Primera vuelta: voto por preferencia. Segunda vuelta: voto en contra

Foto: 360 Radio

Confidenciales 360.


No es nuevo que el ejercicio de ir a votar en una segunda vuelta propicie que la democracia sufra uno de sus más grandes flagelos, el cual tiene que ver cuando se desvirtúa el propósito este sistema democrático y político.

Se supone que en primera vuelta los electores votan por el candidato de su preferencia, el que ellos consideran la mejor opción para regir el destino del país, pero en la famosa segunda vuelta todo cambia, se ha comprobado que los últimos presidentes en Colombia se han elegido por el voto útil o el voto en contra de.

A Santos, la última vez, lo reeligieron votando en contra de Uribe, la primera vez lo eligieron votando en contra de las Farc y de la izquierda, asimismo, Uribe fue elegido y reelegido por los mismos motivos, mientras que a Pastrana lo eligieron votando en contra de la guerra.

Ahora estamos acudiendo a un escenario similar, donde las personas en segunda vuelta van a estar decantadas a votar en contra de Uribe o a favor de una opción que esté por encima de esas peleas personales y que por encima estén los intereses de la patria.

Llamaría la atención que, por ejemplo, la centro izquierda se vaya a apoyar a Vargas Lleras para irse en contra de Uribe, o llamaría la atención que el uribismo se vaya con Petro para irse en contra de Germán Vargas Lleras, o cualquiera de esas combinaciones que se puedan dar. Esa es la política colombiana.