“Queremos entregar a la próxima administración un INDER con un modelo de sostenibildad”, Daniel Palacios

El director del INDER Medellín resaltó la importancia de la sostenibilidad de los escenarios recreodeportivos de la ciudad y el impacto que genera la recuperación de los mismos sin tener la necesidad de construir unos nuevos.


360 Radio: Cuéntenos en detalle qué balance hace de su gestión y qué viene para estos últimos meses en el INDER Medellín

Daniel Palacios.: Llevo un año y cuatro meses al frente del INDER Medelln y ha sido una experiencia bastante enriquecedora. A mi llegada hubo un propósito muy claro, y tiene que ver con que el tercer año es el de la ejecución, en donde los proyectos estratégicos de todas las administraciones se detonan. En la entidad teníamos una apuesta muy interesante en materia de infraestructura, lo cual requiere mayor esfuerzo en su etapa precontractual.

Hay una apuesta muy bonita por la sostenibilidad. En Medellín contamos con aproximadamente 886 escenarios recreodeportivos públicos y gratuitos, y eso es un número bastante importante. Esa cantidad difícilmente la igualan otras capitales en lo público. Aquí hubo una apuesta por la sostenibilidad y lo que más réditos políticamante puede darle a un gobernante es cortar la cinta inaugurando nuevos escenarios, pero ante un número tan importante de escenarios y ante el estado en que nosotros encontramos muchos de ellos la apuesta definitivamente debía ser por la sostenibilidad y dejarlos en las mejores condiciones. 

El año pasado arrancamos con un paquete bastante ambicioso con una inversión superior a los 35 mil millones de pesos que nos permitió recuperar más de 250 escenarios recreodeportivos en toda la ciudad, y esto fue una apuesta que culminó el pasado abril cuando recibimos los últimos escenarios y los últimos trabajos de infraestructura. Esto generó mucho impacto a nivel comunitario en los barrios y corregimientos.

360: ¿Como director del INDER Medellín qué análisis hace sobre esa sostenibilidad y proyección que ustedes le entregarían a la próxima administración?

D.P.: Nuestro propósito es entregarle a la próxima administración de la ciudad una entidad saneada en lo financiero y con un modelo de sostenibilidad. Parte de este modelo surge a partir del pensamiento de que no se puede seguir construyendo más escenarios deportivos.

El tema de las UVA es una apuesta política de la anterior administración y no voy a descalificarla porque son obras que la ciudadanía valora, pero que a nosotros como INDER nos dejaron un reto altísimo en materia de sostenimiento de las mismas. En esas edificaciones de esa envergadura se podría invertir cerca del 25 o 30 % de los recursos que yo tengo para la sostenibilidad, mantenimiento y administración de los escenarios. No hay más de 15 UVA en la ciudad, y si usted compara que en esa cantidad de escenarios tengo que invertir ese porcentaje de los recursos que tengo para administrar 886 escenarios, ahí existe un desbalance y en algún momento eso no va a funcionar.

Venimos adelantando una apuesta que se denomina Plan maestro de escenarios, el cual hace un inventario de todos los escenarios que administra el INDER, los clasifica y diagnostica su estado. No solo nos va a permitir saber cuáles son los escenarios que nosotros tenemos sino cuál es el orden de priorización, es decir, si al INDER llegan 100 pesos cómo se deben invertir estos en el sostenimiento de sus escenarios. Esto nos hace recalcar que no se deben hacer más escenarios nuevos, hay que recuperar los que tenemos y eso resulta más provechoso que construir uno nuevo.

360: ¿Al día de hoy cuáles son las líneas de acción que tiene el INDER?

D.P.: El INDER se concentra básicamente en la administración de sus escenarios deportivos de los cuales ya le acaba de hacer un diagnóstico de cuál ha sido la ruta y cuál esperamos que sea ese lineamiento que tenga la entidad en materia de escenarios, pero por otro lado y no menos importante la oferta institucional, en donde nosotros entramos en materia, y concretamente hablamos de la subdirección de fomento, recreación y actividad física del INDER. Esas son las tres líneas de la entidad, que son distintas y muchas veces solemos confundirlas.

