¿Qué esperar de Petro?

Compartir

Varios medios de comunicación se formulaban en sus portadas, editoriales y columnas sobre hacia dónde va el presidente, por nuestra parte creemos que Petro es tan descifrable y predecible como siempre lo ha sido. 

El Presidente de Colombia, Gustavo Petro, ha tenido una larga trayectoria pública y por ende política, ha ocupado la mayoría del tiempo la posición de opositor, una persona que militó en una de las tantas guerrillas que ha padecido Colombia, uno de esos grupos que ha firmado uno de tantos procesos de paz, que como todos saben unos lo reconocen y otros lo saben pero no lo aceptarán, nunca han traído la paz. 

Podremos estar más o menos de acuerdo en que tenemos menores niveles de violencia, de confrontación, escenarios menos crueles pero la paz no la tenemos. Petro ha tenido más de 30 años para recoger sus impresiones de lo que necesita el país, siempre se la pasó siendo un feroz crítico de todas las políticas que para su juicio eran neoliberales, dictadas por la oligarquía colombiana, por los grandes capitales y por el régimen político, burocrático y clientelista para hacer pasar los proyectos de ley por pupitrazo. 

También criticó en su momento a los entes de control cuando fue alcalde, ese primer cargo de elección popular que lo llevó a un cargo visible que fue ser alcalde de Bogotá. Petro no cumplió con su plan de gobierno como alcalde, así lo confirman todos los estudios. No solamente tuvo numerosos cambios en su gabinete, tuvo enfrentamientos constantes con concejales, congresistas, con el presidente, con otros alcaldes y su alcaldía se pasó más en el escenario de la pelea, la crítica, el combate, encontrar enemigos para justificar los malos resultados. 

Le puede interesar:  Presidente Petro anunció aumento en bonos pensionales para adultos mayores

Para muchos, en las calles de Bogotá, a Petro no lo dejaron gobernar, ahora a tan solo nueve meses de su gobierno también esta frase hace mella. “No lo dejan gobernar, lo van a tumbar los medios, los congresistas, etc”. Siguen en el plan de encontrar un enemigo con quien pelear y podríamos citar nuestro editorial de cuando Petro tomó posesión porque muchos colombianos, incluso quienes no votaron por él, le desearon que le vaya muy bien. 

Hoy nos encontramos a un presidente que llega a donde siempre tenía que haber llegado y que incluso creímos que iba a evitar en el inicio de su gobierno, montar el postureo de decir que acá hay un gobierno de unidad nacional, donde vamos a encontrar las voces y las diferencias de pensamiento. Cuando muchos en el fondo sabíamos que eso no iba a pasar, que no es el espíritu real de Petro. 

Nos hemos encontrado con un Petro que ha agudizado sus posiciones, se ha radicalizado en su debate, que ha vuelto a su ADN y es al Petro que busca la confrontación, al que pelea todo el día en twitter con quien discrepa con él. Lo vimos en el balcón del Palacio de Nariño hablando de las EPS, de los fondos de pensión, hablando de reelección, pidiéndole a la gente que se movilice en las calles, a los campesinos levantarse, comparándose con Bolívar, diciendo que si las reformas no pasan habrá una revolución y lo cierto es que son mensajes que nos confirman hacia donde va el país. 

Un Petro que se encerrará con sus ministros más cercanos, con Francia Márquez en las regiones peleando lanzando ‘vivas’ a la primera línea y diciendo que ‘se jodieron’, en su pelea con la prensa, con Uribe, con Santos, es una alcaldía de Bogotá 2.0.

Le puede interesar:  La inteligencia artificial sigue transformando el mundo, ¿Cómo nos estamos preparando?

Nos preocupa que las reformas planteadas son tan malas que ni el congreso se pudo arrodillar con las herramientas de persuasión que maneja el Ejecutivo, tanto que los congresistas no cedieron a esas tentaciones. Segundo, si no pasan las reformas en un ejercicio democrático ¿qué va a hacer Gustavo Petro? ¿Va a cerrar el Congreso como muchos militantes se lo piden? ¿Va a convocar a una constituyente? ¿Está dispuesto a correr ese riesgo de lo mismo que hizo su amigo Castillo en Perú? 

Y, tercero, qué le impide al presidente encontrar un camino del diálogo, de la concertación y del terreno en donde quién gana es el país y no el Gobierno o la oposición; y el país gana cuando se toman decisiones basados en la ciencia, en los resultados comprobados, basadas en casos de éxito, no en ideas trasnochadas políticas. Nosotros esperamos que el país sea consciente y esté presente con esta situación que atravesamos, que es delicada y que necesita el concurso de la sociedad democrática. 

Lea también: Gasolina sube $600 pesos en Colombia desde este 3 de mayo

 

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]