“Nosotros nunca les hemos creído su cese al fuego” Mindefensa tras atentado del ELN a oleoducto

Foto: AFP

El nuevo atentado al oleoducto Caño Limón Coveñas tiene sin agua potable a más de 30.000 personas en Tibú, ya que la bocatoma que hace parte del acueducto municipal tuvo que ser cerrada debido a la contaminación que presentan varios afluentes.

Por: Redacción 360 Radio

Pese a que hace dos días el ELN anunció un cese al fuego durante semana santa, como “muestra de compromiso de paz”, el grupo terrorista realizó un nuevo atentado al oleoducto Caño Limón Coveñas que tiene hoy a todo el casco urbano de Tibú, Norte de Santader, sin el servicio de agua potable.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, confirmó la responsabilidad de esta guerrilla en el hecho, el cual produjo derrame y caída de crudo en el río Tibucito y en Pozo Azul, sitio turístico y emblemático de la región.

“El atentado existió. Es un hecho y una realidad. Sería el ataque número 14 al oleoducto en lo corrido del año y presumiblemente sí es el ELN. Nosotros por eso nunca les hemos creído su cese al fuego”, aseguró Botero.

El crudo derramado tras esta acción criminal en las veredas Guachiman y El Seis al oleoducto Caño Limón Coveñas, provocó que este llegara a las aguas de los ríos Tibucito, Caño 5 y Tibú, provocando el cierre definitivo de la bocatoma que hace parte del acueducto municipal. Por lo menos 30.000 personas que habitan en el casco urbano de Tibú están sin el suministro de agua potable.

Por otra parte, el jefe de la cartera de Defensa indicó que en las últimas horas se han presentado combates en el Catatumbo, Norte de Santander, que han dejado como saldo un subversivo del ELN sin vida y varias personas capturadas.

“Todos estos ataques son claros argumentos para no creer en la tregua que anunció el Eln hasta el próximo domingo”, sentenció Botero.