El pésimo servicio de UNE

Parece que la lluvia de críticas y reclamos no le hace ni cosquillas a UNE Telecomunicaciones, pues en lugar de mejorar su servicio, este viene en caída libre al igual que su número de suscriptores.

Usuarios se quejan día a día de un servicio que parece no satisfacerlos.

Por: 360 Radio @360RadioCo

Para nadie es un secreto que la negligencia, la ineficiencia y la lentitud (y no solo del servicio de  internet) es el pan de cada día para muchos usuarios de UNE Telecomunicaciones.

Mensajes como estos es común verlos a diario en las redes sociales:

une 2 UNE 3

 

 

 

Cuando ocurre una falla en alguno de los servicios que con tanta insistencia y entusiasmo les venden a los usuarios antes de la suscripción, el paso a seguir para hacer un reclamo es llamar a la línea de atención gratuita, una completa odisea, pues allí se le pide al usuario que ingrese  el código familiar o de la empresa,  según ellos para brindar una atención más personalizada y completa y mejorar la experiencia de sus suscritos.

Minutos después,  el usuario con la esperanza de encontrar pronta solución a su problema de conexión y retomar sus labores de una manera oportuna puede permanecer largo tiempo esperando por un asesor mientras sostiene su teléfono  y camina de un lado para otro mientras ve evaporar rápidamente su paciencia.

El ciclo tortuoso continúa con la “musiquita” acompañada del contestador que se repite las veces necesarias (y que el usuario pueda aguantar) que asegura que pronto un asesor dará solución a su problema.

Cuando finalmente se dignan a contestar, el usuario ya insatisfecho e impaciente decide explicar de todas las formas posibles que el servicio es pésimo y que ya la empresa tiene conocimiento de ello previamente,  pues ha llamado en diversas ocasiones pero o nunca llegaron, o las 36 horas que se supone es el plazo en el que arreglan las fallas en el servicio se han vuelto semanas y en algunas ocasiones hasta meses.

Y mejor ni hablar de los problemas que se presentan cuando la anhelada y esperada visita de los técnicos por fin se efectúa, pues muchas veces o no hay red para arreglar los routers o la visita deberá agendarse nuevamente por una u otra razón. Toda una pesadilla.

Aun así parece que la lluvia de críticas y reclamos no le hace ni cosquillas a UNE Telecomunicaciones, pues en lugar de mejorar su servicio, este viene en caída libre al igual que su número de suscriptores, pues es común escuchar de personas que deciden retirar sus servicios por el aumento de las tarifas de sus servicios sin previo aviso o por su incumplimiento  y ni modo de culpar al cliente  pues ¿quién en su sano juicio confiaría servicios tan indispensables hoy en día como lo son el internet, la televisión y la telefonía a una empresa que incumple para brindar un servicio pero que corre para cobrarle al usuario?

Para finalizar, dudosamente y misteriosamente los servicios de otras empresas que prestan los servicios de telecomunicaciones no pueden entrar a operar en sectores bastante importantes y comerciales de la ciudad como El Poblado, pues de acuerdo a uno de los asesores de estas empresas, todo el cableado de determinada edificación pertenece a Une y no pueden hacer nada al respecto, por lo que “No tienen cobertura”.

En conclusión en Une “amarran” al cliente a la brava y pese a que este quiera cambiar de operador y confiarle sus servicios de telecomunicaciones a otra empresa, pues simplemente no se puede y no queda otra solución que usar los servicios de Une por obligación. ¿Habrá monopolio?, ojalá la Superintendencia investigue esto.