Atención internacional crece por tensa relación entre Taiwán y China

Compartir

China ha intensificado su presión sobre Taiwán. La situación se ha vuelto cada vez más tensa en los últimos meses, y muchos temen que pueda estallar un conflicto militar entre los dos países.


Por: Redacción 360 Radio

Las relaciones entre Taiwán y China han sido tensas durante décadas y, en los últimos años, han sido objeto de una creciente atención internacional. A medida que China se ha convertido en una superpotencia económica y militar, su gobierno ha buscado cada vez más influencia sobre la isla que ha estado políticamente separada de China desde 1949. En los últimos meses, las tensiones entre los dos países se han intensificado, con ejercicios militares por parte de China y amenazas cada vez más graves.

Una de las mayores fuentes de tensión entre ambos países es el estatus político de Taiwán. China considera a la isla como una provincia rebelde que debe ser reunificada con el resto del país, mientras que los taiwaneses ven a su país como una nación independiente. Desde 1949, cuando los comunistas chinos ganaron la guerra civil y los nacionalistas taiwaneses huyeron a la isla, el pequeño territorio ha tenido su propio gobierno, constitución y ejército.

El gobierno chino ha presionado para que se acepte la «política de una sola China», que establece que Taiwán es una parte de China y que cualquier país que desee establecer relaciones diplomáticas con este país debe reconocer este hecho. Esto ha llevado a una situación en la que no tiene relaciones diplomáticas oficiales con la mayoría de los países del mundo, ya que la mayoría de los países han optado por reconocer a China como la única China.

Le puede interesar:  Jairo Villabona asume su cargo como nuevo director de la Dian

En los últimos meses, este último país ha intensificado su presión sobre Taiwán. En septiembre de 2020, China llevó a cabo ejercicios militares en el Estrecho, el cuerpo de agua que separa a China continental de la otra nación. Los ejercicios involucraron a aviones de combate, buques de guerra y misiles, y fueron descritos por China como una respuesta a las maniobras militares conjuntas entre Taiwán y Estados Unidos que se llevaron a cabo en agosto de 2020.

En octubre de 2020, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció que Estados Unidos estaba eliminando las restricciones que habían impedido que los funcionarios de alto nivel se reunieran con los líderes de ese país. Esta medida fue vista como un gesto de apoyo por parte de Estados Unidos, lo que enfureció al gobierno chino.

En respuesta, China ha intensificado su presión sobre Taiwán. En noviembre de 2020, China llevó a cabo más ejercicios militares, y en diciembre de 2020, China aprobó una ley que permite a sus fuerzas armadas usar «todas las medidas necesarias» para detener cualquier actividad que consideren separatista. La ley también autoriza a China a tomar medidas económicas y políticas contra Taiwán.

La situación se ha vuelto cada vez más tensa en los últimos meses, y muchos temen que pueda estallar un conflicto militar entre los dos países. Taiwán ha estado preparándose para esta posibilidad, aumentando su gasto en defensa y buscando la ayuda de otros países, como Estados Unidos.

Una de las principales preocupaciones es la capacidad militar entre ambos ejércitos. China tiene un ejército mucho más grande y avanzado tecnológicamente que Taiwán, y es probable que pueda dominar a Taiwán en una guerra convencional. Taiwán ha estado buscando mejorar su capacidad militar, comprando armamento de Estados Unidos y modernizando su propio ejército.

Le puede interesar:  Financial Times cuestiona a Petro: “se vuelve radical en su intento de reescribir la Constitución”

Otra preocupación es el papel de Estados Unidos en la situación. Estados Unidos ha sido un aliado histórico de Taiwán, pero ha adoptado una política de «una sola China» desde la década de 1970. Sin embargo, el gobierno de Trump ha sido más abierto en su apoyo, y muchos ven esto como una señal de que Estados Unidos podría estar dispuesto a intervenir si se produce un conflicto militar.

En resumen, las relaciones entre las dos naciones continúan siendo tensas, con China presionando para que acepte su política de «una sola China». La reciente intensificación de los ejercicios militares y las amenazas por parte de China ha llevado a temores crecientes de un conflicto militar entre los dos países. Taiwán ha estado preparándose para esta posibilidad, aumentando su gasto en defensa y buscando la ayuda de otros países, como Estados Unidos. La situación es incierta y preocupante, y es importante que los líderes de ambos países trabajen para encontrar una solución pacífica a la situación.

Lea también: Multinacional inglesa Twinkl elige a Davivienda para alianza que beneficiará a estudiantes y docentes en Colombia

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]