Lo determinantes que son los buenos docentes en los modelos educativos

Foto: Revista 360

Albert Yordano Corredor enfatizó que para una buena educación escolar es primordial contar con unos excelentes profesores, más allá de una gran infraestructura física. Corredor lidera iniciativas empresariales en el área de la formación, desarrollando y asesorando la construcción y puesta en marcha de políticas públicas relacionadas con educación.


Revista 360: ¿Necesariamente se requiere refundar el modelo educativo colombiano, teniendo en cuenta las protestas que han ocurrido en Colombia?

Albert Corredor: Hablar de un solo frente que sea la razón principal del problema, como puede ser el dinero, sería un error. Cuando hablamos del problema educativo en Colombia tenemos que pasar de esa palabra“problema” y empezar a ver también si efectivamente no es que tenemos un problema sino que nos quedamos atrás en lo que hoy conocemos y definimos como educación.

En cuanto al dinero, cuando abro un periódico a ver temas educativos lo primero que veo es el problema presupuestal. En ese sentido, si vamos a ver el presupuesto y cuánto destina Colombia a la educación,en los últimos años vemos que por el contrario más que un problema en materia de presupuesto, Colombia es uno de los países de la región que más invierte de su PIB en educación.

Realmente la inversión no es que sea mínima en materia de educación. Me atrevería a pensar que es más un tema de modelo lo que debemos analizar porque si nos vamos a revisar cifras y las comparamos con una estadística que para mí es la más dolorosa de todas y por la que siempre me regañan pero lo tengo que seguir insistiendo: ¿quién sale a protestar por ese 90% de los estudiantes que aplican a la universidad pública y no pasan? Es un dato, si no estoy mal, de la Universidad de Antioquia: en el año 2017 aplicaron 50.000 personas para un presupuesto de 5.000 personas.

La discusión va mucho más allá de las protestas, y es cómo vamos a garantizar no solamente los recursos para financiar lo que hoy es el sistema que está atendiendo a esa cantidad de estudiantes de las universidades públicas del país, sino cómo vamos a lograr que todos los que quieran estudiar puedan hacerlo, como lo define nuestra Constitución. Mi posición personal y profesional es que necesitamos hacer una conversación mucho más de fondo como país y ver cómo vamos a lograr que todo el que quiera pueda.

360: ¿Cómo puede Colombia apoyarse en el modelo educativo de Finlandia que ha sido tan exitoso?

A.C.: Tuve la oportunidad de estar en Finlandia y conocer in situ qué es lo que está ocurriendo en ese país y lo que muchas personas están hablando. Cuando estás con ellos te enteras que vienen trabajando hace 40 años. En ese tiempo los dirigentes finlandeses, empresarios y políticos se sentaron para hacer un gran acuerdo nacional con el fin de echar para adelante, y la única forma de hacerlo es apostando a la educación, y punto.

Un aspecto fundamental fue que entendieron que para apostarle a la educación tenían que empezar a hacer inversiones sociales y económicas a futuro, algo transgeneracional, y es lo que tenemos que aprender y que probablemente no entendemos porque las políticas públicas y las ejecuciones de los proyectos se hacen para que tengan respuesta en los próximos cuatro años.

El eje fundamental de la transformación fue el docente. Los últimos dos o tres presidentes de Finlandia vienen de la academia y han sido profesores. El rol del rector en los colegios es, tal vez, el segundo personaje más importante del país. En ese sentido, ese país europeo, más allá de invertirle a temas de infraestructura se dio cuenta que tenía que hacer transformaciones de fondo. Tienen el modelo educativo más importante del mundo y no le querían contar al mundo lo que estaba pasando en Finlandia, no tenían esos intereses porque uno de los principios es el de la no competitividad.

360: Ahora tocó un tema que es muy espinoso, y es el de los docentes. ¿Cómo se puede avanzar en un terreno en el que se haga entender sobre la calidad de los docentes en Colombia?

A.C.: El tema de los docentes es uno de los más importantes. Hay una deuda histórica para con nuestros profesores, y es que el reconocimiento que nosotros le hacemos a la labor del docente en la sociedad es muy importante. Cuando ese docente sea el héroe nacional, como en Finlandia,vamos a tener los sistemas educativos que nosotros soñamos; ahora, héroe nacional conlleva una corresponsabilidad gigante, y es que tengo que tener las mejores evaluaciones.

Hoy vemos lamentablemente la escasa demanda de personas que quieren ser docentes, y que en muchos casos lo son porque no tuvieron otra opción nos lleva también a lo siguiente: podemos invertir toda la plata del mundo, la mejor infraestructura, los mejores currículos, pero si no tenemos los mejores profesores nada va a pasar; ahí está la primera transformación, la del docente.

Yo puedo tener un aula descubierta un excelente profesor y me transforma una sociedad; puedo tener, sin ningún currículo, un excelente docente y me transforma los seres humanos que hacen parte de esa aula de clase. Entonces el tema y el foco aquí es el docente; ahora, el docente no quiere ser evaluado porque probablemente los resultados que va a obtener no serían muy buenos, pero dónde va a estar la corresponsabilidad de nosotros como dirigentes en el sentido de cómo los estamos formando, de dónde los estamos sacando. Hay que hacer que los mejores profesionales de nuestro país tengan los incentivos suficientes para que no se vayan a otro lugar que no sea un colegio.

360: Ha existido un debate en cuanto a los recursos para investigación con el fin de sacar al país adelante en temas de descubrimientos, liderazgos e innovaciones. ¿Cómo la tecnología puede impactar en este cambio, en repensar la educación y cómo asignar mejor los recursos para investigación?

A.C.: Definitivamente uno de los aspectos importantísimos para la competitividad de un país: la capacidad de desarrollo científico. De boca del presidente Iván Duque salió la intención de crear el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, algo que sería como la evolución de Colciencias y se están haciendo apuestas importantes desde el Congreso para que eso ocurra, yo soñaría con que eso ocurra pronto con miras en este sentido: en muchos países desarrollados del mundo entre los ministros y las mesas de trabajo con el presidente de la República hay un científico. Colombia es uno de los pocos países que no tiene un científico sentado con el presidente tomando las decisiones de cara al futuro del país.

En todo ese repensar hay que definir que la riqueza más importante que tenemos no está debajo de la tierra, no son los hidrocarburos, no está saliendo de la tierra, nuestra riqueza más importante está aquí con nosotros, está en los cerebros de nuestros niños y en cómo agregar valor. Vamos a ser un foco de innovación para el mundo cuando invirtamos en ciencia,tecnología e innovación, y que estas características den sus resultados de manera aplicada, principalmente en nuestras problemáticas más sentidas.

Esta publicación hace parte de la tercera edición de la Revista 360, la cual puede encontrar en el siguiente enlace: https://issuu.com/revista_360/docs/revista_360_edicion_3-2