La tensión entre la Asamblea de Antioquia y Luis Pérez

Confidenciales 360.


No pasaban tres meses de la gobernación de Luis Pérez en el año 2016 cuando ya se sentían fuertes roces y animadversiones entre la Gobernación de Antioquia y la Asamblea Departamental, y cuando hablamos de esta última se hablaba en ese momento de toda la Asamblea, pues Luis Pérez con algunos nombramientos generó ampolla, no complació a algunos sectores políticos; todos sabemos que en política todos quieren más y quieren protagonismo, lo raro sería que no.

Luis Pérez Gutiérrez fue ajustando con el tiempo cada una de las posiciones y así fue componiendo las relaciones con la mayoría de la Asamblea de Antioquia, inclusive se demoró tres meses en echarse al bolsillo a la bancada del Centro Democrático, que venía de ser su detractora en las elecciones a la Gobernación.

Los diputados que ganaron con Luis Pérez siempre se desgastaron con él en sus pasadas candidaturas a la Alcaldía de Medellín y ellos sentían que con la victoria de Pérez a resucitar en todos los sentidos e iban a tener un gran radio de acción y un gran protagonismo, pero lo cierto es que no fue así.

Luis Pérez Gutiérrez ha tenido un cambio ostensiblemente notorio con varias personas que lo apoyaron, para nada cuestionable, simplemente hechos políticos que pueden pasar, ya cada cual generará su propia lectura, pero en lo concerniente a la Asamblea y a la Gobernación, varios diputados empezaron a sentirse maltratados por algunas actitudes de secretarios de despacho y en ocasiones porque no lograban hablar con el gobernador.

A veces las cosas simples, aunque parezcan muy obvias y minúsculas, son las que marcan la diferencia. ¿Quién lo creyera?, los diputados no ven bien que desde un principio no se hubiese nombrado un enlace entre Asamblea y gobernador.

Llegó la campaña al Congreso de la República y las tensiones estaban medianamente calmadas. Se le permitió a Luis Pérez traer los flujos futuros de las utilidades de Hidroituango, cosa que parecía el primer gran encontrón entre los poderes, pero allí salió avante el gobernador, hizo unos compromisos, tomó tinto con varios diputados y trató de reorganizar sus relaciones. Sin embargo, luego de esto volvió todo al comienzo.

Los diputados fueron mucho más juiciosos a la hora de analizar esta nueva iniciativa del gobernador de enajenar la participación que se tiene en Savia Salud, hicieron estudios muy profundos sobre este proyecto de ordenanza radicado por el gobernador, y hay que volver a los pequeños detalles. A algunos no les gustó la actitud con que se radicó ese proyecto y mensajes como por ejemplo que no se radicaría nada más hasta que eso no saliera aprobado. Esto no caló bien en la Asamblea de Antioquia.

Irónicamente, acá también influye la política presidencial. 360 Radio conoció que algunos diputados se vieron influenciados por el tema presidencial en el entendido en que ellos ven a Luis Pérez con Iván Duque, mientras dichos diputados están con Germán Vargas Lleras, y creen que deben apoyar ahora a su candidato a la Presidencia y no al mandatario seccional.

Parece una guerra fría. Mensajes van y vienen, miradas fuertes se cruzan, chats privados se vuelven una completa candela y sabemos que el gobernador está en una muy mala tónica con la Asamblea, pues cree que ellos se están tomando el asunto por lo político y no por lo civil, que es lo que debería ser prioritario.

Estas semanas que pasen de cara a las elecciones presidenciales serán determinantes. Hay que afirmar que la relación está muy resquebrajada y que se necesitara más que un puente y unas curas para solucionarlo.

El gobernador Luis Pérez, como gran ajedrecista que es, debe estar planeando su próxima jugada para seguir adelante con todos los proyectos que tiene pendientes, mientras también impulsa la disolución de Savia Salud, que ya encontró un palo en la rueda no solamente en la Asamblea sino en Comfama y en el alcalde de Medellín Federico Gutiérrez, quien está en contra de esa decisión del gobernador de Antioquia.