jueves, septiembre 29, 2022
More

    Los políticos

    Los políticos: «El hecho de que los partidos tradicionales ya hayan anunciado que ninguno va a ser un partido de oposición refleja lo importante que es tener vínculos con el gobierno de turno para tener alguna posibilidad de quedar reelegido…»


    - Advertisement -

    Por: Rafael Torres

    Siempre hay una gran diferencia en cómo pasaron las cosas y como a la gente les gusta contarlas. Pocas historias son tan distintas a como nos la cuentan que la historia del Florero de Llorente. (Los Políticos)

    Pocas veces nos cuentan como solo unas horas después de aquel suceso que nos ayudará a conseguir nuestra primera Independencia, los mismos personajes que habían organizado el levantamiento estaban reunidos con el virrey tomando onces en su casa.

    A veces se nos olvida que aquellos artífices de nuestra independencia, lo único que querían era acceder a los privilegios políticos que no tenían al no haber nacido en España. Por más de que durante muchos años hemos intentado romantizar este suceso y venderlo como un gran suceso patriótico, la verdad es que aquellos personajes que planearon todo este complot como José María Carbonell y Camilo Torres estaban más interesados en poder tener político que en realmente alcanzar la independencia.

    Parece que como muchas veces en la historia de nuestro país la historia se repite. Solo una semana después de que Petro quedará como presidente electo, casi todos los sectores políticos del congreso decidieron unirse a un “Gran Acuerdo Nacional».

    Son muy pocos los políticos colombianos que realmente se animan a ser oposición para el gobierno de turno, algo que es esencial para un buen funcionamiento del estado. El gran problema en el panorama político actual es la falta de oposición.

    Del mismo autor: Ojalá me equivoque

    El hecho que un gobierno no tenga tanta gobernabilidad no es algo necesariamente malo, ya que esto obliga a llegar a consensos con gente con la cual piensan distinto. En Colombia tenemos una concepción de que el congreso debe expedir leyes de manera masiva en lugar de pedirle que haga control político como lo debería hacer.

    El hecho de que los partidos tradicionales ya hayan anunciado que ninguno va a ser un partido de oposición refleja lo importante que es tener vínculos con el gobierno de turno para tener alguna posibilidad de quedar reelegido.

    Es triste como la clase política colombiana siempre busca estar cerca del poder para poder beneficiarse de alguna manera, aunque eso signifique renunciar a todas sus convicciones políticas. Da la impresión que los partidos políticos son empresas dedicadas a captar los recursos del estado.

    Es esencial en cualquier régimen democrático tener un órgano que haga control político para así poder tener un equilibrio de poderes en nuestro país. Los sistemas democráticos no están planteados para que los gobiernos de turno tengan gobernabilidad sin ningún tipo de oposición. Todo sistema democrático funcional necesita órganos de control que obliguen a los gobiernos de turno a hacer concesiones políticas.

    En Colombia siempre creemos que las cosas se arreglan si logramos elegir nuestro presidente ideal. Lo que pasa en realidad es que nuestro país no progresa gracias a los políticos sino a pesar de ellos.  Todo poder absoluto corrompe y es necesario tener personas que se animen a hacer oposición para tener un sistema político funcional. El gran problema de este gobierno es que todas sus políticas implican un aumento de tamaño del estado acompañadas con un aumento del gasto público y no tienen ninguna oposición que pueda hacer algún tipo de control político.

    No se puede ser ingenuo y pretender que los políticos actúan únicamente basados en convicciones filosóficas , sin embargo , tampoco se puede excusar que es muy triste vivir en un país pobre con políticos ricos.

    Los Políticos, Foto: Redes

    360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

    ¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

    Quiero Ayudar
    spot_img

    Los políticos: «El hecho de que los partidos tradicionales ya hayan anunciado que ninguno va a ser un partido de oposición refleja lo importante que es tener vínculos con el gobierno de turno para tener alguna posibilidad de quedar reelegido…»


    - Advertisement -

    Por: Rafael Torres

    Siempre hay una gran diferencia en cómo pasaron las cosas y como a la gente les gusta contarlas. Pocas historias son tan distintas a como nos la cuentan que la historia del Florero de Llorente. (Los Políticos)

    Pocas veces nos cuentan como solo unas horas después de aquel suceso que nos ayudará a conseguir nuestra primera Independencia, los mismos personajes que habían organizado el levantamiento estaban reunidos con el virrey tomando onces en su casa.

    A veces se nos olvida que aquellos artífices de nuestra independencia, lo único que querían era acceder a los privilegios políticos que no tenían al no haber nacido en España. Por más de que durante muchos años hemos intentado romantizar este suceso y venderlo como un gran suceso patriótico, la verdad es que aquellos personajes que planearon todo este complot como José María Carbonell y Camilo Torres estaban más interesados en poder tener político que en realmente alcanzar la independencia.

    Parece que como muchas veces en la historia de nuestro país la historia se repite. Solo una semana después de que Petro quedará como presidente electo, casi todos los sectores políticos del congreso decidieron unirse a un “Gran Acuerdo Nacional».

    Son muy pocos los políticos colombianos que realmente se animan a ser oposición para el gobierno de turno, algo que es esencial para un buen funcionamiento del estado. El gran problema en el panorama político actual es la falta de oposición.

    Del mismo autor: Ojalá me equivoque

    El hecho que un gobierno no tenga tanta gobernabilidad no es algo necesariamente malo, ya que esto obliga a llegar a consensos con gente con la cual piensan distinto. En Colombia tenemos una concepción de que el congreso debe expedir leyes de manera masiva en lugar de pedirle que haga control político como lo debería hacer.

    El hecho de que los partidos tradicionales ya hayan anunciado que ninguno va a ser un partido de oposición refleja lo importante que es tener vínculos con el gobierno de turno para tener alguna posibilidad de quedar reelegido.

    Es triste como la clase política colombiana siempre busca estar cerca del poder para poder beneficiarse de alguna manera, aunque eso signifique renunciar a todas sus convicciones políticas. Da la impresión que los partidos políticos son empresas dedicadas a captar los recursos del estado.

    Es esencial en cualquier régimen democrático tener un órgano que haga control político para así poder tener un equilibrio de poderes en nuestro país. Los sistemas democráticos no están planteados para que los gobiernos de turno tengan gobernabilidad sin ningún tipo de oposición. Todo sistema democrático funcional necesita órganos de control que obliguen a los gobiernos de turno a hacer concesiones políticas.

    En Colombia siempre creemos que las cosas se arreglan si logramos elegir nuestro presidente ideal. Lo que pasa en realidad es que nuestro país no progresa gracias a los políticos sino a pesar de ellos.  Todo poder absoluto corrompe y es necesario tener personas que se animen a hacer oposición para tener un sistema político funcional. El gran problema de este gobierno es que todas sus políticas implican un aumento de tamaño del estado acompañadas con un aumento del gasto público y no tienen ninguna oposición que pueda hacer algún tipo de control político.

    No se puede ser ingenuo y pretender que los políticos actúan únicamente basados en convicciones filosóficas , sin embargo , tampoco se puede excusar que es muy triste vivir en un país pobre con políticos ricos.

    Los Políticos, Foto: Redes

    Ultimos articulos

    Lo más leido

    Mantente al día con las noticias

    de Colombia y el Mundo, de la mano de

    360 Radio Colombia

    Suscríbete a nuestro Newsletter

    Correo electrónico