Medellín necesita seguir avanzando en infraestructura para la movilidad.

Escrito por Andrés Felipe Gaviria

El peor error que pueden cometer los ciudadanos de Medellín es elegir a un Alcalde que no tenga en sus prioridades una fuerte inversión en infraestructura vial y de transporte público, pues es necesario seguir avanzando en este frente sin descanso alguno y sin dejarse alabar de artículos como el de la revista dinero que fue publicado este lunes, donde dicen que en la ciudad no hay trancones y que tenemos la mejor movilidad del mundo.
Varias veces he tocado este tema y aunque muchos mamertos me cuestionan por ser un “capitalista salvaje” por pensar en autopistas, trenes, metros, monorrieles y tranvías, creo que la ciudad debe asegurar la inversión para los próximos cuatro años mediante inversión pública, alianzas público-privadas y otros modelos de negocio que son exitosos en el mundo.
He leído los planes de gobierno que están disponibles de varios candidatos a la Alcaldía de Medellín y me he encontrado con excelentes propuestas, que si tuviéramos un poco más de cultura y altura, haríamos un pacto para ejecutar estas ideas así pertenezcan a diferentes campañas.
Alonso Salazar “le pegó” al Monorriel, para mi es algo más que eficiente y una verdadera obra que necesita la ciudad. Desde todo punto de vista es mejor que Metroplus que solo ha dejado desorden, sobrecostos y perjuicios. Construir un Monorriel desde la Av Oriental hasta la frontera con envigado, que allí conecte con el futuro Metroplus de esa ciudad, (claro está si los hippies lo dejan construir) y que luego baje por la aguacatala, allí conecte con el metro y de ahí que se desprenda una nueva línea del Monorriel por toda la avenida 80 hasta la calle 50 (colombia).
Nadie lo ha planteado, pero personalmente creo que la Calle 50 (Colombia), la Calle 44 (San Juan) y la Calle 33 están demandando urgentemente una línea de transporte masivo, ojalá no Metroplus. Así estaríamos cubriendo la mayoría de arterias viales mas importantes de la ciudad con un verdadero sistema de transporte público, con el valor agregado de poder sacar varios buses de circulación que ya no serian necesarios.
Federico Gutierrez plantea dos cosas para mi fundamentales, construir una vía subterránea en el aeropuerto Enrique Olaya Herrera, de manera que generemos más conexiones rápidas y eficientes entre Occidente y oriente de la ciudad, esto es una idea visionaria y que Medellín la merece. La segunda cosa que plantea Gutierrez es construir en toda la avenida 80 varios intercambios viales, algo lógico y que la ciudad debió construir hace 10 años, pero que no se hizo gracias a alcaldes mediocres que prefirieron comprar semáforos a Siemens con jugosos contratos y llenar la ciudad de estos, encontrándose así cerca de 7 semáforos en una sola glorieta, algo que no se ve en ningún lugar del mundo.
Gabriel Jaime Rico propone construir cerca de 6 nuevos puentes sobre el río Medellín, sin lugar a duda una de las mejores propuestas en movilidad y que todos los gremios y sectores de la infraestructura concuerdan en esta propuesta. No faltara el desocupado que diga que no se necesitan, pero la gente entendida sabrá que si nos divide un río, es obligación tener conexiones entre lado y lado para poder movilizarnos más fácil.
En conclusión, lo que viene para Medellín es muy bueno si eligen bien, la responsabilidad la tienen las personas. La invitación es a que no elijan personajes mediocres, sin visión, miedosos y que no conocen el mundo.