Por cuenta de subasta, sector de telecomunicaciones está más agitado que nunca

En plena víspera para la adjudicación de la subasta del espectro, los operadores móviles siguen presionando fuertemente al Gobierno, mientras se desatan fuertes discusiones entre estos a la espera de conocer a quién se le adjudicará la licitación más importante en materia de comunicaciones en los últimos años.


Por: Redacción 360 Radio

Luego de que la semana pasada se declarara desierta la subasta del espectro de 700, 1.900 y 2.500 MHz, la cual se ha intentado adjudicar sin éxito desde 2015, y que se reprogramara para el próximo 20 de diciembre, los operadores móviles siguen presionando al Gobierno para ser partícipe de esta.

Y es que las empresas interesadas en la subasta, Claro, Movistar, Tigo y Avantel, han estado enviando peticiones al Gobierno de Iván Duque con el fin de conocer cuál es la cantidad de espectro disponible, el índice de reserva para planificar inversiones y el precio base.

Incluso, el presidente de Millicom (conglomerado propietario de Tigo), Mauricio Ramos, le envió una carta al mandatario colombiano criticando el proceso.

“No existe antecedente relevante en el mundo en un proceso de subasta de espectro, en el cual se haya guardado silencio sobre el precio mínimo, el valor base, o como en este caso se denomina, el valor de reserva”, decía un aparte de la misiva.

Además, los ánimos entre estos operadores móviles están candentes. De esa unión que hubo para para la aprobación de la ley de modernización del sector TIC, conocida como la ‘Ley TIC’, poco o nada queda.

Tras conocerse que Movistar se hizo al jugoso contrato de $695.000 millones del Sena para hacer la renovación de los servicios tecnológicos, información y comunicación de esta institución, Claro arremetió y amenazó con demandar a la filial de Telefónica, empresa en la que el Gobierno nacional tiene una participación del 32,5%.

Sin embargo, posteriormente se conoció de un acuerdo entre ambas compañías, ya que para la ejecución del contrato se necesitará hacer uso de la infraestructura que Claro tiene en las sedes de la institución.

“Claro garantizará conectividad que permitirá al Sena no ver afectados sus programas educativos en todo el país”, dijo la empresa de Carlos Slim.

Asimismo, el litigio entre Avantel, Claro, Tigo y Movistar por las tarifas que estos tres últimos operadores le cobrarán a Avantel por el uso de sus redes, no tiene fin aún.

Avantel se opone a estas nuevas tarifas y cabe recordar que el mes pasado Tigo decidió suspender los servicios de voz a las líneas Avantel que utilizan las suyas, debido a deudas que son calificadas como por la empresa de Ignacio Román como “inexistentes”.