si usted va a la sabana de Bogotá a un almuerzo con sus hijos y si un amigo de sus hijos les pide el favor de que si pueden ir con ustedes en el carro, ¿usted qué le dice?”. Esto despertó al furia de Vicky Dávila, desde ese momento se desencajó por completo y le dio un vuelco al intento de entrevista. Terminó de enfurecerse en contra del alto consejero cuando este le ha dicho que hay terceros que han viajado en aviones presidenciales como ella, cuando viajó a Roma en el gobierno de Juan Manuel Santos en compañía de su esposo, cuando él no es periodista.

La actitud de la periodista Dávila es totalmente reprochable, altanera, vulgar e irreverente. No solamente fue descortés en el trato que le dio al alto consejero, sino que fueron impertinentes varios de los comentarios como haberle sacado en cara que ella lo había llevado al medio de comunicación La Fm y comentarios tan desubicados como que era un “peludo”, “cosa”, “patán”, “lagarto”, “inepto”, entre otra clase de improperios que demostraron una actitud completamente tóxica de la periodista.

Nassar prefirió retirarse de la conversación, sin entrar en el juego de la periodista y dejó clara buena parte del contexto de lo que había pasado el fin de semana y cómo nace ese viaje de la primera dama en el Fokker 28 de la Fuerza Áerea Colombiana. 

Una de las líneas gruesas que se marca acá y que Hassan Nassar dejó plantada es la doble moral del periodismo en Colombia, porque en anteriores gobiernos utilizaban aviones tipo jet privados y helicópteros para temas sociales, como fiestas cerca de Bogotá, y nadie decía nada porque los periodistas hacían parte de ese mismo esquema privilegiado y ahora cuestionan al presidente Duque, quien puede recibir cuestionamientos por muchas acciones pero no por ser un mandatario ostentoso o derrochón.