miércoles, febrero 1, 2023
More

    Se definen los candidatos para la Gobernación de Antioquia

    En este lado de la mesa no existe tanta generosidad de nombres en cuánto a la aspiración se refiere. Hay una lista mucho más concreta, en donde, a falta de nueve meses, la disputa entre la clase política tradicional y una coalición ciudadana y empresarial pelearán la gobernación


    - Advertisement -

    Por: Redacción 360 Radio

    Las pasadas elecciones al congreso, a nivel regional, registraron alianzas poco pragmáticas y previsibles que han tenido efectos soterrados y colaterales que van a influir en las próximas elecciones de octubre. Por ejemplo, aún no se entienden en las huestes políticas de Antioquia que Andrés Julián Rendón haya hecho alianzas para el congreso con el cuestionado Julián Bedoya. 

    Rendón, en su momento, calculó que apoyar a Bedoya podría significarle un apoyo en su campaña a la gobernación de Antioquia en el 2023. Hoy en día Bedoya no solo está firme en su candidatura sino que está conversando con varios protagonistas políticos en la región a los cuales les está notificando de su aspiración de una manera bastante ortodoxa, mostrando su poderío y gran caudal electoral, su cercanía con el petrismo y sus intenciones de poner alcalde en Medellín, en su alianza con Daniel Quintero.

    En la actual administración de Aníbal Gaviria hay un candidato definido: Luis Fernando Suárez que no tendría el mismo apoyo recibido por Gaviria por parte de partidos políticos porque éstos están con Julián Bedoya, no sólo por parte de Carlos Andrés Trujillo sino que también los liberales y la actual administración de Medellín. Una de las primeras cosas que están definidas es que hoy en día Bedoya y Suárez tienen ese primer cara a cara. 

    En tercer lugar aparece Mauricio Tobón, que será posiblemente la llave de Gilberto Tobón. El primero a la Gobernación y el segundo a la Alcaldía. Mauricio tuvo un muy buen desempeño en la pasada elección a nivel regional, por esto quiere no solamente repetir la fórmula que empleó, sino que también mejorarla. Respecto a Bedoya y Tobón, harían una campaña con bastantes cuestionamientos hacia la actual administración de Aníbal Gaviria, poniendo el dedo en la llaga de lo que no se ha hecho en el departamento en los últimos años y desde luego buscar un giro radical en esta elección. 

    Lo cierto es que la Gobernación es un escenario que apetece menos en la opinión pública, del que se conversa mucho menos, sin embargo el nuevo gobernador de Antioquia tendrá un mejor panorama si se compara con el que tuvo Aníbal Gaviria, al cual le ha tocado administrar entre tragedias, pobreza y covid durante los cuatro últimos años, además de situaciones personales de las cuales ha salido adelante pero que le han servido a contradictores políticos suyos, como Esteban Restrepo, para también hacer campaña a la Gobernación. 

    Si bien es cierto que Restrepo está buscando esa aspiración a la Gobernación en la planta noble del ‘Quinterismo’ y de los partidos políticos, es claro que la opción hoy es Julián Bedoya. Sí Bedoya en un momento determinado no pudiese aspirar, se empezaría a impulsar determinadamente el nombre de Esteban Restrepo o de Eugenio Prieto, también líder político en Antioquia. 

    El Centro Democrático no tendría candidato a la gobernación de Antioquia luego de esperar que Paola Holguín se definiera en su aspiración, sin embargo no pasó. Hay una inconformidad con Andrés Julián Rendón al interior del partido, por lo cual no es posible que se le dé el aval. 

    Por su parte, Alfredo Ramos en la búsqueda de la Gobernación de Antioquia considera que tiene unas credenciales en esa aspiración, por lo cual irá por el aval del partido que hace cuatro años lo acompañó en la campaña a la Alcaldía de Medellín.

    ¿Cómo se va a ganar esta gobernación? Primero reteniendo la base del Área Metropolitana que pone gobernador de Antioquia. A pesar de que sean 125 municipios, la Gobernación se gana en 25, no en 100. Una buena alianza a la Alcaldía de Medellín es vital, clave y muy necesario, para que un aspirante a la gobernación saque más de 300 mil votos en Medellín y en el Área Metropolitana preferiblemente saque más de 600 mil, sumando entre unos 200 mil o 300 mil que puede recaudar en los otros municipios del departamento. 

    La lucha que habrá de voto a voto será la siguiente: Julián Bedoya y Carlos Andrés Trujillo son fuertes en los municipios por fuera de esos 25 municipios clave, mientras que Alfredo Ramos, Luis Fernando Suárez y Mauricio Tobón son más contundentes a la hora de buscar votos en el Área Metropolitana pero eso también causará que se dividan más los votos de esta región, y ahí es cuando entran los 100 municipios restantes a decidir quién será el gobernador.

