Totalitarismo

Son claros y pronunciados los intentos de líderes políticos, elegidos democráticamente, querer el totalitarismo y acaparar todo el poder bajo sus manos

Compartir

Ante los ataques de bots, de bodegas, de los cuales son víctimas los medios de comunicación, cuando el medio cumple su función en estricto cumplimiento de sumisión, tienen que informar, analizar, detallar y, en algunos casos, presentar unas posturas bajo editoriales, resulta penoso tener que modular y cómo no decirlo, ocultar, autocensurar nombres de personas que hoy ostentan el poder, porque es tanta, precisamente, sus ansias totalitarias que no admiten, no contemplan que exista una mínima diferencia, una discrepancia en medio del ejercicio de un gobierno.

Vemos con extremada preocupación y queremos dejar sentado de una vez por todas, un signo de alarma, de que hoy sistemáticamente hay gobiernos que están atacando, por activa y pasiva, a medios de comunicación tanto regulatoriamente, financieramente, cibernéticamente y políticamente, y esto ya lo vimos. Ya sabemos cómo termina y es sumamente delicado que esto haga parte de un plan de políticos inescrupulosos, miedosos en su interior, muy cobardes por querer ejercer un control de cada una de las instancias que le puedan suponer, en determinado momento, una amenaza o, por lo menos, que le puedan plantear una pregunta, que la hagan un cuestionamiento. Quieren tomarse las Cortes, quieren tomarse el Congreso, quieren tomarse los Consejos, las Asambleas, las contralorías, las personerías, las fiscalías, quieren tomarse absolutamente todo, y eso se llama totalitarismo, que irónicamente muchos de ellos tildan a sus enemigos de fascistas, cuando no hay nada más fascista que el totalitarismo, eso que están ejerciendo ellos hoy en día.

Que no quepa duda de que esto es solo el comienzo de una campaña que se extiende hasta poder controlar, intervenir y bloquear el más mínimo pensamiento de un ciudadano, de un colectivo, de una comunidad, de una empresa. Quieren controlar todo, y nos tienen vigilados, y nos tienen robots listos para atacarnos, para espiarnos, para extorsionarnos.

Le puede interesar:  Revelan fecha de apertura de primera tienda de Juan Valdez en Dubái

No somos exagerados al escribir este editorial; tenemos hechos contundentes que nos permiten afirmar y sentar estas líneas, que esperamos sirvan más que de reflexión, de prevención. Porque si nosotros como sociedad esperamos que no pase nada, que todo se autorregule o que simplemente pues son hechos aislados, puede que el lobo nos termine comiendo, puede que el lobo nos termine acechando sin mayor precaución por parte de nosotros.

El totalitarismo, insistimos, es quizás una de las amenazas más grandes que se cierne sobre un sistema democrático. La democracia, más allá del poder, la voz y la voluntad del pueblo, también contempla un equilibrio de poderes, una distribución equitativa de la toma de decisiones; por eso no estamos en una autocracia, no estamos en una dictadura, no estamos en un regimen tiranico.

En una democracia y en un sistema de pesos y contrapesos, los cuales deberían ser respetados, y a nivel de justicia, sí que más, la independencia de poderes debe respetarse por encima de todo, y se debe respetar su autonomía para tomar sus decisiones.

Es inconcebible que desde el ejecutivo se planteen marchas con recursos públicos para presionar a la rama judicial a tomar las decisiones que el ejecutivo quiera que se tomen. Si se cede ante una clase de chantaje como ese, no estamos muy lejos de que la justicia se termine de politizar completamente y termine mandando a la cárcel a las personas que piensan distinto al gobierno de turno.

Realmente, Colombia debe entender que prender las alarmas, ser vigilantes, cuestionar, preguntar, ser incómodos para el poder no es malo; es realmente beneficioso ante los ánimos expansionistas totalitarios que hoy atentan contra la democracia y el bienestar de Colombia.

Le puede interesar:  Reforma laboral: jornada laboral nocturna comenzará a las 7 de la noche

Lea también: Cementos Argos anuncia nueva oferta de readquisición de acciones por $40.000 millones

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]