- Advertisement -
Inicio Economía Colombia La economía colombiana con altas expectativas de crecimiento postpandemia

La economía colombiana con altas expectativas de crecimiento postpandemia

La economía colombiana con altas expectativas de crecimiento postpandemia
Foto: Cortesía
- Advertisement -

Economía: “La recuperación ha sido muchísimo más rápida, y eso es un testamento de la berraquera de las personas que se forjan dentro de la sociedad; son empresarios y trabajadores comprometidos”


Este contenido hace parte de nuestra sexta edición de 360 Revista. Cada año, nuestro medio de comunicación realiza una publicación impresa con la compilación de los hechos más relevantes del año que culmina y con proyecciones de expertos para el que nos espera.

Por: Alberto Bernal, Jefe de estrategia en XP Investments

Revista 360: Permítanos saludarlo con la primera cuestión, muy elemental, aunque sabemos que puede ser ambigua y global, y es que no termina de configurar la tormenta perfecta que hoy afronta el mundo, y es, por un lado, una nueva variante del Covid que amenaza de nuevo y las bolsas responden a ella con mucho temor. Por otro lado, la tormenta de chips, de contenedores, de transporte marítimo, entre otras y unas economías que vienen tratando de resurgir como Colombia que, con un desempeño magnífico, pero que también es la más vulnerable a la hora enfrentar estos temas. Por ejemplo, hoy ya tenemos un dólar por encima de los cuatro mil pesos ¿Qué decir sobre todo este panorama que puede resultar aterrador? 

Alberto Bernal (A.B.):  Yo creo que lo que nos ha tocado vivir es un tema extremadamente único y lo que tenemos que entender es que estos eventos que vimos en 2020-2021 y Dios mediante ya no existan en 2022. Pero, por algunos meses lo tendremos, seguramente es un evento de cien años, cada cien años ocurre esta situación. Entonces, estamos teniendo que vivir con eso. Yo creo que, nosotros no vamos a tener en nuestra vida un evento como el actual y esto nos va a dar muchas enseñanzas y nos va a dejar obviamente muchas tragedias, pero también muchas cosas para aprender a hacer. 

- Advertisement -

En cuanto al tema de Colombia específicamente, una de las cosas que yo me pregunto a diario es, ¿qué pasó en febrero del 2020?, que generó una situación donde se rompió completamente la correlación entre los precios de los insumos que los países emergentes exportan y el comportamiento de las monedas de esos respectivos países, y esto no solamente en función de Colombia, lo mismo le pasó a Chile, a Perú, a Brasil, lo mismo les ha pasado a otros países emergentes. Los países que no le sucedió, que son exportadores de commodities como Colombia, digamos y que no vieron esto, llámese Noruega, llámese Canadá son como acabo de decir, países desarrollados. 

Entonces varias preguntas llegan ahí, ¿qué pasó? ¿Por qué razones tenemos en dólar cuatro mil? Cuando según el modelo que uno hace comparado con los precios de los commodities el peso colombiano debería ser mil novecientos, eso es lo que dice el modelo, ¡y estamos en 4 mil!, ¿qué pasó? Yo creo que, yo le hice esa pregunta a Mohamed en El-Erian en el evento nuestro en Brasil, en agosto pasado y él me contestó con una respuesta muy interesante y muy lógica; me dijo lo siguiente, podría hablar de un par de cosas al respecto, la primera, que a pesar de que Latinoamérica en general ha sorprendido al alza por la campaña de vacunación sí estábamos rezagados contra el mundo desarrollado. Entonces, obviamente el rezago en vacunas y la expectativa del mercado generó algo de debilidad en las monedas latinoamericanas y ese es el caso de Colombia también.

Segundo tema muy importante y es algo que, en cierta forma, es esta buena noticia. Si alguien me hubiera preguntado hace cuatro años. Me hubiera dicho Alberto, ¿usted cree que alguna vez en la historia de Colombia el Banco de la República va poder bajar sus tasas de interés de intervención por debajo del 2% nominal? Yo le hubiera contestado, “pero bajo ninguna circunstancia”, porque el banco central de Colombia entiende que la demanda de dinero es mucho menos fuerte que en el mundo desarrollado y por lo tanto no podemos bajar las tasas de interés a ese nivel tan bajo. ¿Qué pasó?, se bajaron las tasas de intervención por debajo del 2%, eso fue una buena noticia porque ayudó a mantener abiertos los mercados financieros y evitar que las empresas tuvieran aún mayores problemas de fondeo después de incluir toda la barbaridad con que les tocó lidiar después de la pandemia.

Y tercero contestó El-Erian; es cierto que a la región la coge el Covid en una posición fiscal mucho más complicada, en el caso de Colombia, de Brasil, de México, etc., y por lo tanto se vinieron las disminuciones de calificación que sé qué vivieron durante el momento de la pandemia. Y por último El-Erian, sigue habiendo un componente muy político dentro de Latinoamérica de esta situación, desafortunadamente para Colombia, Perú, Chile, Brasil, seguimos estancados en la misma discusión de siempre donde hay un candidato que sigue hablando de ir en contra del sector privado, porque el sector privado son los ricos o porque son los que tienen la influencia, y hay que cambiar el modelo y etc. 

