La izquierda y el desempleo

Por: José Miguel Santamaría Uribe


Si bien Colombia nunca tuvo que pelear contra la hiperinflación como muchos países latino americanos si lo ha tenido que hacer contra el desempleo, ha sido muy difícil bajarlo a un dígito, muchas son las razones, muchos los especialistas que hablan del tema, pero hasta ahora ninguno a dado en el clavo.

La mayoría de las universidades tienen centros de estudios sobre el empleo, gastan buenas sumas de dinero en investigación y no lo logran, entonces porque no cambiar las metodologías utilizadas hasta ahora.

Alguna vez oí una entrevista de un gran inversionista que decía que el nunca estudiaba los balances de las compañías donde invertía, que no sabía hacer análisis técnico ni fundamental, que el simplemente tomaba decisiones mirando los comportamientos de las personas y de la sociedad, esa metodología lo convirtió en uno de las personas mas ricas del mundo.

Creo que debemos cambiar la manera de buscar las fuentes del desempleo en Colombia, eso no está en estudios ni en seminarios, la solución está en la observación, en entender que corre por la cabeza de todos nosotros.

Lo primero es pensar que la migración venezolana si ha incidido en el desempleo, es absurdo pensar que no, vayan a cualquier restaurante, a cualquier almacén y verán que si, no entiendo como la comunidad internacional no ha entendido la dimensión de lo que ha pasado, deberían estar llegando muchos recursos para ayudarnos con esto, creo no hemos levantado la voz lo necesario para pedir esa indispensable ayuda.

El solo crecimiento de la economía no genera empleos, se necesita que los sectores que son generadores de este estén bien, sean los que crecen, el sector de la construcción por ejemplo sigue estancada, este es un gran generador de empleo no calificado.

Aunque algunos hablan que la polarización es uno de los factores, yo no lo creo, mas bien creo que las estrategias de los grupos de izquierda y de sus líderes están dejando un gran desazón en los inversionistas, la empresa privada genera mas del 90% del empleo en el país pero es atacada diariamente, el modelo de sociedad que buscan es la que el Estado debe dar todo a cambio de nada, la competencia, el desarrollo de negocios o el emprendimiento los tiene sin cuidado, solo quieren un Estado grande y perezoso que los sostenga.

Como pretendemos que la empresa privada invierta, crezca los negocios o genere empleo si no vemos claridad hacia el futuro, el gobierno anterior dejó a una izquierda demasiado empoderada, muchas de las políticas que ellos pregonan ya están en nuestro ordenamiento entonces no hay nuevos empleos, yo he visto políticas en empresas en donde han tomado la decisión de bajar sus ratas de crecimiento hasta ver un futuro mas amigable.

Cada vez se ve mas claro que los grupos de izquierda quieren el poder a toda costa, y si la manera es acabar el país, dejarlo en ruinas, no les importa. Tenemos que estar alertas porque ese ha sido el camino con el cual han llegado a Argentina, Brasil, Nicaragua, Bolivia, y Venezuela.

Al final lo que necesitamos es un gobierno mas enérgico, que muestre que tiene la sartén por el mango, que de la tranquilidad que lo que se invierte va a tener un buen retorno y que no perderá sus recursos.  Esa sombra del socialismo del siglo XXI y de convertirnos en otra Venezuela tenemos que erradicarla de nuestra mente.

Después de tanta cháchara lo que verdaderamente baja los índices de desempleo es que se genere confianza y esa es una función del gobierno, no son nuevas leyes, son acciones.