Los empresarios bogotanos apoyan la consulta propuesta por Miguel Uribe

Fotografía: www.publimetro.co

La consulta que ha propuesto Miguel Uribe es justa, responsable, necesaria y es casi un seguro de vida para que la centro derecha y la derecha, no lleguen divididas a las próximas elecciones.


Confidenciales 360 Radio

El futuro de Bogotá, lastimosamente, cada cuatro años parece pender de un hilo; la polarización entre izquierda y derecha por las distintas formas de ver la ciudad, los proyectos, su sistema de transporte, el modelo de seguridad, entre otros, no ha permitido que la capital avance de una manera eficiente, contundente y en beneficio de todos los bogotanos.

Desafortunadamente esta ocasión no es la excepción. Hoy existe un bloque de izquierda con figuras muy importantes como Antonio Navarro y Claudia López; un “petrismo” desmejorado en su imagen, en donde ha quedado más que claro que el dueño de los votos es Gustavo Petro.

Sin embargo, este no ha sido capaz de endosarlos de una manera fácil, lo que no le ha permitido cultivar como tal los liderazgos dentro de su grupo político y a la vez perder fuerza para afrontar las elecciones de este año en la capital de la República.

Esto hace varios meses ha sido tema de conversación en Bogotá entre empresarios, académicos, pensadores, rectores de algunas universidades, abogados y diferentes actores políticos, quienes creen que volver a un modelo de izquierda sería altamente perjudicial.

Y es que tener otro alcalde de este tipo de fuerza política sería retrasar mucho más la tan anhelada obra del metro, la cual se ha terminado convirtiendo en el amigo imaginario de los bogotanos desde hace unos 50 años.

Asimismo, estos estudiosos creen que utilizar la Alcaldía como plataforma para la presidencia por parte de la izquierda sería nefasto, pues si Iván Duque no hace mejoras en su gobierno, temen que estos alcancen la presidencia en el 2022.

La conclusión a la que han llegado varios de estos grupos y a la cual este medio de comunicación tuvo acceso, es que la consulta que ha propuesto Miguel Uribe Turbay, quien ya cuenta con las firmas necesarias y el aval de la Registraduría para aspirar a la alcaldía de Bogotá, es justa, responsable, necesaria y es casi como un seguro de vida para no ir divididos a las próximas elecciones.

Las pruebas están, los hechos lo han demostrado y la experiencia está registrada: cuando la derecha o la centro derecha va a elecciones dividida, siempre termina dándole el poder a la izquierda.

Cabe mencionar que el Centro Democrático cuenta con Ángela Garzón, una candidata que no ha logrado convencer ni siquiera a las bases del partido y mucho menos, al espectro ideológico que supuestamente representa ella.

De hecho, lo único que ha generado Garzón es que se busquen en algunos otros nombres una aspiración distinta a la de ella y así brindarle un apoyo más salido. Se podría decir que hoy la hija del exvicepresidente cuenta con un aval del Centro Democrático, pero no cuenta con el apoyo del partido.

Por el lado de otras candidaturas que aún no se definen, tal y como es el caso de Carlos Fernando Galán y David Luna, quienes siempre han estado en el radar, pero aún esperan a que definan su situación para meterlos o descartarlos de esta ecuación, siempre y cuando ellos también acepten esa consulta.

Miguel Uribe Turbay ha expuesto hace mucho la necesidad de esta consulta; ha sido enfático en afirmar que lo necesario es llegar unidos, en que quien aspire a tener el segundo cargo más importante del país en materia de elección popular no debe tener problemas en medirse a las urnas y que exista un compromiso de que quien pierda desista de esa aspiración, algo que ha sido bien visto por los actores protagónicos mencionados inicialmente en este confidencial.

Se espera que en los próximos días se hagan los últimos intentos, se hagan los últimos ejercicios pedagógicos y así convocar a todos los precandidatos a que acepten esta consulta.