Nuevos paros no aportan nada al país en medio de esta pandemia

Foto: Pxhere

EDITORIAL


Nuestro editorial para esta semana es concerniente a las disputas políticas que en nada le siguen aportando al país y mucho menos las disputas de algunos sectores laborales o sociales que están planteando nuevos paros. 

Pareciera que están divorciados de la realidad quienes hoy están promoviendo paros, manifestaciones y otra clase de bloqueos a las actividades económicas esenciales de un país que recién sale de una trágica operación de su economía por cuenta de un confinamiento mayor a cinco meses y que aún está convaleciente y con grandes riesgos de recaer.

Lo anterior no quiere decir que se desconozcan las problemáticas sociales, económicas y políticas que hay en el país, que estaban antes de la pandemia y que van a seguir tras esta. Lo que se pide en este momento es serenidad, coherencia y sobre todo un espacio para la tolerancia y para la capacidad de entender que los tiempos no son los correctos, que el timing no es acertado y que solamente esas disputas entre algunos grupos políticos o sociales y el Gobierno en nada bueno van a terminar.

Entendería uno que hay una protesta como la de los taxistas por asuntos como el pico y placa, como el transporte privado que aún no se reglamenta en el país, pero también deberían hacer revisión interna que quienes saldrán más perjudicados son ellos y quienes van a provocar que existan más aglomeraciones en el transporte público pues van a ser ellos por cuenta de su paro, lo que va a conllevar a más contagios y a que posiblemente en un futuro tengamos que afrontar cierres en diciembre que terminarán perjudicando la economía.

No es momento para cierres, no es momento para bloqueos, no es momento para protestas, no es momento para aglomeraciones. Desde ningún punto de vista es sostenible adelantar cualquiera de este tipo de manifestaciones, de manera que vemos con extrema preocupación que se fomenten desde algunos sectores políticos estas corrientes ideológicas de protesta que podrían ser válidas en otros momentos pero no en este.

Es claro que estas ideologías las alimentan con un interés electoral, con un cálculo politiquero que nada bueno trae para el país. Lo que Colombia tiene que estar pensando en este momento es en reactivar, en crecer, en nuevamente estar de pie, en mantener los negocios abiertos, en que las personas puedan hacer sus compras de diciembre, en que los restaurantes sigan atendiendo personas, en que no se pierdan más puestos de trabajo, en que a los politiqueros se les deje arrastrarse solos en su arena de mezquindad e intereses particulares pero que no se desquiten con el país y con las familias más necesitadas.

Si algo hay que tener en este momento del año es solidaridad, tolerancia, compañía y sobre todo capacidad de resiliencia y de comprensión con quienes más lo han sufrido.

360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

Quiero Ayudar