Inflación en Estados Unidos terminó enero en 6,4%

Compartir

Quizá no se lo esperaba el mercado, pero los datos de IPC en Estados Unidos correspondientes al mes de enero han sido mayores de lo esperado, aunque menores que el mes anterior.


Por: Redacción 360 radio

Los precios subieron un 0,5% en enero en Estados Unidos, cuando se esperaba un 0,4%, y marca un agudo contraste con la bajada del 0,1% que se registró en el mes anterior. El índice anual se quedó en el 6,4%, una décima por debajo del índice de diciembre (6,5%), pero por encima del 6,2% anualizado que se pronosticó, según la información de la oficina federal de Estadísticas Laborales.

Los precios al consumo en EE.UU. subieron a principios de año, señal de la persistencia de presiones inflacionistas que podrían empujar a la Reserva Federal a subir los tipos de interés aún más de lo previsto.

Los precios subieron en el primer mes del 2023 por el incremento del la vivienda, el gas y los combustibles. Si se excluyen los elementos más volátiles como la energía y los alimentos, el llamado núcleo del índice de precios del consumo creció un 0,4% de un mes al otro y esto hace que el valor anualizado se quede en un crecimiento del 5.6% respecto a enero del 2022. La estimación era algo más baja, del 0,3% y 5,5% respectivamente.

Excluidos los alimentos y la energía, el llamado IPC subyacente avanzó un 0,4% el mes pasado y subió un 5,6% respecto al año anterior. Los economistas consideran que este indicador refleja mejor la inflación subyacente que el índice general.

La tasa de inflación anual en los EE.UU. se desaceleró a 6,4% en enero, en comparación con 6,5% en diciembre. En cuanto al indicador de inflación subyacente, que excluye alimentos y energía volátiles, fue 5,6% desde el 5,7 % anterior.

“El IPC marcó un máximo en +9,1% en junio y resulta clave que confirme la senda descendente que sigue ininterrumpidamente desde entonces. Niveles cercanos a 5% en la subyacente sería coherente con tipos de interés en 5,00/5,25%, que es el rango terminal más probable y que daría alivio a un mercado que ya descuenta estos niveles”, explicaban esta mañana en Bankinter.

La desinflación de los bienes que ha impulsado la caída de la inflación general en los últimos meses parece estar perdiendo fuerza, y la fortaleza del mercado laboral sigue planteando riesgos al alza para el crecimiento salarial y los precios de los servicios.

Le puede interesar:  Alexander Cadena Motezuma asumirá como nuevo presidente de Cenit

Lea también: Cemex Latam Holdings reportó pérdidas hasta por US$115 millones en cuarto trimestre de 2022

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]