Más dudas que certezas deja el supuesto atentado a Nicolás Maduro

Foto: Twitter/PresidencialVen

Las explosiones presentadas en la tarde del sábado en medio de una intervención del presidente Nicolás Maduro, han sido calificadas por el ministro de Defensa de Venezuela como un “intento de magnicidio”.


Por: Redacción 360 Radio

Al respecto, el presidente venezolano aseguró en televisión y radio nacional que: “han intentado asesinarme”. Sin embargo, estas declaraciones no han alterado el orden público en ese país como muchos esperaban.

A penas están evaluando qué medidas tomar al respecto, pues las discusiones sobre el hecho se han centrado en identificar la veracidad del atentado.

El politólogo Luis Salamanca fue consultado por El Tiempo sobre el particular y aseguró que: “no creo que el Gobierno lo haya hecho con el fin de propiciar una persecución pues no tiene ningún sentido. No me cuadra porque las detenciones y averiguaciones las venían haciendo sin esta situación. Ahora, atentado frustrado o autoatentado, lo que pasó muestra que hay vulnerabilidad en los cuerpos de seguridad del Estado. La reacción de quienes estaban allí fue correr y salvarse como puedan. El instinto colectivo de salvar al líder no operó”.

De igual manera, él aseguró que el evento será utilizado políticamente por el régimen, pues considera que es una forma de ejercer control sobre la ciudadanía y aprovechar que la oposición está debilitada en estos momentos.

Por su parte, el gobierno de Colombia calificó de “absurdos y carentes de fundamento” los señalamientos de Maduro, quien aseguró que el presidente Santos estaba detrás del atentado que se cometió en su contra.

La Cancillería fue enfática y rechazó contundentemente tales aseveraciones, pero indicó que “ya es costumbre que el mandatario venezolano culpe permanentemente a Colombia de cualquier tipo de situación”.