La Alcaldía de Medellín activa la unidad móvil para atender a la población indígena en riesgo

Foto por: Alcaldía de Medellín

Las visitas se hacen a distintos puntos de la ciudad, entre ellos el sector de Niquitao, en el Centro.


Medellín cuenta con un alrededor de 5.ooo indígenas de los pueblos de Embera Katío, Chamí, Dóbida, Zenú, Quechua, entre otros. El mayor porcentaje de esta población en grado de vulnerabilidad, corresponde a mujeres que dejan sus territorios y migran a la ciudad, en la mayoría de sus casos acompañadas por sus hijos menores de edad.

En la ciudad se ha establecido la unidad móvil que realiza un recorrido por las calles de Medellín, para brindar atención a la población indígena en riesgo y mantener el cuidado integral a las diferentes familias indígenas que se encuentran en un alto grado de vulnerabilidad, en especial ahora durante la contingencia presentada por el covid-19.

La Alcaldía de Medellín reactivó el servicio de la Unidad Móvil Indígena y realiza un recorrido por los diferentes sectores de la ciudad con profesionales de la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, quienes están velando por incluir y acercar estas familias a la oferta de servicios y beneficios de instituciones.

Los puntos en los que se ha observado mayor presencia de estas comunidades indígenas en condiciones vulnerables son Niquitao, La Aguacatala, el Parque San Antonio, Catilla, Caribe, Moravia, la Avenida Bolivariana, la Terminal del Sur y la avenida Guayabal. En estos lugares se ha logrado sensibilizar a cuatro familias con 17 personas y ocho hombres indígenas, sobre los riesgos que presenta el Covid-19 y las medidas que deben implementar para evitar el contagio.

Adicionalmente estos recorridos han activado la estrategia para la prevención y el restablecimiento de los derechos más vulnerables por situaciones como violencia sexual, desplazamiento forzado, ejercicio de la mendicidad y otros factores que ponen a esta población en riesgo. “La Unidad Móvil Indígena hace intervención psicosocial para estas personas, le acerca ofertas, pero también sensibiliza a los medellinenses sobre la cultura de esta población, ya que es evidente que hay un choque cultural con ellos”, indicó la secretaria de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, Mónica Alejandra Gómez.

Esta unidad es perteneciente de las estrategias de fortalecimiento del 123 social y además busca sensibilizar a los ciudadanos para reconocer a estas poblaciones con sus derechos y patrimonios culturales, razón por la que cunetas con profesionales en lenguas nativas.