Foto: Alberto Bernal

Revista 360: Alberto, cuando la gente se empezaba a preguntar por qué el dólar subía, por allá en el 2015, se hablaba de la caída en los precios del petróleo y hasta el 2018 o 2019 se decía, mire, ver un barril de petróleo por encima de 100 eso no va a pasar, y usted recordará que en pandemia el entonces o también el candidato, Petro, decía, ‘mire ya el petróleo no vale nada, se regala, se cotiza en negativo’

Hoy tenemos un barril de petróleo otra vez disparado, pero a diferencia de eso Alberto, tenemos también una realidad y es que la gente dice, para dónde va esto, ya  se va a encaramar en 4000, y no se va a bajar, y usted más que nadie entenderá  que aunque muchos no lo crean, ese dólar alto termina siendo un impuesto triplemente directo a todas las personas en Colombia a nivel de importaciones de insumos, cómo el maíz que es elemental para el pollo, para las gallinas; para los temas médicos, desde aparatos, suministros, materias primas; y en el caso también de infraestructura estamos hablando de máquinas para construir nuestros edificios, nuestras vías realmente termina siendo un impuesto muy grande, ¿qué opina de esto.?

A.B.: Todo eso que estás diciendo es totalmente cierto y es una de las malas noticias pues atadas a esta debilidad de la moneda y lo más triste de todo es que cuando oímos ideas fantasmagóricas de algunos candidatos hablando sobre disminuir la mayor fuente de dólares para la economía de Colombia y esperando que eso no tenga ningún efecto sobre la balanza cambiaria y por lo tanto no tenga ningún efecto sobre el valor del peso colombiano. Cualquier cosa que hagamos que disminuya la expectativa de ingreso futuro de dólares, el mercado se anticipa, eso es algo que muchas personas quizá no entienden.

Adquiere gratuitamente nuestra Revista 360 2021

Revista 360:  Recreémoslo, Alberto, digámosle a un inversionista en Londres que invierta en una explotación de petróleo, ¿qué va hacer el señor?

A.B.: Bajo una administración que dice que no necesitamos más petróleo, pues no va.

Revista 360: Hasta que no pasen las elecciones no va invertir, ¿no? Eso es lo que está pasando…

A.B.: Exactamente, entonces todo el mundo está esperando para decir “yo invierto”. Ya sé comienzan a oír otra vez, cosas, que se oyeron del 2018 con la famosa cláusula Petro, si no gana Petro, negocio hay, si gana pues no.

Foto: Julio C. Herrera/El Colombiano

Revista 360: Pero Alberto, realmente a la hora del té, como diría en Colombia, que es este diario vivir, donde el presidente está haciendo una cantidad de esfuerzos considerables a la empresa privada para jalonar, pero también luchar con esto que usted ha mencionado, ¿cuál cree que va a ser la clave del país para que realmente siga más que manteniendo el porcentaje en el que va creciendo, que sea un crecimiento que refleje en toda la sociedad y sea por lo menos sostenible en el tiempo que nos permita volver a recuperar cierta tranquilidad en lo que se perdió este año?

A.B.: Por ejemplo, el otro día estaba en una conferencia y me acordé de este pensamiento. Yo me paré en diciembre del 2000 cuando estábamos publicando el anual del 2021 y en las conversaciones con el equipo, decíamos, ¿qué vamos a hacer?, ¿qué vamos a decir del crecimiento del 2021?, y por ejemplo yo me acuerdo que decía, “Estados Unidos va caer 4%” en ese momento cayó 3. 6% y yo dije, “Estados Unidos va a crecer el 5% porque cayó 4”, pero no había una claridad en ese momento para decir esto va a pasar y por esta razón vamos a crecer. 

Es importante que la gente se acuerde de esto, en noviembre del 2000, en las elecciones de Estados Unidos, la Quinta Avenida en Nueva York estaba llena de tablas, cuidando las vitrinas de  Sax Avenue, Louis Vuitton, de Chanel, etc., la cuadra más codiciada del mundo entero, en comercio, la tenían llena de tablones porque la expectativa era que una manada de vándalos fueran a destruir estos almacenes, así como Transmilenio, literal, así como nosotros vemos que destruyen Transmilenio, en Estados Unidos, en Nueva York, en la Quinta Avenida, los dueños de los negocios estaban esperando que una manada de desadaptados fueran a quemar y a destruir todos los comercios. 

En enero del 2021, una turba de animales se metió al Capitolio de Estados Unidos a quemarlo, eso pasó en la democracia más evolucionada del mundo, Estados Unidos.