    Lea también: Antioquia dejará de recibir $1.500 millones por renta de exploración minera

    ¿Qué puede pasar? Una posible alianza entre Mauricio Tobón y Julián Bedoya en determinado momento, el segundo adhiriéndose al primero, dejando a Tobón muy perfilado para ser gobernador. El centro democrático no puede dejar solo a Alfredo Ramos, aunque pasa mucho en Antioquia que este partido abandona a sus candidatos para irse con otros, como lo hicieron con Juan Carlos Vélez, Federico Gutiérrez y Carlos Mario Estrada (para irse con Fajardo). 

    Luis Fernando Suárez buscará defender la obra de Aníbal Gaviria, planteando mejorar, corregir y pidiendo las excusas que haya que pedir pero no contará con el apoyo político. En el terreno de lo celestial es lo bueno, porque no hay ningún político cuestionado detrás suyo. Es necesario decir que Suárez tiene buena imagen y recepción en la opinión pública. Sin embargo necesita mejorar en su discurso y figuración. 

    Aníbal Gaviria tiene que hacer una buena gobernación en 2023 para tratar de endosar algo a Suárez pero el peso empresarial, académico, gremial y en el que quizá en Medellín hoy no tiene tanta decisión, sí se va a ir con Luis Fernando Suárez en su mayoría. Otros podrán apoyar a Ramos, dando un 70-30, pero Suárez puede aglutinar el apoyo de las principales compañías, gremios, centros de pensamiento y universidades por una sencilla razón: no quieren apoyar a ninguna clase política, ni a nadie que tenga relación con Daniel Quintero. Eso inclinaría la balanza en ese momento de las elecciones. 

    Con cuatro figuras en la palestra, ¿Cuántos votos se necesitan? Puede haber un gobernador de 700 mil votos, increíblemente. Como también puede que termine siendo una contienda de dos figuras, que eventualmente el Centro Democrático se adhiera a Luis Fernando Suárez o viceversa, Julián  Bedoya haga lo propio con Mauricio Tobón y ahí el ganador tendría que sacar casi 1 millón de votos, siendo una lucha regional y del Área Metropolitana como nunca antes se ha visto.  

    360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

    ¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

    Quiero Ayudar
    spot_img

    En este lado de la mesa no existe tanta generosidad de nombres en cuánto a la aspiración se refiere. Hay una lista mucho más concreta, en donde, a falta de nueve meses, la disputa entre la clase política tradicional y una coalición ciudadana y empresarial pelearán la gobernación


    - Advertisement -

    Por: Redacción 360 Radio

    Las pasadas elecciones al congreso, a nivel regional, registraron alianzas poco pragmáticas y previsibles que han tenido efectos soterrados y colaterales que van a influir en las próximas elecciones de octubre. Por ejemplo, aún no se entienden en las huestes políticas de Antioquia que Andrés Julián Rendón haya hecho alianzas para el congreso con el cuestionado Julián Bedoya. 

    Rendón, en su momento, calculó que apoyar a Bedoya podría significarle un apoyo en su campaña a la gobernación de Antioquia en el 2023. Hoy en día Bedoya no solo está firme en su candidatura sino que está conversando con varios protagonistas políticos en la región a los cuales les está notificando de su aspiración de una manera bastante ortodoxa, mostrando su poderío y gran caudal electoral, su cercanía con el petrismo y sus intenciones de poner alcalde en Medellín, en su alianza con Daniel Quintero.

    En la actual administración de Aníbal Gaviria hay un candidato definido: Luis Fernando Suárez que no tendría el mismo apoyo recibido por Gaviria por parte de partidos políticos porque éstos están con Julián Bedoya, no sólo por parte de Carlos Andrés Trujillo sino que también los liberales y la actual administración de Medellín. Una de las primeras cosas que están definidas es que hoy en día Bedoya y Suárez tienen ese primer cara a cara. 

    En tercer lugar aparece Mauricio Tobón, que será posiblemente la llave de Gilberto Tobón. El primero a la Gobernación y el segundo a la Alcaldía. Mauricio tuvo un muy buen desempeño en la pasada elección a nivel regional, por esto quiere no solamente repetir la fórmula que empleó, sino que también mejorarla. Respecto a Bedoya y Tobón, harían una campaña con bastantes cuestionamientos hacia la actual administración de Aníbal Gaviria, poniendo el dedo en la llaga de lo que no se ha hecho en el departamento en los últimos años y desde luego buscar un giro radical en esta elección. 

