“No debemos participar en la mesa de negociación con el ELN”, senadora Paola Holguín

Foto: Presidencia de la República.

Personajes influyentes de la política colombiana comienzan a dar sus puntos de vista acerca del nuevo proceso que adelanta el Gobierno con el ELN, camino que algunos añoran que sea corto al existir un precedente de negociación con una guerrilla, como lo fue el caso de las FARC.


Por: Miguel Vélez Tirado

Los senadores Luis Fernando Velasco y Paola Holguín, del Partido Liberal y del Centro Democrático respectivamente, dieron sus opiniones En 360 Radio Colombia acerca de las negociaciones de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla del ELN, que iniciaron en su fase pública a comienzos de esta semana.

La exasesora de la Presidencia de la República entre los años 2003 a 2008, y 2009 a 2010, compartió su mirada acerca de dichas negociaciones expresando que “miro con escepticismo este nuevo proceso porque el Gobierno solo exigió la liberación de Odín Sánchez pero se conoce un listado de aproximadamente de 170 personas secuestradas. Mantenemos la preocupación porque se dijo que la base de negociación era lo que se había negociado con las FARC, proceso marcado por la impunidad”.

Holguín se expresó acerca de la invitación del presidente Juan Manuel Santos y del jefe negociador Juan Camilo Restrepo de participar en la mesa de negociación, pero no confirmó si algún miembro del Partido Centro Democrático hará parte de la misma: “el tema no se ha discutido en bancada, pero mi postura personal, y hablo a nombre mío y no del Partido, es que no debemos participar de la mesa porque no se exigió que liberaran a todos los secuestrados y menores reclutados en poder del ELN, y porque es un tema mucho más complejo, pues sus posturas son mucho más duras”.

Por otro lado, el senador Luis Fernando Velasco, quien fue alcalde y concejal de Popayán, tuvo esperanzas por esta nueva negociación con un grupo guerrillero afirmando que “uno esperaría que un acto como el que se está viendo en Quito sea el inicio del final de esa pavorosa guerra de varias décadas con el ELN y así cambiar la lógica de las armas por el ejercicio de la política. Espero con optimismo que el ELN entienda que hay un mandato ciudadano, pues estamos cansados de la guerra, y ellos que dicen interpretar a los ciudadanos que adelanten seriamente este proceso de paz”.

De esta manera, personajes influyentes de la política colombiana comienzan a dar sus puntos de vista acerca del nuevo proceso que adelanta el Gobierno con el ELN, camino que algunos añoran que sea corto al existir un precedente de negociación con una guerrilla, como lo fue el caso de las FARC.