Entonces cuando yo hice las expectativas de crecimiento para el 2021, lo único que dije fue, “le voy a meter matemáticas a esto porque no tengo nada más que decir”, entonces va a crecer 5% porque cayó 4. Estados Unidos creció casi 6% en el 2021, ese crecimiento es inédito. Chile va a crecer 11.5, Colombia va a crecer 10.2 más o menos o 9.7, oficialmente nosotros tenemos 9.7 pero muy seguramente va a ser 10.2. 

Quién hubiera pensado que estas cosas fueran a pasar, o sea la recuperación ha sido muchísimo más rápida, y eso es un testamento de la berraquera de las personas que  forjan dentro de la sociedad, los empresarios, y los trabajadores comprometidos, a mí, por ejemplo, nunca se me va olvidar la emoción que me dio cuando veía yo a los trabajadores alrededor de las fábricas en Cali con pancartas diciendo ‘Déjenme trabajar, déjeme trabajar’, yo decía, esta es la clase de trabajadores que necesitamos.

Eso me pareció una gran noticia y a lo que voy con todo esto es: nadie sabe en qué momento o en qué lugar va a nacer el próximo Bill Gates, pero lo mejor que puede nacer en Colombia, y para asegurarse que el próximo Bill Gates sea colombiano y no norteamericano, es necesario hacerle la vida lo más fácil posible a toda la gente de negocios, o sea, en Colombia el gobierno debería actuar y los reguladores deberían actuar como actúan en los países nórdicos, que se le acercan al emprendedor y le preguntan, ¿qué necesita para hacer crecer su negocio? Qué maravilla que, en Colombia en vez de llegar la Dian con un requerimiento y este regulador con otro requerimiento, quitándole el tiempo al emprendedor, etc., le dijeran, ¿cómo le ayudo a hacer su vida más fácil? El día que nosotros entendamos eso, vamos a salir muy rápido adelante en términos de política económica.

LEER TAMBIÉN: El próximo presidente de Colombia debe ser un patriota a toda prueba

Revista 360: Alberto, permítame la última pregunta, ¿Cómo va el mundo? Porque sería un error que Colombia no tenga los ojos en cómo se va moviendo el mundo. Estados Unidos para algunos está en una crisis, porque crisis es ver que no hay suministros, que hay limitaciones en oferta de distintos bienes y de distintos productos, para otros China está agazapada esperando dar un golpe nuevo, Rusia está en silencio, Europa trata de estar observante, pero hay un juego también geopolítico qué es importante que Colombia lo tenga presente, ¿para usted cómo se va disputando esa batalla a nivel mundial?

A.B.: Estas son batallas milenarias que no se van a arreglar en el corto plazo. Ahora yo no diría que Estados Unidos tenga una crisis, Estados Unidos lo que está es un Boom sin precedentes, aquí está imposible conseguir una reserva en un restaurante, los hoteles otra vez están abiertos y están llenos, o sea, cosas que ya muestran que estamos en un proceso de normalización. 

Es cierto que faltan carros, por lo tanto, suben los precios de los carros usados, faltan electrónicos todo eso es apenas lógico, pero son cosas lógicas que pasaron porque la pandemia es un evento sin precedentes, ¿por qué razón no hay chips? Pues porque durante la pandemia las empresas que producen chips apagaron las máquinas y eso se va a demorar un poco en arreglar, yo sí digo, para mí el 2022 es el fin de la crisis atada al Covid, pero no porque se acabe el Covid; el Covid no se va acabar, nunca se va a ir, sino porque la gente va a decir, ‘sabe que, ya no más, ya estuvo’ y el Covid se va a volver una enfermedad endémica como la influencia, a todos nos va a dar Covid en algún momento, algunos nos van a dar más duro que otros, pero ya, con la pastilla de Pfizer que tiene un 90% de probabilidades de evitar que uno termine en el hospital. 

Entonces, si uno se pone la vacuna, ya tiene una probabilidad mucho menor de que le dé Covid, con la vacuna puesta hay una probabilidad como del 97% o 98% de que no termine en urgencias, si además de la vacuna, se toma la pastilla porque tuvo el 3% de probabilidades de que hubiera terminado en urgencias, igual se toma la pastilla y tiene el 90% de probabilidades de mantenerlo por fuera de esto. 

El resto de la sociedad poco a poco va a volver a la normalidad y por lo tanto yo creo que lo importante es entender desde el punto de vista de Colombia como país, cómo avanzamos en un proceso de asegurarnos de que utilicemos esto que sucedió para bien, para aprender, no para echar para atrás; yo quiero creer, porque yo soy un tipo optimista, yo quiero creer que un empleado que vivió el Covid y vio la angustia del dueño de la empresa para mantener esa empresa abierta, de ahora en adelante no lo va a mirar con odio porque es el rico dueño de esta empresa, sino que lo va a mirar, con decir, ‘hombre, este tipo se la jugó por tratar de mantener esto abierto y para que nosotros tengamos trabajo’. 

Yo quiero pensar que esa va a ser la nueva forma de ver la vida de muchas personas en Colombia, puede que yo sea muy ingenuo, claro que sí, pero creo que algo de eso tiene que haber y ojalá lo haya. 

- Advertisement -
Salir de la versión móvil