¿Hidroituango es un avión sin tren de aterrizaje?

Foto: Cortesía Epm

Confidenciales 360


Aunque lo peor del proyecto aparentemente ha pasado, la gran mayoría de las personas confían en las declaraciones de las voces autorizadas del proyecto, quienes señalan que ya tienen el control sobre este, aún hay expertos que, si bien cuidan su nombre para evitar problemas y lo hacen bajo criterios de responsabilidad y compromiso con el país, han expresado algunas preocupaciones que existen respecto a lo que se ha hecho en Hidroituango.

Aunque para algunos la presa tiene riesgo de colapsar, creen que en el mejor de los escenarios, si la presa continúa como está y funciona, más allá de los millones de dólares costará repararla y ponerla en funcionamiento de nuevo, será que puede que no exista un freno de emergencia y no exista la capacidad para evacuar el contenido del embalse generando un colapso en una de las paredes del proyecto.

Lo es porque aún parece que se han olvidado los dos túneles que estaban contemplados en el proyecto siguen taponados con cemento y el tercer túnel, que fue el que no estaba previsto y se construyó hechizamente, aún tiene inconvenientes, por algo uno de los expertos le ha dicho a este medio de comunicación que Hidroituango es un avión que puede volar infinitamente pero que no tiene tren de aterrizaje.

Otros ingenieros han señalado que se necesita una intervención urgente de ingeniería o las fallas estructurales que existen desde el inicio de la construcción de la presa y que pueden ocasionar un gran perjuicio en el futuro.

Llama la atención que en días pasados un medio de comunicación local señaló que el río Cauca le estaba ayudando a Hidroituango, cuando esto es absolutamente falso. El río Cauca no le está ayudando a Hidroituango.

El proyecto firmó un contrato con Celsia por cinco días. Esta empresa liberó más agua de la represa Salvajina para tratar de ayudar a llenar el embalse y poder que este libere el vertedero y desemboque al río Cauca que en palabras concretas: se está secando.

Eso preocupa y como manifiesta otro experto a este medio de comunicación: “Cerrar la compuesta uno sin que el nivel llegue al vertedero es matar el río aguas abajo y lo peor de todo es atribuirle el hecho a la obstrucción de palos en la captación”.

Aunque el gobernador de Antioquia no se ha pronunciado, algunos interesados en el proyecto esperan que lo haga, por ejemplo: hay preocupaciones en Sucre porque creen que la sequía por Hidroituango es una amenaza para la mojana, e incluso, en el caso de un colapso puede afectar a ciudades como Barranquila.

Israel Callejas Álvarez, director ejecutivo de Fedearroz de la seccional Caucasia, ha señalado que los más perjudicados por la situación de Hidroituango son los pescadores, agricultores y ganaderos, e incluso los mineros.

Sobre temas judiciales y disciplinarios el procurador Fernando Carrillo ha señalado que en las próximas dos semanas habrán resultados de las investigaciones que se han adelantado. Además, la Fiscalía espera tener pronunciamientos para mediados del mes de marzo.

Al día de hoy, el embalse de Hidroituango superó la cota de 391 pero la meta necesaria es de 405 para habilitar el vertedero.