La importancia de la Secretaria de Hacienda de Medellín, según Orlando Uribe

El secretario señaló la importancia del orden que se debe tener con el fin de que la administración entrante siga trabajando bajo unas líneas ya planteadas, aunque ello no representa una camisa de fuerza


360 Radio: ¿Cuál es la importancia de la Secretaría de Hacienda dentro del municipio de Medellín y cuáles han sido sus mayores aprendizajes al frente de la entidad?

Orlando Uribe: Desde lo personal ha sido un gran reto. Vengo del sector privado, con 23 años trabajando como banquero con una experiencia muy puntual en un sector económico y que definitivamente hacer este paso hacia lo público es bastante retador desde lo personal y profesional. Medellín es una ciudad que amerita que las personas que estamos también trabajando en el sector privado demos el paso a lo público, y creo que ese es de las grandes decisiones que he tomado.

La Secretaría de Hacienda es transversal sobre la cual se distribuyen los recursos, ingresos que tiene el municipio de Medellín de sus distintas fuentes. Tenemos ingresos corrientes de 24 rentas aproximadamente; tenemos recursos provenientes de la nación, que se denominan del sistema general de participaciones, y tenemos recursos provenientes de EPM. Estos son producto de las utilidades que tiene la empresa año a año. Para este año son aproximadamente 1.3 billones de pesos, algo que es bien importante en cuanto al presupuesto del municipio.

La Secretaría de Hacienda tiene tres subsecretarías: tesorería, de ingresos y la de gestión financiera y presupuesto. Esta secretaría es muy importante, pues para que las otras secretarías puedan cumplir sus objetivos dentro de un plan de desarrollo y realizar sus inversiones, se requieren los recursos que administramos desde esta secretaría conjuntamente con Planeación Municipal.

360: ¿Cómo saber administrar e invertir el presupuesto de Medellín teniendo en cuenta que es uno de los más altos del país? ¿Cómo generar esa confianza tributaria y ese ingreso de dineros?

O.U.: Esto es un municipio que se ha constituido como un conglomerado público. En el sector privado se denomina holding, para el sector público se denomina conglomerado. Este tiene cerca de 36 empresas, cuya casa matriz es el municipio de Medellín. Aquí tenemos varias de esas empresas en distintos sectores, de los cuales vivienda, educación, salud, servicios públicos entran a ser parte de este conglomerado: Isvimed, Inder, las tres universidades que tiene el municipio de Medellín, hospitales como el Hospital General, el Hospital Infantil, Metrosalud, somos accionistas en Savia Salud en un 36 %, Plaza Mayor, en donde tenemos una participación de más del 73 %, del Metro de Medellín, entre otras empresas.

Otro elemento muy importante dentro del conglomerado es que la Secretaría de Hacienda es la que garantiza que todas estas empresas tengan sostenibilidad financiera. Desde este despacho contamos con un equipo conformado específicamente para hacerle seguimiento al comportamiento financiero de cada una de estas empresas. Esto es bien importante y lo hemos asumido en esta administración con toda la rigurosidad pero también con todo el acompañamiento a los gerentes de cada una de estas entidades y también a los administradores y financieros de cada una de ellas; eso ha sido bien representativo.

360: ¿Cómo está Medellín en cuanto a deudas, ingresos y cómo se ha avanzado en nuevos métodos de financiación y en involucrar más al gobierno en proyectos?

O.U.: Hay una particularidad, y es que el municipio durante casi toda su historia se ha venido apalancando solo. Grandes proyectos de infraestructura, sobre todo para la movilidad en un gran porcentaje casi que invertido de acuerdo a lo que dice la ley de metros, la cual señala que el Gobierno contribuye en un 70 % y los municipios en un 30 %, en Medellín es invertido. Nosotros invertimos el 70 % mientras la Nación ha invertido el 30 %. Se han venido apalancando con recursos propios. Se dice que para la construcción del Metro la Nación dio un dinero pero efectivamente lo que hacemos es pagar una deuda, que al año, son cerca de 60 mil millones de pesos, es decir, hoy estamos pagando la deuda del Metro.

El Tranvía de Ayacucho se construyó con un crédito que nos hizo la AFD (Agence Française de Développement, Agencia francesa de desarrollo en español) de 250 millones de dólares, de los cuales hoy debemos 180 millones de dólares. Es un endeudamiento propio. Se han venido construyendo los sistemas de cable con recursos propios, y los que llegan de la Nación son del sistema general de participaciones y eso es una pequeña retribución desde los impuestos y la forma de irrigar los recursos del Gobierno Nacional hacia las regiones fundamentadas en su deber y obligación con el país. Solo en Medellín se le transfieren al Gobierno más de 17 billones de pesos al año, de los cuales está retornando aproximadamente solo el 10 %.

