¿Qué sucede con las personas privadas de la libertad en Bogotá? La Procuraduría hizo un llamado al Estado

Compartir

La Procuraduría evidenció falta de acceso al sistema de salud, medicamentos, alimentos en descomposición, entre otros.

Por: Redacción 360 Radio

En la mañana del jueves, la Procuraduría General informó la verificación de condiciones mínimas de infraestructura, acceso a servicios básicos (salud, alimentación y agua potable) y trato digno para las Personas Privadas de la Libertad (PPL) en ocho estaciones de policía, tres Unidades de Reacción Inmediata y el Instituto penitenciario y carcelario de la Picota en Bogotá.

Se conoce que el ente de control eligió establecimientos que ya tenían quejas previas, entre ellas fueron elegidas para la supervisión  las estaciones de Usaquén, la Candelaria, Kennedy, San Cristóbal, Engativá, Suba, Mártires, Rafael Uribe Uribe y las URI de Usaquén, Puente Aranda y Paloquemao. 

Durante el comunicado se resalta que la “Procuraduría identificó el estado degradante e inhumano en el que se encuentran los centros reclusorios de la capital del país, la mayoría de los detenidos duermen en lugares improvisados con colchonetas, hamacas u otros artículos; además, se encontró que no hay baterías sanitarias suficientes para la totalidad de las personas recluidas en estos lugares.”

Además, la procuraduría reportó que el servicio de alimentación que es entregado, tiene cantidades insuficientes y que, además, algunos alimentos son entregados en estado de descomposición. 

El documento especifica que el sistema de salud “es precario e insuficiente para los reclusos, no hay acceso a los medicamentos y a los tratamientos que se suma a las condiciones insalubres en las están a diario; por lo que, algunas de las enfermedades que sufren como tuberculosis y leptospirosis son contraídas en estos sitios.”

A lo que finalmente el ente de control confirmó una falta de acompañamiento y capacitación a los guardas, enfermedades, desgaste físico y psicológico; además, de verificar que están asumiendo responsabilidades ajenas a lo establecido por la ley como suministrar medicamentos y asegurar el acceso a audiencias.

La Procuraduría corroboró los siguientes porcentajes de hacinamiento por establecimiento:
Fuente: Procuraduría General de la Nación
Fuente: Procuraduría General de la Nación

Lea también: Deforestación en Colombia tuvo una reducción del 10% durante el 2022

Le puede interesar:  Ecopetrol anunció cambios en cargos de alta gerencia: estos son los movimientos

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]