“Si era tan peligroso coger esa carretera, ¿por qué me quitaron los escoltas?”, Ingrid Betancourt

Foto: Twitter/@JEP_Colombia

“Este no es el relato de una retención ilegal, es el relato de mi descenso al infierno”. Así inició la entrega del informe mixto por parte de Ingrid Betancourt a la Jep.


Por: Redacción 360 Radio

Este miércoles fue el turno para que Ingrid Betancourt, excandidata presidencial, entregara el informe detallado de los seis años de cautiverio, en el marco del caso 001 establecido por la Jep.

La sesión se desarrolló a través de una videoconferencia en la que Betancourt relató varias de las incógnitas que aún no son claras frente a los hechos que ocurrieron antes de su secuestro y “el infierno” que vivió durante el mismo.

“Si era tan peligroso coger esa carretera, ¿por qué me quitaron los escoltas? ¿Por qué ordenaron que nadie podía ir conmigo? Si hubieran buscado proteger mi vida la orden hubiera sido que nadie pasa ese retén, pero la orden fue ‘los escoltas se quedan e Ingrid hace lo que quiera’”, señaló.

Procedió a narrar lo vivido durante el secuestro y varias de las secuelas que quedaron como resultado del mismo. “El 23 de febrero del 2002 empieza mi descenso al infierno”, dijo la excongresista quien en medio de las lágrimas recordó cómo un mes después de su secuestro su padre falleció. “Las Farc no son responsables de la muerte de mi padre, pero sí de su calvario”, manifestó.

Durante aproximadamente dos horas, narró algunos de los hechos que más la marcaron durante su secuestro en manos de la exguerrilla de las Farc. “Nos prohibían que tendiéramos la ropa al sol para ponérnosla mojada, o mentirnos y decirnos: vamos a la libertad, para que camináramos más rápido en una marcha. O ponernos apodos burlones, insultantes, ‘perra’, ‘ganado’, ‘paquete’, ‘carga’. Y nosotros luchando para convencernos de que seguíamos siendo seres humanos dignos de respeto”, contó Betancourt.

Finalmente, Ingrid respondió varias preguntas realizadas por los magistrados integrantes de la Jep, y finalizó diciendo, “he compartido la sed de logar la paz. Pero después de tantos años y esfuerzos por perdonar, hay cosas hechas por individuos o por las FARC con las cuales jamás podré reconciliarme”.

Hasta el próximo 8 de noviembre la sala de Reconocimiento de Verdad de la JEP recibirá los informes de los años de secuestro del que fueron víctimas varios políticos que la entonces guerrilla de las Farc pretendía hacer parte de un canje por guerrilleros presos.