Telefónica logró respaldo de entidades bancarias para fusión O2-Virgin

Por: Redacción 360 Radio


La fusión de O2 y Virgin Media, que son filiales de Telefónica y Liberty Global en el Reino Unido, ha estado obteniendo un fuerte respaldo por parte de la banca internacional, que acudió a la invitación para participar en la línea de crédito de 4.000 millones de libras, unos 4.500 millones de euros.

El dinero será destinado a financiar la operación que será suscrita inicialmente por O2 y después, traspasada a la entidad fusionada.

Los asesores de la fusión, Citi y JPMorgan son a su vez los bancos de inversión encargados de asegurar y coordinar el crédito sindicado. Se pudo establecer que diferentes fuentes financieras se han ofrecido a participar en un total de 35 bancos internacionales, entre los que se encuentran Banco Santander, BBVA y CaixaBank de España; y BNP Paribas, Goldman Sachs, Morgan Stanley o Société Générale, que son extranjeros.

La propuesta hecha por Citi y JPMorgan a las distintas entidades es que cada una de ellas aportara 250 millones de libras (280 millones de euros) y el plazo para formular peticiones de entrada en el sindicato vence este viernes, indicó Expansión.

Está previsto que el acuerdo se firme el 28 de este mes. El interés por participar en el préstamo está siendo máximo por lo que habrá sobresuscripción y prorrateo de los fondos que compromete cada entidad.

“Seguro que todos los bancos van a querer participar”, afirmó hace algunos días uno de los banqueros de la inversión, mientras que otras fuentes explicaban que formar parte de la operación abre a las entidades financieras participantes una vía de negocio a futuro con la compañía resultante de la fusión de O2 y Virgin Media, sea en refinanciación, nuevas emisiones en el mercado de capitales o de cara a una eventual salida a Bolsa, una posibilidad prevista a partir del tercer año de la integración.

Tras la prorrata, algunos de los participantes estiman que el riesgo que sumirán los bancos se sitúe entre los 100 y 150 millones de libras cada uno, en función de las entidades que finalmente se suman a la operación y presenten una oferta.