“Tenemos toda la fortaleza para ganar la Gobernación de Antioquia”, Wilson Gómez

El precandidato a la Gobernación de Antioquia compite con Andrés Guerra por ser el único representante del Centro Democrático para las elecciones del próximo 27 de octubre. Gómez señaló también: “Me cabe el departamento en la cabeza. Tengo las ideas, propuestas y diagnósticos. Yo conozco las necesidades de la gente, las he vivido”.

360 Radio: ¿Qué balance hace de estos tres años y tres meses en la Asamblea Departamental de Antioquia como diputado?

Wilson Gómez: Puedo decir que he tenido una experiencia maravillosa. He hecho muchas cosas que quería hacer desde antes de llegar a la Asamblea, y creo que el trabajo social que se ha hecho desde allí ha sido muy bueno. Hoy ser el único diputado que tiene un proyecto detonante en el desarrollo es bien importante, que es defensa y garantías de los derechos de los niños, adolescentes y jóvenes del departamento, algo que lo hablamos aquí en esta emisora antes de llegar a la Asamblea, que era lo que yo tenía en mente y lo pude lograr en el primer trimestre del Gobierno de Luis Pérez al incorporarlo.

Hacerle control político al tema de la alimentación escolar fue muy bueno. El primer año se le hizo un control brutal, pues sacamos tres empresas criminales que se estaban robando la plata de la alimentación de los niños fue uno de los grandes logros en mi carrera como diputado; esta gente no está contratando con el Estado en este momento y hubo sanciones económicas pero infortunadamente no hubo sanciones penales porque para mí deberían estar en la cárcel, pues quien se roba los recursos de los niños es un criminal para mí, aunque es cierto que ya no están en el mercado, salieron.

Fue positivo presentar ordenanzas como jueces de paz, que es de mi autoría y de la cual fui ponente, ordenanzas de alimentación escolar, de las escuelas del deporte, el día del deportista, de José María Córdova, es decir, han sido unas ordenanzas bien interesantes e importantes para el departamento y es consecuente y coherente con el trabajo que vengo haciendo durante toda mi vida como médico.

360: Usted ha decidido aspirar a la Gobernación de Antioquia y buscar el aval de su partido, el Centro Democrático. ¿Qué opina de la actualidad del departamento antioqueño en temas sociales, económicos y de infraestructura?

W.G.: Yo soy de grandes retos. A mí no me gustan las cosas fáciles. Llego a la Asamblea de una forma diferente, retando esas posibilidades y pude lograr ese objetivo. Ahora aspiro a la Gobernación de Antioquia. Y Antioquia es más que Hidroituango, más que la FLA, más que Savia Salud, más que el Ferrocarril; Antioquia es una tierra muy hermosa y pujante, a nosotros no nos queda grande ningún reto, ni a mí ni a los antioqueños.

Hidroituango no me preocupa. Aunque las finanzas del departamento no son las mejores, se han recuperado, el IDEA se ha recuperado. Recibimos una deuda de 600 mil millones de pesos tras el Gobierno de Luis Alfredo Ramos, la cual era muy manejable para un departamento de categoría especial como Antioquia, luego pasó a 1.2 billones de pesos tras la salida de Sergio Fajardo, y en este Gobierno está en alrededor de 1.4 billones de pesos, es decir, 200 mil millones de deuda más, en un poco más de tres años, es manejable. Todavía tenemos capacidad de endeudamiento relativamente grande, entre los 500 mil y 600 mil millones lo podemos tener con la banca.

Hidroituango está asegurada, nosotros no podemos depender de algo que nunca hemos tenido. Antioquia ha vivido sin este proyecto y lo puede seguir haciendo. Aunque Hidroituango va a funcionar y a empezar a producir energía y dinero para las arcas del departamento, pero tenemos que buscar otras alternativas de ingreso, no nos podemos quedar pegados llorando sobre la leche derramada, ya lo que pasó, pasó. Vamos a tomar medidas y a esperar a los entes de control qué decisión toman, y si hay culpables pues tendrán que responder.

Hoy a EPM le han ingresado unos recursos para la banca privada, son 750 millones de dólares de un banco extranjero y 1 billón de pesos de un banco muy reconocido del país, entonces eso fortalece mucho a EPM y con toda seguridad no va a ir al traste el proyecto por ese lado.

La FLA tiene dificultades. Necesitamos fortalecerla en eficacia y eficiencia. Hoy la FLA está trabajando a un 29 por ciento de eficiencia con 300 empleados, y lo comparo con EPM para entender, pues esta empresa, con más de 20 mil empleados, genera unos 11 billones de pesos en recursos y transfiere al municipio de Medellín 1.4 billones de pesos; la FLA tiene esos 300 empleados que trabajan menos de la mitad, tiene ventas por 1.3 billones y transfiere al departamento para salud y educación 900 mil millones de pesos. Es decir, es más rentable la FLA que EPM, y trabaja con un 29 por ciento de eficiencia. 

En este sentido, tenemos que buscar otros mercados como el internacional y falta más comercialización de nuestro producto a ese nivel. Falta empezar a buscar maquila, pues podemos maquilarle a otras licoreras del país, la FLA está parada más de la mitad del tiempo porque con la producción que tenemos es suficiente para abastecer el mercado que tenemos actualmente.

