¿Se avecinan cambios en el gabinete de Duque?

Gabinete ivan duque
Foto: Presidencia de la República

Lo cierto es que Duque, en la revisión que ha hecho en las últimas semanas, antes y después de la reunión del cónclave Hatogrande durante tres días, no quedó satisfecho en su totalidad por lo que se ha hecho en varias carteras, por no decir, que en la mayoría.


Confidenciales 360 Radio.

Iván Duque se aproxima a cumplir el primer año como Presidente y hará la tradicional alocución, el discurso ante el Congreso y deberá demostrar qué avances y qué logros ha generado su gobierno.

Duque no tiene el don de la ubicuidad para estar en todos lados. No se puede multiplicar y tener 30 mil oídos para escuchar, o 30 mil manos para escribir todos los consejos, sugerencias y problemas.

El Presidente, en ocasiones, se ha sentido superado por la demanda de los diferentes estamentos, personas y empresas en general, eso se lo ha confiado a algunas personas muy cercanas a él. Cuando admite que se ha sentido superado, no es porque crea que es inferior al puesto, sino porque son demasiados frentes que debe atender. No está contando con el despliegue y las herramientas suficientes para dar respuesta de la manera más expedita y hacer que las cosas funcionen.

El balance legislativo francamente no es bueno, el gabinete ministerial no es conocido ante la opinión pública. El consenso general es que el gobierno Duque no ha logrado mayores éxitos y por el contrario, creen que ha sido prácticamente una extensión del gobierno Santos.

Una de las dificultades que Duque ha tenido, es que cambió evidentemente la forma en la que se relaciona con el Congreso. Pasar de la mermelada full a la mermelada light, tiene sus consecuencias, le generan menos gobernabilidad y esto se traduce en más dificultades.

Duque en su círculo más íntimo ha hecho consultas privadas sobre qué se debería cambiar que no está funcionando y cómo lograr un gobierno mejor conectado con el país; incluso la vicepresidenta Marta Lucia Ramírez, se lo admitió a un medio de comunicación bogotano. Según ella, el gobierno no ha sabido comunicar sus logros y le falta conectarse con la realidad del país. Lo llamativo es que este mismo problema lo tenía Juan Manuel Santos, entonces en algo se está repitiendo la fórmula, que no está funcionando.

Puntualmente, los ministros que se destacan en el gobierno Duque, y que él los tiene con las mejores calificaciones porque han demostrado lealtad, son proactivos, personas que tienen empuje propio y son de quienes menos recibe quejas y problemas son: el ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo; la ministra de Transporte, Ángela María Orozco y la ministra de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Sylvia Constaín.

En mediana escala, no tan bien posicionados pero tampoco en la parte inferior del gabinete, están el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo; el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Valencia y la ministra de Trabajo, Alicia Arango.

Quienes tienen una lupa encima porque en definitiva las cosas en su despacho no van bien, son el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla; aunque tiene toda la confianza de Duque, es un ministro impopular y apático. Algunos creen que la nueva ministra de Justicia, Margarita Cabello, ni siquiera se ha posesionado en el cargo, sin embargo, sigue siendo muy pronto para evaluarla, pues apenas lleva un mes en el cargo. El ministro de Defensa, Guillermo Botero; la ministra de Educación, María Victoria Angulo y la ministra de Cultura Carmen Vásquez Camacho, son otros que están ‘bajo la lupa’.

Iván Duque sigue evaluando perfiles de la mano de McKinsey & Company, multinacional consultora muy destacada, con quien también se apoyó para conformar su primer gabinete. Sería probable que el Presidente esté anunciando en pocas semanas, algunos ajustes o cambios, dentro de su gabinete ministerial.