Es importante que el municipio se haya apalancado a través de sus ingresos por su juicio en el recaudo de impuestos, cerca de 24 ingresos tiene el municipio de Medellín donde los dos más representativos son el impuesto predial y el de industria y comercio. Solo en esos dos rubros se recaudan cerca de 1.3 billones de pesos al año; EPM es un apalancador muy importante del municipio, y el sistema general de participaciones.

La plata es importante pero son insuficientes para las necesidades que tiene el municipio. Se requiere de apalancamiento financiero, y para ello el municipio tiene que salir a endeudarse y tener la capacidad de pago. Hoy el endeudamiento de Medellín es superior a 1.7 billones de pesos; y es importante decir que esta inversión se ha ido toda a seguir mejorando la calidad de vida de los ciudadanos.

360: ¿Cómo secretario de Hacienda tiene temor por lo que pueda representar esa reducción, sea de transferencias de Empresas Públicas de Medellín o el dinero que tenía previsto percibir que no llegue en el tiempo que lo esperaban por cuenta de la contingencia de Hidroituango?

O.U.: Lo más importante es seguir diciendo que EPM es y seguirá siendo pública. Hoy el municipio de Medellín tiene ingresos provenientes de EPM desde el core (competencia distintiva) de su negocio; EPM no es solo Hidroituango, es una compañía que hoy tiene ingresos superiores a los 16 billones de pesos, por ser una compañía multilatina, es la cuarta empresa por ingresos en Colombia, y que eso le garantiza también al municipio de Medellín esos ingresos del 55 % de sus utilidades, no obstante, no tener en operación a Hidroituango. El marco fiscal del municipio de Medellín no fue construido hoy con los ingresos de Hidroituango, lo que significa que financieramente no hay ninguna dificultad. 

Si bien se tuvo el impasse de Hidroituango, se construyeron unos escenarios sobre los cuales, tanto EPM como el municipio de Medellín, debían implementar un plan de acción. Este, dentro de todas sus prioridades, consideraba que la empresa tenía que hacer todo lo posible para garantizar que el municipio de Medellín recibiera el 55 % de las utilidades de la empresa. Posterior a esto, se tomó la decisión de vender las acciones que EPM tenía en ISA y en Chile. Durante la contingencia, y hasta el día de hoy, hemos hecho lo posible para que estos recursos se sigan transfiriendo al municipio.

360: Usted se ha referido a empresas como Savia Salud. ¿Qué revisión han hecho con respecto a estas o a otras que usted considere pertinente hablarnos?

O.U.: Cuando llegamos en 2016, encontramos una empresa como Savia Salud completamente quebrada, que venía generando pérdidas de más de 400 mil millones de pesos, teniendo en cuenta que fue creada en 2013. La encontramos en una situación muy difícil, y nos dimos a la tarea con la administración de salvar a la empresa, de no permitir que Savia Salud se liquidara, esto hubiera sido una tragedia para nosotros. En la transición entre una EPS liquidada y una sobre las cuales se fueran a trasladar los usuarios, pues eso nos hubiera generado muertes. 

Empezamos todo un proceso de reorganización empresarial. En 2017 la empresa perdió 395 mil millones de pesos, llegando a casi 800 mil millones de pesos de pérdida. Con ayuda de algunas firmas y bancas de inversión la empresa en 2018 terminó con pérdidas de 38 mil millones de pesos y esperamos que con el comportamiento que ha tenido la empresa, este año genere utilidades. Esto ha sido todo una batalla para demostrar que con la buena gerencia las compañías públicas son viables, y sobre todo en un sector tan sensible como el de la salud.

El sistema de salud en el departamento tiene los recursos para operar. Cuando no se llega al 100 % del pago es porque hay unas glosas y temas operativos por los cuales no se paga una factura. Vamos por muy bien camino sobre todo con esta empresa.

360: ¿Cómo proyecta que va a ser la transición con el gobierno municipal entrante?

O.U.: En la dinámica administrativa del municipio de Medellín hemos tratado de ordenar y seguir avanzando. Esta ciudad ha tenido unos buenos y sucesivos gobiernos; creo que nuestro mayor reto es que quien llegue encuentre una ciudad organizada, y lo más importante: que los proyectos que no alcancemos a terminar en esta administración tengan la garantía financiera para que se culminen. Cuando llegamos encontramos algunas debilidades en esto,  proyectos como el Hospital de Buenos Aires, que vale 70 mil millones de pesos, y cuando llegamos solo tenía 20 mil millones de pesos de financiación.

Parques del Río se contrató por 161 mil millones de pesos, y nosotros en la primera etapa le adicionamos 140 mil millones de pesos y todavía le faltan 50 mil millones de pesos. Lo que buscamos es dejar un municipio ordenado, que quien llegue no tenga que mirar hacia atrás sino hacia adelante. Ese es uno de los grandes retos que tenemos.

Alcalde medellin