Por otro lado, hay que salvar a Savia Salud, tiene que haber voluntad política. No se puede liquidar Savia, en mi cabeza no cabe esa posibilidad. Son 1 millón 700 mil usuarios que son los más vulnerables del departamento, es decir, de 2 millones 300 mil personas del régimen subsidiado, que son los que tienen más vulnerabilidad o los más pobres, ese millón 700 mil están en Savia. Si nosotros liquidamos a Savia qué vamos a hacer con esos usuarios. No es fácil que los recursos los reciba otra EPS, eso sería un caos total y quebraría tanto al sistema público como al privado con toda seguridad por la deuda que se tiene.

Es por esto que necesitamos que el Gobierno Nacional se comprometa y que capitalice, y que se comprometan en ese mismo sentido tanto el departamento de Antioquia como el municipio de Medellín. Con esos tres que se comprometan a invertir dinero en Savia con toda seguridad que esto se salva. Hoy hay un gerente muy bueno que está haciendo las cosas bien.

360: Ahora en cuanto a lo político. ¿Se ha sentido cómodo con el proceso que estableció su partido para la elección del candidato?

W.G.: Ha sido un proceso bien bonito. Estos 10 foros de 11 (el próximo es este sábado 23 de marzo en el centro comercial San Diego en el piso 11). Ha dinamizado la política. Hoy el Centro Democrático está poniendo las condiciones, está dando de qué hablar y es el único partido que se está moviendo en Antioquia. Esta dinamización permite que tanto el partido como sus militantes participen en este proceso democrático y el partido permitió que en una precandidatura, no común en Colombia, se muestren los precandidatos y hablen de sus propuestas. Eso fortalece al partido.

El candidato que salga de esta encuesta abierta entre Andrés Guerra y Wilson Gómez para mí debe ir hasta el 27 de octubre.

360: Permítanos interrumpirlo. Pareciera que a veces el Centro Democrático se contaminara de la política tradicional, ¿usted ha sentido esto? Algunos congresistas de esta colectividad apoyan a otros candidatos de otros partidos.

W.G.: Yo no he visto que congresistas o corporados estén apoyando a otros candidatos. Ha habido acompañamiento en los foros, no de todos los congresistas, diputados y concejales pero sí siento que ha habido acompañamiento y participación. Los foros de alcaldía y talleres que está haciendo el presidente Uribe con los precandidatos en las regiones, tanto a Concejo como a la Alcaldía, también permite que los congresistas se dispersen; veo que hay muchos compromisos y no pueden estar en todo, pero sí ha habido acompañamiento.

360: Si gana el aval del Centro Democrático y se enfrente a candidatos como Mauricio Tobón, Iván Mauricio Pérez y si así lo define Aníbal Gaviria Correa, ¿iría hasta el 27 de octubre?

W.G.: Sí, hasta el 27 de octubre. Yo no comparto la idea de hacer una consulta interpartidista. Bienvenidas las alianzas, las coaliciones, esto no se gana solo, pero no me parece la consulta porque el Centro Democrático es un partido fuerte, tiene presidente de la República y expresidente del país, tiene la bancada mayoritaria en el Congreso, en la Asamblea Departamental de Antioquia, en el Concejo de Medellín, que sacó en las últimas elecciones a Presidencia más de 1 millón 900 mil votos, entre otras cosas. Tenemos toda la fortaleza para ganar la Gobernación de Antioquia, y someter al partido a una consulta interpartidista no me parece que sea lo correcto, nosotros tenemos que llegar con logo y con candidato propio a las elecciones del 27 de octubre. Centro Democrático tiene poder y tiene con qué.

360: Una invitación a que lo apoyen los ciudadanos que sean encuestados

W.G.: Wilson Gómez es un Médico y Cirujano de la Universidad de Antioquia, un pediatra de la Universidad de Barcelona, con formación en Gobierno Público, Finanzas Públicas, Estatuto Orgánico del Presupuesto, Resolución de Conflictos, Nutrición Infantil y del Adulto, actualmente estoy haciendo una especialización en Gerencia Pública en la Universidad Pontificia Bolivariana, llevo más de 15 años trabajando por este departamento, haciendo labor social, construyendo familias desde los principios y valores.

Yo no llevo 15 años recorriendo el departamento haciendo campaña política. Llevo 15 años llevando salud, desarrollo y bienestar a las comunidades más necesitadas. Como miembro y pediatra en la Fuerza Aérea Colombiana es lo que hago y lo que quiero seguir haciendo en el departamento. Ya lo he demostrado en la Asamblea, he demostrado también talante, carácter y fortaleza, y lo que quiero seguir haciendo por este departamento desde la Gobernación de Antioquia.

Me cabe el departamento en la cabeza. Tengo las ideas, propuestas y diagnósticos. Yo hago una analogía, y es que como médico si no existe un buen diagnóstico no se puede hacer un buen tratamiento. La clave está en saber cuáles son las necesidades reales que tiene la gente. Yo conozco las necesidades de la gente, las he vivido. Yo no vengo de familia política ni adinerada, yo vengo del pueblo, yo soy de Amalfi, vengo de una familia campesina hijo de un minero y una enfermera de pueblo, y eso me ha permitido en toda mi trayectoria conocer, padecer y vivir realmente las necesidades.

Este departamento necesita un gobernante que tenga sensibilidad social, que le quepa el departamento en la cabeza, que sepa exactamente qué necesita y que le duela el pueblo. A mí me cabe el departamento en la cabeza y todos los antioqueños me caben en el corazón.