10 obras de infraestructura que necesita El Poblado en Medellín

Aún estamos presenciando la culminación de obras concebidas en la administración de Aníbal Gaviria y hemos podido notar el alivio, no solamente en el tráfico, sino en la mejoría de los espacios públicos, la seguridad, la iluminación y el paisajismo. Sin embargo, se hace necesario ir preparando un paquete de 10 nuevas obras que necesita la comuna 14.


Por: Andrés Felipe Gaviria

Esta es una columna inicial sobre varias que escribiré a lo largo de este año respecto a temas de infraestructura para las ciudades de Medellín y Bogotá, en donde plasmaré algunas ideas personales sobre lo que se necesita planear y posteriormente mejorar, no solamente en movilidad, sino en espacios púbicos y la seguridad de varios barrios de las ciudades mencionadas.

Quiero empezar con el barrio El Poblado de Medellín y allí considero que se deben ejecutar 10 obras importantes, pues no solamente esta comuna es la que más contribuye en materia impositiva, sino que es en donde gran parte de la economía de la ciudad tiene su movimiento, además de ser el puente de conexión el oriente antioqueño.

Para esto es necesario dejar a un lado las discusiones ideológicas, sociales, de estratificación y de lucha de clases. El Poblado es una comuna más como cualquier otra de Medellín, en donde hay empresas, viviendas, industrias, así como barrios que van desde los estratos 3 al 6.

Sea como sea se tiene que dejar a un lado esas discusiones demagógicas del pasado, pensar siempre en un futuro de ciudad y no andar pensando de manera arcaica en debates que hoy no aportan nada.

Las obras que mencionaré a continuación son fundamentales y además de mejorar el tráfico de El Poblado, le permitirá a la ciudad adelantarse a los hechos puntuales de congestiones viales y de un aumento en la densidad de esta zona de Medellín, así como aprovechar los espacios que aún están disponibles antes de que el auge constructor nos lo siga quitando.

Esto acompañado de obras que se pueden ejecutar a través de impuestos u obligaciones urbanísticas para que estas mejoren, no solamente las condiciones en materia de senderos peatonales o andenes, que en la administración de Federico Gutiérrez se dio un paso importante para mejorar dos de las principales transversales de esta comuna, sino también en más y mejor espacio público.

Que no se trate solamente de ceder algunas porciones de césped y poner 3 sillas, ¡No! Que se trate de volverlos atractivos para las personas, tal y como se hizo en Bogotá durante la administración de Enrique Peñalosa con uno de los parques más importantes sobre la carrera 11, el Parque Japón.

Para empezar, las vías son para todos, no son para los ricos, como lo han querido hacer ver algunos políticos; las vías son para las rutas escolares, el transporte de alimentos, productos o distintos bienes; para las personas que están enfermas o que padecen de alguna discapacidad física, etc.

Por eso debemos tener mejores vías, acompañadas de andenes amplios, ciclorrutas y una conectividad que brinde garantías a nuevas tecnologías, como las patinetas eléctricas, entre otras.

Considero que se tiene que construir un deprimido en la Avenida Las Vegas a la altura de la calle 10. Este sector es conocido como el sector de Monterrey y es vital para este corredor darle continuidad con otro deprimido en esta misma avenida, pero en esta ocasión debe ser a la altura del puente de la calle 4 sur.

Esto garantizará una fluidez en este corredor que conecta, no solamente al sector industrial que es conocido como Barrio Colombia, sino a El Poblado con Envigado.

En la Avenida El Poblado se hace necesario la construcción de un deprimido en su cruce con la calle 10 para que esta tenga una continuidad desde la Avenida Las Vegas y que la Avenida El Poblado evite este ‘stop’ que es bastante traumático para el tráfico.

En la Avenida El Poblado con la Loma de los Parra, una obra que recién terminó con algunos traumatismos, se hace necesario de una vez planear un deprimido para que Los Parra atraviese por debajo la Avenida El Poblado y pueda conectar con Las Vegas, así como con el puente de la 4 sur.

Si se hace este deprimido, también es menester terminar un deprimido que se debió construir hace casi 10 años y que era obra complementaria del puente de la 4 sur: el deprimido de la 4 sur con la Avenida El Poblado, el cual permitirá conectar la Loma de los González con la Superior, El Poblado, la Avenida Las Vegas y con el corredor del río Medellín. 

Me quiero devolver a la calle 10 para hacer una mención muy importante. El puente que cruza el río, al igual que el puente de San Juan que es la calle 44, el puente de la calle 50, que es Colombia, y el puente de la calle 30, son puentes que llevan más de 40 años al servicio de la comunidad.

Estos puentes necesitan reforzarse, ampliarse y que tengan acceso y salida desde el río hacia la parte superior para mejorar su tráfico. El puente de la calle 10 urge por una intervención.

En la vía de Los Balsos, luego de las obras tan importantes que se hicieron allí por método de valorización, es importante mencionar la necesidad de un intercambio de la transversal Intermedia con Los Balsos y que esa misma vía de Los Balsos, en la parte superior, pueda terminar hasta donde las condiciones topográficas lo permitan en doble calzada hasta la avenida Las Palmas.

Cuando se llega a ISA, las congestiones son mucho más agudas por cuenta del tráfico pesado que busca subir por esta vía, la cual es una loma bastante inclinada. Asimismo, hay un desarrollo importante inmobiliario en ese sector y se ha convertido en una vía importantísima para quienes buscan ir al oriente antioqueño.

En la loma del Campestre hay una problemática que se debe atender: es necesario construir un intercambio en esta loma a la altura de la transversal Inferior. Además, se debe ampliar. 

Allí se han realizado algunos estudios de esta obra y es muy necesario que esta vía sea de dos carriles y que conecte con la transversal Inferior. Todo esto, insisto, acompañado de buenos andenes, de un carril para ciclorrutas y una excelente iluminación.

Considero que estas son las obras que se necesitan para poner punto final a lo que se puede construir en El Poblado, creo que son vitales y es lo más responsable que se puede hacer con el medio ambiente y las comunidades, pues ayudarán a prevenir un colapso en poco tiempo.

No se trata de ampliar el cinturón cuando se sufre de obesidad, es simplemente ampliar unas vías que se necesitan mejorar hasta donde se permita responsablemente y hasta donde cualquier ciudad del mundo a la vanguardia lo haría.