    Lo cierto es que la Gobernación es un escenario que apetece menos en la opinión pública, del que se conversa mucho menos, sin embargo el nuevo gobernador de Antioquia tendrá un mejor panorama si se compara con el que tuvo Aníbal Gaviria, al cual le ha tocado administrar entre tragedias, pobreza y covid durante los cuatro últimos años, además de situaciones personales de las cuales ha salido adelante pero que le han servido a contradictores políticos suyos, como Esteban Restrepo, para también hacer campaña a la Gobernación. 

    Si bien es cierto que Restrepo está buscando esa aspiración a la Gobernación en la planta noble del ‘Quinterismo’ y de los partidos políticos, es claro que la opción hoy es Julián Bedoya. Sí Bedoya en un momento determinado no pudiese aspirar, se empezaría a impulsar determinadamente el nombre de Esteban Restrepo o de Eugenio Prieto, también líder político en Antioquia. 

    El Centro Democrático no tendría candidato a la gobernación de Antioquia luego de esperar que Paola Holguín se definiera en su aspiración, sin embargo no pasó. Hay una inconformidad con Andrés Julián Rendón al interior del partido, por lo cual no es posible que se le dé el aval. 

    Por su parte, Alfredo Ramos en la búsqueda de la Gobernación de Antioquia considera que tiene unas credenciales en esa aspiración, por lo cual irá por el aval del partido que hace cuatro años lo acompañó en la campaña a la Alcaldía de Medellín.

    ¿Cómo se va a ganar esta gobernación? Primero reteniendo la base del Área Metropolitana que pone gobernador de Antioquia. A pesar de que sean 125 municipios, la Gobernación se gana en 25, no en 100. Una buena alianza a la Alcaldía de Medellín es vital, clave y muy necesario, para que un aspirante a la gobernación saque más de 300 mil votos en Medellín y en el Área Metropolitana preferiblemente saque más de 600 mil, sumando entre unos 200 mil o 300 mil que puede recaudar en los otros municipios del departamento. 

    La lucha que habrá de voto a voto será la siguiente: Julián Bedoya y Carlos Andrés Trujillo son fuertes en los municipios por fuera de esos 25 municipios clave, mientras que Alfredo Ramos, Luis Fernando Suárez y Mauricio Tobón son más contundentes a la hora de buscar votos en el Área Metropolitana pero eso también causará que se dividan más los votos de esta región, y ahí es cuando entran los 100 municipios restantes a decidir quién será el gobernador.

    Lea también: Antioquia dejará de recibir $1.500 millones por renta de exploración minera

    ¿Qué puede pasar? Una posible alianza entre Mauricio Tobón y Julián Bedoya en determinado momento, el segundo adhiriéndose al primero, dejando a Tobón muy perfilado para ser gobernador. El centro democrático no puede dejar solo a Alfredo Ramos, aunque pasa mucho en Antioquia que este partido abandona a sus candidatos para irse con otros, como lo hicieron con Juan Carlos Vélez, Federico Gutiérrez y Carlos Mario Estrada (para irse con Fajardo). 

    Luis Fernando Suárez buscará defender la obra de Aníbal Gaviria, planteando mejorar, corregir y pidiendo las excusas que haya que pedir pero no contará con el apoyo político. En el terreno de lo celestial es lo bueno, porque no hay ningún político cuestionado detrás suyo. Es necesario decir que Suárez tiene buena imagen y recepción en la opinión pública. Sin embargo necesita mejorar en su discurso y figuración. 

    Aníbal Gaviria tiene que hacer una buena gobernación en 2023 para tratar de endosar algo a Suárez pero el peso empresarial, académico, gremial y en el que quizá en Medellín hoy no tiene tanta decisión, sí se va a ir con Luis Fernando Suárez en su mayoría. Otros podrán apoyar a Ramos, dando un 70-30, pero Suárez puede aglutinar el apoyo de las principales compañías, gremios, centros de pensamiento y universidades por una sencilla razón: no quieren apoyar a ninguna clase política, ni a nadie que tenga relación con Daniel Quintero. Eso inclinaría la balanza en ese momento de las elecciones. 

    Con cuatro figuras en la palestra, ¿Cuántos votos se necesitan? Puede haber un gobernador de 700 mil votos, increíblemente. Como también puede que termine siendo una contienda de dos figuras, que eventualmente el Centro Democrático se adhiera a Luis Fernando Suárez o viceversa, Julián  Bedoya haga lo propio con Mauricio Tobón y ahí el ganador tendría que sacar casi 1 millón de votos, siendo una lucha regional y del Área Metropolitana como nunca antes se ha visto.  

    Ultimos articulos

    Lo más leido

    Mantente al día con las noticias

    de Colombia y el Mundo, de la mano de

    360 Radio Colombia

    Suscríbete a nuestro Newsletter

    Correo electrónico