Mango’s y otras discotecas en Medellín que cerraron definitivamente ante la crisis

Por: Redacción 360 Radio


La crisis económica en Colombia ha significado el cierre definitivo de icónicos y populares lugares de entretenimiento nocturno que llevaban años en el país, porque no hay recursos para seguir subsistiendo.

La insolvencia y posterior quiebra masiva en la que se encuentran bares, restaurantes y discotecas tiene en jaque a una de las economías más fuertes en Medellín, como destinto turístico; se trata de 70 negocios entre el Parque Lleras, Provenza, y otros lugares en Medellín.

Algunos de los establecimientos son Basílica, Al Rojo, Burdo, Ay Caramba, El Deck, La Octava, Mango’s, Dulce Jesús Mío, entre otros.

Guillermo Orjuela, presidente de la Corporación Zona Rosa, explicó que “la situación es desesperante” y lamentó que “la infraestructura que tardamos tantos años en construir está desapareciendo”.

Orjuela indicó que de parte de las autoridades solo han recibido la orden de cierre masivo, pero en marzo han tenido que seguir costeando los servicios públicos, arriendos, parafiscales, industria y comercio y registro mercantil, pero no han recibido ayudas para sostener los gastos.

“Calculamos que en el Valle de Aburrá hay 50.000 establecimientos, entre discotecas, bares, restaurantes, cafeterías, todo lo que se mueve en la industria del entretenimiento, que generan más de 135.000 empleados directos”

Orjuela también mencionó que hay establecimientos que deben pagar entre 25 y 30 millones de pesos en arriendo, pero no se están generando ingresos para solventar ese gasto.

El Gobierno Nacional ha sido enfático en que no se activarán los negocios que generen conglomeración de personas o eventos que lo permitan como lo son, bares, discotecas, fútbol o conciertos.