La culebra sigue viva

Por: José Miguel Santamaría Uribe


Desafortunadamente los países de América Latina siempre han estado abocados desde su independencia a repetir y cometer error tras error, guerras entre partidos políticos, proliferación de dictadores, hiperinflaciones y gobiernos populistas hasta que a finales del siglo pasado llegó el peor de los males, el Socialismo del siglo XXI.

Hace 60 años los tigres asiáticos eran mucho mas pobres que nosotros, hoy nos dan sopa y seco en PIB, pobreza, y desarrollo.

Cuando el comunismo se acaba en el mundo por inviabilidad, se cae la cortina de hierro, tumban el muro de Berlín y nace la Perestroika Cuba queda totalmente desprotegida y busca como sobrevivir, aparece en Venezuela Hugo Chávez y les cae como anillo al dedo su ego y personalidad con lo que necesitaban.

La historia tendrá que contarnos como el país mas rico del vecindario se convirtió en una colonia cubana, hoy en día el ejército, las fuerzas de seguridad y la alimentación en Venezuela es manejada por cubanos.

A principios del siglo con la chequera venezolana y la personalidad de Hugo Chávez se logró que la gran mayoría de los países de la región cayeran en esta desgracia, solamente  Colombia logró escabullirse en gran parte por Álvaro Uribe Vélez quién logró ser un palo en la rueda, hoy se lo cobran.

Esa década mostró un gasto público desbordado y el aumento del endeudamiento de los países sin ningún resultado diferente al aumentó de la pobreza, la corrupción que era lo que combatían cambió de manos y  evolucionó, cada día se roba mas en estos países y en muchos países acabaron con la división de poderes.

Hace unos años algunos países lograron salir de esa desgracia, Brasil, Argentina; Perú y Ecuador lograron en las urnas derrotarlos, en muchos de ellos se están haciendo los cambios necesarios para volver a los mercados internacionales y para ser creíbles.

Pero la culebra sigue viva y lo seguirá estando hasta que nos demos cuenta que Cuba es el cáncer de la región y que desde la isla se planifica la reconquista de Latino América, no se van a quedar con los brazos cruzados y ya lo estamos viendo.

En Argentina hay gran probabilidad que Macri pierda las elecciones y la dupla Fernandez-Fernandez llegue al poder con toda la corrupción a quitarle a los argentinos lo poco que alcanzo a recuperar este gobierno, en Ecuador Rafael Correa se aprovecha de los indígenas para generar el caos y tiene al presidente Lenin Moreno en una angustiosa situación, en Colombia a través del progresismo manipulan los movimientos universitarios e indígenas para generar caos, además manipulan la justicia para llevar a la cárcel a su principal enemigo, Uribe. El caso colombiano tiene un ingrediente adicional, el falso proceso de paz con los narco terroristas de las Farc nos dejó una izquierda envalentonada que quiere el poder a costa, no les importa destruir todo por conseguir el poder.

Como vemos nada de estos sucesos son aislados, todo lo contrario, son orquestados entre Cuba y Venezuela, el grupo de Lima debería estar mas atento, la utilización de todas las formas de lucha esta latente, el desorden, el vandalismo, las marchas solo sirven para un propósito, el retorno del socialismo populista a la región.

Desafortunadamente los esfuerzos realizados para derrocar la dictadura de Maduro no fueron suficientes y esto fortaleció a estos grupos, adicionalmente la conexión de este progresismo con las bandas del narcotráfico, de minería ilegal y tráfico de armas hace mas complicada la ecuación.

Definitivamente mientras no se acabe la dictadura cubana y por ende la venezolana seguiremos teniendo un muy complicado enemigo en el patio de atrás.