Más encuestas, más polarización.

Las recientes encuestas que se han publicado de cara a las elecciones del próximo 25 de octubre, han calentado al ambiente pues fuera de son muy seguidas, presentan cifras que no concuerdan, no tienen ninguna línea de coherencia y se prestan para cuestionamientos.

No se entiende como en unas el que sale de primero, sale en la siguiente encuesta de ultimo o viceversa, luego se conoce quien financia o hace la encuesta y comienzan los rumores y cruces de información para poder desvirtuarla.

Claramente lo que paso la semana pasada con la encuesta de Gallup molestó a más de uno, pero todo lo terminó de empeorar que EAFIT, La republica (el colombiano) y la silla vacía, hicieran un debate con solo tres de los seis candidatos que hoy aspiran a la alcaldía de Medellín, por que según ellos, son los que tienen mayor opción y se basan en la encuesta de Gallup para darle argumentos a la decisión.

Están pidiendo desde varios sectores que no se publiquen tantas encuestas y tan seguidas, pues sirven para desviar la atención, perfilar candidatos y descartar a otros intencionalmente.