-Publicidad-
Inicio Opinión Columnas México, no desistas en defender la VIDA

México, no desistas en defender la VIDA

-Publicidad-

La vida humana es vida humana desde el momento de la concepción. A los bebés no nacidos les llaman despectivamente fetos o embriones, pero resulta que cuando están en esa etapa de sus vidas, también late su corazoncito, se forma su cuerpo y demás órganos vitales. Entonces, si eso no es una vida humana, ¿qué es?


Por: Catalina Escobar Pérez

El martes, 7 de septiembre de 2021, la Corte Suprema de Justicia de México despenalizó el aborto y entró en el conjunto de países que le dan la espalda a inocentes que no pueden defenderse.

Las vidas de esos bebés también son valiosas porque son seres humanos que así no tengan voz, también tienen derechos, derechos que deberían ser protegidos por quienes tienen el poder de hacerlo. ¿Por qué la discusión se centra en acabar con la vida de otra persona que además no puede defenderse? ¿Por qué no centrar la discusión en la familia, los valores, la defensa de la vida?

Con el argumento de que las mujeres tenemos derecho a decidir sobre nuestro cuerpo, varios países han optado por aceptar que se acabe con la vida de otra persona. ¿Quiénes somos para decidir quién vive? No es como si estuvieran aceptando que las mujeres nos liguemos las trompas, están aceptando que se termine con otra vida. ¿Qué mensaje dan los “poderosos” a las nuevas generaciones cuando le dicen a una madre que está bien que mate a su propio hijo?

-Publicidad-

DEL MISMO AUTOR: La princesa Diana de Gales, un símbolo del siglo XX

Con la bandera de la libertad y los derechos de mi género, se ha construido un mensaje equivocado sobre lo que estas palabras significan y también, sobre la responsabilidad y el deber que traen consigo. Es que tu libertad y derechos terminan cuando anulan la libertad y los derechos del otro. ¿Y los derechos de los bebés que aun no nacen? ¿Sus derechos no valen?

Hoy lo popular, lo “cool”, debería ser defender la vida, pero los valores en nuestra sociedad están tan invertidos, que quieren hacernos pensar que acabar con la vida de un bebé es un derecho y que quienes defendemos la vida somos retrógrados o fanáticos religiosos. Por esto, es tan importante que hoy más que nunca los que defendemos la vida dejemos de ser vergonzantes y salgamos a defender la causa PROVIDA sin temor, sin modestia. Es que pareciera que por ser un tema controversial sintiéramos vergüenza de defenderlo o preferimos callar para no “discutir” con nadie, pero son VIDAS de las que estamos hablando.

Quiero traer a esta columna una pequeña parte de un discurso del papa Juan Pablo II sobre este tema: “Nunca se puede legitimar la muerte de un inocente. ¿Qué sentido tendría hablar de la dignidad del hombre, de sus derechos fundamentales si no se protege a un inocente o se llega incluso a facilitar los medios o servicios privados o públicos para destruir vidas humanas indefensas?”

Ojalá en Colombia seamos lo suficientemente valientes para defender el verdadero derecho que es la VIDA.

Mexicanos PROVIDA, no desistan en defender la VIDA.

-Publicidad-
Salir de la versión móvil