-Publicidad-
Inicio Economía Colombia La turbulencia aérea en Colombia: crisis, alianzas, monopolios en el mercado, ¿y...

La turbulencia aérea en Colombia: crisis, alianzas, monopolios en el mercado, ¿y los pasajeros?

-Publicidad-

El acuerdo entre Avianca y Vivar Air vislumbra un panorama de incertidumbre para la industria aérea en Colombia partiendo de la competencia entre aerolíneas y las opciones que los pasajeros podrán tomar a la hora de viajar.


Por: Redacción 360 Radio

El más reciente anuncio de Avianca y Viva Air de firma de acuerdo para pertenecer a un mismo grupo empresarial significa la consecución del 65% del mercado de los pasajeros aéreos en Colombia, lo que directamente reparte  estrecho margen de operación del 35% a las demás aerolíneas del país como Latam, EasyFly, Satena, Wingo y Ultra Air.

Si nos situamos en el año 2012, momento el que Viva Air inicia operaciones en el país, la situación era crítica para las personas que deseaban utilizar la aviación como medio de transporte. Para la época, Avianca y LAN (hoy Latam Airlines) controlaban gran parte del mercado aéreo con tiquetes que rondaban entre los 200 mil y 300 mil pesos colombianos en trayectos como Bogotá – Medellín, Bogotá – Cali, Medellín – Cali, entre otros.

La llegada de Viva Air estuvo acompañada de una buena filosofía ‘Low Cost’ que permitió a miles de personas subirse a un avión por primera vez, conocer el mar, visitar a familiares en otras ciudades, entre otras actividades por un valor promedio de 75 mil pesos en los tiquetes. En 2017 con la venta de la aerolínea a nuevos dueños, se adquirió una flota de 50 aviones para fortalecer las rutas y destinos a nivel nacional e internacional.

Sin embargo, para 2020 la pandemia dio un giro radical en el comportamiento económico de las aerolíneas en Colombia que se vieron perjudicadas altamente. La no operación desde abril hasta septiembre de 2020 causó grandes daños que produjeron acciones poco vistas por las aerolíneas como la conocida ‘guerra de tiquetes’ en la que las aerolíneas comenzaron a vender tiquetes cerca de los 30.000 para incentivar los viajes a nivel nacional y otros precios más asequibles a nivel internacional.

Los anuncios de más rutas, más vuelos y nuevas categorías de viaje de toda la industria han puesto a que cada una de las aerolíneas ajusten sus estrategias comerciales y de operación para no perder terreno precisamente en esta recuperación. Sin embargo, Avianca ha bajado su participación de mercado de 50% a 40%, mientras que Viva Air y Latam, la han aumentado. 

LEER TAMIBÉN: Oficial: Avianca y Viva Air firman acuerdo para ser parte de un mismo grupo empresarial

El particular caso de Avianca

La pandemia terminó de golpear la crisis que la aerolínea vivía en los últimos años. El 10 de mayo de 2020 Avianca se presentó de manera voluntaria bajo el Capítulo 11 del Código de Quiebras de los Estados Unidos en el Tribunal de Bancarrota de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York. Seis meses después, en octubre, anunció que recibió la aprobación de la Corte para acceder a su financiamiento de deudores por un total de 2.000 millones de dólares, que incluían cerca de 1.200 millones para respaldar operaciones del curso de Avianca.

En Agosto de 2021, Avianca recibe a aprobación del Tribunal por 1.6 mil millones en financiamiento para salir del Capítulo 11. En noviembre logra su Plan de Reorganización y en diciembre de 2021 completó el proceso para salir del Capítulo 11.

Desde ese momento comenzó una serie de acciones que ajustaron sus productos y servicios para ser nuevamente competitivos en un mercado en el que Latam y Viva Air tomaron mucha fuerza: precios más bajos, ampliación de rutas, cambios en las sillas de las flotas divididos en categorías (Premium, Plus y Economy) accediendo oficialmente a la modalidad de ‘Low Cost’ que ha sido criticada por los usuarios, acostumbrados a un mejor servicio.

Expertos en aviación consultados por este medio entregaron su análisis del negocio pactado entre Avianca y Viva Air: “Es una jugada estratégica brutal, acaban de tomar el control de la movilidad en Colombia y le quitan muchas posibilidades de competencia a los que puedan llegar a existir. Con relación a EasyFly le dan un golpe de crecimiento, pero con su tipo de aviones tiene margen de movimiento, pero solo le toca los espacios pequeños como Manizales, Ibagué, Armenia, Medellín, Tolú, Paipa, entre otros”.

Todo este proceso que tuvo Avianca deja la inquietud y llama la atención de sus intenciones en el mercado. Pasó una crisis económica en la que hasta involucró al Gobierno de Colombia, cuenta con la flota de aeronaves más alta del país, amplía rutas y en las últimas horas anuncia la compra de una de sus competencias en el mercado para seguir dominando y monopolizando las operaciones aéreas comerciales como sucedió antes de la llegada de Viva Air.

Ahora, el problema queda en las demás aerolíneas para afrontar esta unión y ser competitivos en el mercado de pasajeros. Pero también, qué tan beneficiados o perjudicados se verán los pasajeros al ser los principales consumidores de los productos que hoy serán controlados en un 65% por una misma empresa.

-Publicidad-
Salir de la versión móvil