Holding de empresarios latinos quiere quedarse con el 51% de Telefónica Hispanoamérica

Foto: Quintgroup.com

La iniciativa propuesta por algunos millonarios en Colombia, contempla una salida a Bolsa y que la compañía española se mantenga en el área, pero como socio minoritario.


Por: Redacción 360 Radio

Desde que Telefónica anunció su pretensión de reducir presencia en Hispanoamérica, con la excepción de la parte brasileña, se han barajado distintas opciones, pero hay una que podría cumplir las expectativas de la multinacional y es una oferta que procede de Colombia y la encabeza un consorcio formado por uno o dos hombres de negocios líderes en cada uno de las ocho naciones representadas en las naciones donde Telefónica Hispam tiene activos.

El holding estaría representado en cada país por uno o dos de los distintos miembros del consorcio, grandes empresarios nacionales que pretenden quedarse con el 51% del negocio en cada una de las naciones agrupadas por Telefónica HispAm: Argentina, Chile, Venezuela, Ecuador, México, Perú, Uruguay y Colombia, país éste desde donde se ha lanzado la oferta.

El 49% restante se repartiría entre otros accionistas más pequeños y la propia Telefónica, que mantendría en torno a un 20 o un 25% de materializarse esta propuesta transnacional. De ese modo, Telefónica conseguiría una liquidez que se estima en “al menos 10.000 millones”, pero por otra parte no abandonaría la región, donde la presencia es estratégica ya no sólo para la empresa, sino también para el Estado.

Hasta ahora, la propuesta sólo se ha comunicado a la compañía en una primera toma de contacto y no ha sido estudiada al detalle por la multinacional.

Sin embargo, una fuente de Telefónica niega a los medios de manera oficial que haya constancia en la compañía de la oferta; sea cual fuere la decisión al respecto, la unidad latinoamericana protagonizará seguro noticias próximamente.

Telefónica se prepara para comunicar sus resultados financieros correspondientes a 2019, y la rama HispAm está abierta a todo tipo de operaciones a fin de reducir la exposición de la compañía en esa área geográfica, que ha venido lastrando las cuentas financieras en los últimos tiempos. Precisamente pocas horas antes de la presentación de resultados de 2018, Telefónica anunció la venta de sus filiales en Nicaragua, Costa Rica y Panamá, y menos de un mes antes había comunicado la de Guatemala y El Salvador. La escisión de Telefónica HispAm completa el proceso de desvinculación con esa área.