La JEP y su responsabilidad por el rearme de los jefes de las Farc

Fotografía: La Fm

A la JEP le han llovido todo tipo de críticas y acusaciones, en especial, porque varios de estos jefes guerrilleros estaban prófugos e incumpliendo los acuerdos desde hace más de 1 año y no se entiende por qué no habían sido expulsados de este mecanismo de justicia transicional.


Confidenciales 360 Radio

No hay duda que el video revelado ayer y en el que se daba a conocer que ‘Iván Márquez’, ‘Jesús Santrich’, ‘El Paisa’ y ‘Romaña’ regresarán a una nueva etapa de lucha armada en el país, causó gran malestar, rechazo e indignación en todo el país.

Por un lado, están las víctimas de las Farc, quienes han manifestado en diversos medios de comunicación que se sienten decepcionadas y engañadas por estos líderes guerrilleros.

Por otra parte, están los integrantes del partido político Farc, quienes se mostraron en desacuerdo por la decisión de sus compañeros y aseguraron estar avergonzados por el anuncio.

También aparecen los sectores que han sido defensores del proceso de paz, quienes han lamentado el levantamiento en armas de estos jefes guerrilleros y han culpado al actual gobierno y al uribismo de esta situación, pero estos responden culpando al gobierno Santos y a lo mal diseñado que quedó el proceso de paz.

Si bien es cierto que puede haber culpas compartidas, acá los mayores culpables y sobre los que recae gran parte de responsabilidad son en estos mismos jefes guerrilleros, quienes no tienen ninguna justificación para haber tomado esa decisión y solo disfrazan su supuesta lucha armada con el hambre de poder que no lograron ingresando al proceso de paz.

Además, no se puede tapar el sol con un dedo y no puede negarse la responsabilidad que tiene la JEP en este embrollo. Por ejemplo, ‘El Paisa’ e ‘Iván Márquez’ abandonaron la zona de reincorporación en la que se encontraban desde abril de 2018. Cuatro meses después, es decir en agosto, ‘Romaña’ siguió este mismo camino.

El paradero de estos 3 jefes guerrilleros se desconoce desde hace más de un año, tiempo en que el incumplieron citaciones de la JEP, dejaron de enviar informes sobre su actuar en el proceso de paz, abandonaron sus esquemas de seguridad y no volvieron a darle la cara a este mecanismo de justicia transicional.

No se entiende por qué la JEP fue tan permisiva, por qué dejaban todo en investigaciones que nunca llegaron a nada, por qué les brindaban tantas garantías pese a claros incumplimientos y sobre todo, por qué nunca fueron expulsados de allí.

Lo cierto es que gracias a esa inoperatividad de la JEP, estos líderes de las Farc tuvieron todo el tiempo necesario para reorganizarse y convertirse en una nueva amenaza para la seguridad del país.

Tuvieron que aparecer en un video ‘El Paisa’, ‘Iván Márquez’ y ‘Romaña’ anunciando que tomarán las armas, además de un jalón de orejas del presidente Iván Duque y la presión de la opinión pública, para que la JEP tomara la decisión de comenzar el proceso de expulsión de estos bandidos…

Caso aparte es el de ‘Jesús Santrich’, quien estuvo detenido, era pedido en extradición por parte del gobierno estadounidense por delitos de narcotráfico y lo único por lo que abogó la JEP fue para darle todas las garantías, que quedara en libertad y que no lo extraditaran, hasta que la Corte Suprema de Justicia decidió darle trato de congresista y ordenó que debía salir de prisión.

Todo Colombia vio lo que sucedió cuando quedó en libertad; hizo su particular seña de victoria, cobró unos cheques, fue a una citación y en menos de 15 días se voló para sumarse al equipo de líderes guerrilleros prófugos, algo que no tiene presentación.

Mientras el máximo líder político de las Farc, alias ‘Timochenko’, salió a pedirle perdón al país y dijo que los compartimientos de sus compañeros lo avergüenzan, en la JEP no han mostrado el más ápice de vergüenza y creen no tener ninguna responsabilidad en lo sucedido.

Son muchos los que piden la renuncia de Patricia Linares y de los magistrados de la JEP que tuvieron el caso de Santrich en sus manos, pero en realidad se espera que la justicia haga investigaciones en la JEP, porque por lo menos hubo omisión ante el actuar de estos funcionarios que dejaron que este grupo de guerrilleros se conviertan en un peligro para Colombia.