A grandes rasgos hablamos entonces de escenarios y oferta. Y esto es el bastión del INDER, por supuesto que la obra física y la infraestructura causará siempre un impacto y siempre será la noticia mediática, pero lo que en realidad impacta y transforma nuestra ciudad es ese formador, profesor o recreando que está en los barrios (no necesariamente en escenarios porque no tenemos para cubrir toda la ciudad) llevando esa oferta de deporte, recreación y actividad física que es la que cambia tantas caras y realidades de nuestra ciudad.

Por otro lado, una tercera vía tiene que ver con una apuesta que viene desde el programa de gobierno del alcalde Federico Gutiérrez, y es el del apoyo a deportistas con proyección al alto rendimiento. Estamos hablando del programa Team Medellín, y es una tercera vía en la que estamos incursionando, no la incluiría ni en escenarios ni en oferta; es un programa piloto en el país, no tiene uno semejante, que busca apoyar a esos deportistas no de alto rendimiento sino que tienen la proyección para llegar a serlo y acompaña integralmente a 750 deportistas que nosotros hemos identificado que tienen las condiciones, talento y ganas para ser deportistas de alto rendimiento y darles un acompañamiento metodológico, psicosocial, médico, en materia de implementación, acompañarlos para que tengan los recursos para sus competencias y logren dar el salto hacia el alto rendimiento. Una vez estén allí, se los entregamos al ecosistema del deporte: Coldeportes, Indeportes o los distintos clubes de otro nivel deportivo.

Esperamos que estas tres líneas tengan continuidad en las próximas administraciones y en las personas que lleguen a dirigir los designios del INDER.

360: Hasta hace algunos años el INDER se veía más cercano a los estratos bajos y medianos, pero cuando uno se pasea por cualquiera de las comunas que están en estratos más elevados se encuentra con escenarios del INDER. Cuéntenos si a hoy tenemos una asistencia masiva por parte de los ciudadanos en cada uno de los escenarios y si las personas conocen esta gran cantidad de servicios que ofrece esta entidad del municipio. ¿Hay ese empoderamiento por parte de las personas de Medellín?

D.P.: Es un reto y todavía estamos rezagados debido a que en los estratos altos las personas tienen la manera de suplir mucha de la oferta institucional del INDER con recursos propios, como es el caso de la comuna 14 en donde una buena cantidad de las personas que residen allí si quieren jugar fútbol alquilan canchas sintéticas privadas, o son socias de un club si quieren ir a una piscina o suplirán su necesidad de recreación yendo al gimnasio privado. 

Nuestro reto es de dignificar lo público, dar las mejores condiciones y que la gente no sienta que haya diferencia entre ir a un gimnasio privado e ir a un gimnasio público. Es cambiar un poco el chip de las personas para que tengan amor por lo público y que dejen de sentir vergüenza por utilizarlo, pero el reto lo tenemos nosotros en darles las mismas condiciones en lo público como existe en lo privado. 

360: ¿Cómo le ha parecido la experiencia de estar al frente de esta importante entidad?

D.P.: Llegar a una entidad tan bonita como el INDER sin lugar a duda le cambia a uno la vida, cambia la manera en que uno percibe tantas cosas de la ciudad; cambia también la percepción que tenía del INDER, yo sabía que la entidad era lo del deporte y la ciclovía, pero no conocía en profundidad el impacto y la necesidad tan grande de una dependencia como el INDER para la ciudad.

Una vez yo culmine mi paso por esta entidad va a tener un acérrimo defensor porque estoy seguro que buena parte de esa transformación tan positiva que ha experimentado la ciudad en los últimos años se debe gracias al aporte de muchas personas y a lo que ha hecho el INDER, que es una entidad muy grande con 1.800 personas trabajando, 886 escenarios, un presupuesto cercano a los 140 mil millones pesos. 

Muchas dinámicas y prioridades cambiaron en mi vida, pero sin lugar a duda la satisfacción es grandísima. Cuando uno sale a la calle y ve el impacto en las personas por cuenta de la oferta del INDER en la ciudad todo lo demás pasa a un segundo plano.